Tecnología 27/02/2018 - 9:35 a.m. martes 27 de febrero de 2018

Supremo alemán: Google no debe borrar a priori resultados que lesionen honor

Según la justicia alemana exigir una revisión a priori pondría seriamente en peligro la existencia de los buscadores como modelo de negocio

Pie de foto. / Shutterstock
Shutterstock

Pie de foto.

EFE
online@laestrella.com.pa

El Tribunal Supremo alemán falló hoy en contra de una pareja que exigía que Google eliminase de forma preventiva de entre los resultados de una búsqueda los contenidos que considera que dañan su derecho al honor.

La sala sexta de lo civil del Supremo asegura en su sentencia, que es firme, que "un buscador de internet no está obligado, antes de mostrar los resultados de una búsqueda, a asegurarse de que esos contenidos no contienen violaciones del derecho al honor".

"No se puede razonablemente esperar de ellos que se aseguren de que los contenidos encontrados por los programas de búsqueda han sido subidos a internet conforme a derecho antes de hacerlos visibles", argumenta el fallo.

Exigir una revisión a priori de todos los contenidos antes de que puedan aparecer en una búsqueda pondría "seriamente en peligro la existencia de los buscadores como modelo de negocio, que han sido aprobados por el orden jurídico y son socialmente deseables".

Sin estas máquinas de búsqueda, se añade en el texto, internet no podría ser aprovechada dada la "inundación de datos, ya no asumible para el individuo". El Supremo alemán considera además que el operador de un buscador de internet sólo debe reaccionar una vez que tenga conocimiento a través de un "indicio concreto" de una violación del derecho al honor "pública y reconocible a primera vista", algo que estima que no se da en este caso.

Asimismo el tribunal recuerda que Google en este caso y los buscadores en general no son los propietarios de los contenidos, ya que sólo los hacen visibles y accesibles.

Los querellantes, que ya habían visto rechazadas sus demandas en dos instancias previas, son un matrimonio de informáticos que había sido difamados e insultados por miembros de un foro de internet, enemistado con otro foro que ellos habían contribuido técnicamente a poner en marcha. Los contenidos que recogía Google en su búsqueda calificaban a la pareja -que era ajena a la disputa entre los foros- de "lameculos", "acosadores", "criminales", "villanos", "terroristas" y "banda". 

comments powered by Disqus