Tecnología 26/12/2017 - 12:00 a.m. martes 26 de diciembre de 2017

Un cafecito para el 2018

Mucha buena vibra para el 2018, un mundo nuevo nos espera allí

Pedro Colmenares
pedro@colmenares.biz

Aquí estoy de nuevo sentado pensando en lo que viene para el próximo año, esta es mi sexta vez en este medio, ya son seis años compartiendo algunas ideas con ustedes, les agradezco su paciencia y mensajes en las redes.

Es ya tradición para mí el usar esta nota, la última del año, para tratar de visualizar lo que se viene en materia de innovación, modelos de negocio y emprendimiento para el próximo año.

Veo que por fin los cambios globales estarán llegando a nuestras costas, este año me enteré de empresas locales que usan bots (robots de software ) en atención al cliente, imagino que la tendencia seguirá en el 2018. Estoy viendo también muchos emprendedores locales jóvenes que están viajando a otros países de Latinoamérica. Esta mezcla será positiva para el ambiente local y generará sinergias que impactarán positivamente en el ecosistema local.

Los retos que están teniendo los negocios de retail van a impulsar un nuevo grupo de startups relacionados, creo que lo importante será que logren generar valor real más allá de nuestras fronteras, la competencia en el mundo de hoy es global y en este tipo de negocios la cosa es mas fuerte aún.

Las criptomonedas también se han vuelto tema de conversación local, ya hay personas tomándoselas más en serio, creo que aún falta tiempo para que sean algo grande en el ámbito local, pero el solo hecho de lograr que las personas indicadas comiencen a pensar distinto y se abran a otras opciones, es en sí mismo algo muy positivo.

En varias reuniones de diferentes grupos he escuchado la idea del cambio, todos piensan en la necesidad de que pase algo, de buscar nuevas opciones. Siempre he sostenido que a la hora de innovar no funciona el traer cosas de afuera sin ningún contexto; creo que este año que viene se van a ver más personas creando soluciones locales, se necesita la capacidad de escuchar lo que pasa a nuestro alrededor y plantear opciones nuevas.

Veo en las generaciones más jóvenes un afán por intentar, todos como sociedad debemos generar espacios para que estos intentos se conviertan en proyectos que impulsen el crecimiento real que tanto necesitamos en el ecosistema local.

Al final yo soy un firme creyente de la frase de Peter Drucker ‘la mejor forma de predecir el futuro es creándolo', por eso yo los invito, mis estimados lectores, a lanzarse de frente a la cocreación de 2018; necesitamos innovadores en todas partes, en el gobierno, en la empresa, en la universidad, en los barrios... solo así lograremos encontrar esas soluciones que tanto nos están haciendo falta.

La invitación es a comenzar por no hacer lo mismo del 2017, debemos atrevernos a hacer eso que solo pensamos y que no fuimos capaces de intentar, solo así lograremos esos resultados diferentes que estamos buscando. Mucha buena vibra para el 2018, un mundo nuevo nos espera allí.

COLUMNISTA

comments powered by Disqus