Tecnología 18/12/2016 - 12:00 a.m. domingo 18 de diciembre de 2016

Disciplina vs inteligencia

¿Cómo nos afecta que nuestra sociedad crea que planificar y hacer son opuestos? hay pistas por todos lados.

  /

Pedro Colmenares
pedro@colmenares.biz

Los japoneses tienen un dicho que aplica a este tema: ‘con el tiempo la disciplina vencerá a la inteligencia'.

El líder más inteligente, carismático y creativo, no logrará sus objetivos a menos que consiga armar a su alrededor un equipo dedicado, meticuloso y detallista. Además, de poder crear un plan que todos puedan seguir, apoyar y adaptar.

Ser creativo o ser innovador no es lo mismo que ser un improvisado. La gente tiende a confundir estos conceptos, lo cual genera una distorsión sobre la que quiero hacer mis comentarios en este espacio.

Lo que nos convirtió, para bien o para mal, en la especie dominante en este planeta, es nuestra capacidad de coordinarnos, planificar y trabajar en equipo.

He escuchado muchas veces tanto en el sector privado como en el público, a los líderes diciendo cosas como: ‘a mí eso de planificar no me gusta, yo soy un líder de acción, de hacer'.

El concepto subyacente a esta aseveración es el que ‘planificar' es lo opuesto a ‘hacer', idea tan arraigada y extendida que ha logrado meternos en una espiral de improvisación y falta de orden que nos tiene donde estamos.

Tener la capacidad de juntar la información disponible, analizarla y luego crear un plan de acción, para después probarlo y hacerle los ajustes del caso hasta que las cosas funcionen, es lo que hace que la ciencia avance y las sociedades mejoren, y si encima somos capaces de documentar lo que hicimos, estaremos creando además conocimiento para quienes nos precedan.

¿Cómo nos afecta que nuestra sociedad crea que planificar y hacer son opuestos? hay pistas por todos lados.

Si vemos una empresa invirtiendo en tecnología, pero no en las personas que van a usarlas, o cuando pensamos que las cosa deben cambiar, pero no queremos cambiar nosotros, podemos ver las pruebas de lo que nos pasa como sociedad, cuando creemos que planificar es mala palabra.

Debemos darle al estudio, la planificación y la ejecución su justo espacio, sólo así comenzaremos a ver el rumbo cambiar.

comments powered by Disqus