Salud 25/10/2017 - 2:22 p.m. miércoles 25 de octubre de 2017

Medicamentos mejoran calidad de vida de pacientes con esquizofrenia

Gracias a los avances en los tratamientos se puede controlar los síntomas de la enfermedad y el paciente puede desarrollar una vida normal

Pacientes pueden optar por medicamentos oral o inyectables. / Crédito
Crédito

Pacientes pueden optar por medicamentos oral o inyectables.

Keila E. Rojas L.
krojas@laestrella.com.pa

Familiares y pacientes con esquizofrenia son beneficiados con los avances en materia de tratamiento de esta enfermedad que según la Organización Mundial de la Salud (OMS) afecta a una de cada 100 personas.

En función al indicador de la OMS alrededor de 40 mil panameños sufren este padecimiento crónico discapacitante que distorsiona el pensamientos, juicio, sentimientos, e incluso la forma de expresarse.

La buena noticia, según Yadira Boyd, médico psiquiatra en el Instituto Nacional de Salud Mental de Panamá, es que la esquizofrenia no es como en tiempos antiguos que quien la padece estaba condenada a una instalación psiquiátrica para toda la vida.

“Los medicamentos hicieron una revolución y nos ayudan a poder controlar los síntomas de la enfermedad y permiten que el paciente tenga una vida normal”, indica Boyd, quien a su vez detalla que en la actualidad hay medicinas orales e inyectables accesibles “siempre y cuando se recurra por la vía correcta que son las entidades de salud”.

Según explica la especialista los antipsicóticos de primera generación (típicos, convencionales), utilizados por muchos años tienen secuelas que impactan negativamente el desenvolvimiento regular de la persona. “Ayudábamos a los pacientes en el tema de no escuchar voces, tener delirio, alteración en sus pensamientos, pero tenias pacientes destinados a una habitación, incluso algunos parecían un vegetal”, declara Boyd.

Los nuevos antipsicóticos, los atípicos tienen “efectos secundarios mínimos” y le permite al individuo socializar. “Esa parte de poder compartir con las demás personas, de poder hacer una familia, de estar en el engranaje laboral o escolar es un ganancia que nos dan los nuevos medicamentos , por eso estamos trabajando poco a poco con ellos”, apunta la médico psiquiatra.

Atención integral

A pesar del significativo avance en los medicamentos para tratar la esquizofrenia, “la medicación solo representa un 50%” en la recuperación del paciente, la atención integral es lo ideal. “Tenemos el personal idóneo y necesario para dar ayuda emocional. Gracias a Dios los centros de salud de Panamá cuentan, ya sea con un psicólogo, psiquiatra o trabajador social. Nosotros estamos siempre dispuestos a facilitar educación a dar talleres a pacientes y sus familiares”, afirma Boyd.

La ayuda familiar es uno de los pilares en la estabilidad del paciente, pero quien cuida a una persona con esquizofrenia “requiere de apoyo y descanso físico y mental, pues puede caer en depresión, afectar su ciclo de sueño, su apetito lo que genera que se disparen otras patologías por el estrés psicosocial que vive”, dice la profesional.

Esta enfermedad no se puede atribuir a una causa específica sino a la combinación de diversos factores como: predisposición genética, alteraciones en la neuroquímica cerebral y factores ambientales (por ejemplo: consumo de sustancias ilícitas, traumas, maltrato, entre otras).

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), la esquizofrenia afecta a más de 21 millones de personas en todo el mundo. Es más frecuente en hombres (12 millones) que en mujeres (9 millones). Esta enfermedad suele manifestarse al final de la adolescencia o al principio de la edad adulta.

La esquizofrenia genera una discapacidad considerable y puede afectar el desempeño educativo y laboral o cualquier otra actividad productiva, existe un mayor riesgo de suicidio, aislamiento social y reduce la calidad de vida. El tratamiento adecuado y su adherencia al mismo, así como el apoyo social para los pacientes, les permite llevar una vida productiva e integrarse a la sociedad.

Impacto económico

Se estima que el impacto de la esquizofrenia en los gastos del presupuesto nacional en Latinoamérica es considerable entre un 2 % y 3 %. En Panamá, el costo total estimado para la atención de la esquizofrenia en el año 2015 en dólares fue $43,080,840 (Datos en el archivo de Janssen. Deloitte. The cost of relapse in schizophrenia in Panama, 2015)

Diversos aspectos se deben considerar en la atención de pacientes con esquizofrenia, los mismos se pueden clasificar como costos directos e indirectos

Costos para el Sistema del Cuidado de Salud (costos directos): Cuidado del paciente externo/hospitalización por recaídas, tratamiento con fármacos, manejo de los efectos secundarios, manejo de las enfermedades relacionadas (físicas por ejemplo, enfermedad cardiovascular, diabetes). psiquiátrica (por ejemplo, depresión, ansiedad) y cuidado en el hogar

Costos Sociales (costos indirectos): Impacto en el empleo y la educación, costo del cuidado (comunidad y familiar), capacidad deteriorada de vivir de forma independiente e impacto en la vida de los miembros de la familia.

Los estudios clínicos sugieren que tratar a los pacientes esquizofrénicos de forma temprana, continua y con medicamentos efectivos conlleva a mejores resultados en el control de la enfermedad.

Importante señalar que la adherencia al tratamiento tiene una implicación en el impacto económico de la enfermedad, ya que permitiría disminuir los costos generados por hospitalización, consultas, el uso medicamentos complementarios, así como los gastos indirectos resultado de la pérdida de autosuficiencia del paciente. 

comments powered by Disqus