Salud 28/09/2017 - 12:05 a.m. jueves 28 de septiembre de 2017

Linfoma, un cáncer del sistema defensivo

En días pasados se celebró el Día mundial del Linfoma, un tumor poco conocido. Especialista en hematología aborda el tema

El aumento de volumen constante e indoloro de ganglios en cuello es uno de los síntomas.

El aumento de volumen constante e indoloro de ganglios en cuello es uno de los síntomas.

Keila E. Rojas L.
krojas@laestrella.com.pa

‘Terapias dirigidas y la Inmunoterapia' son los procedimientos innovadores en el tratamiento de los linfomas, un tipo de cáncer poco conocido y que afecta a cerca de 800 panameños, apunta Dimas Quiel, jefe del servicio de hematología del Complejo Hospitalario Dr. Arnulfo Arias Madrid.

‘Panamá está bastante bien en el sistema de salud en cuanto al acceso a medicamentos relativamente recientes, el problema es el abastecimiento oportuno'

DIMAS QUIEL

ESPECIALISTA EN HEMATOLOGÍA

‘Con base en datos de 2015 y 2016 tenemos aproximadamente 512 (pacientes de linfomas) en la Caja de Seguro Social a nivel nacional, faltan los pacientes que están en el Oncológico no asegurados, que según tengo entendido son aproximadamente 300; sería cerca de unos 800 pacientes en todo el país', detalla el especialista en hematología.

Panamá tiene una baja cantidad de especialistas en esta área. ‘No hay muchos con respecto a la población'.

Para conocer dónde estamos ubicados en cuanto a la cantidad de profesionales en el área, el especialista cita como ejemplo a República Dominicana que cuenta con una ‘Asociación de Hematólogos con más de 60 personas'. ‘En panamá a duras penas, contando los hematólogos pediatras llegamos a 30, son muchos menos de la cantidad que probablemente necesitaríamos para suplir la atención de todos los pacientes', dice Quiel.

‘Formamos un hematólogo cada dos o tres años', agrega el especialisa.

A pesar de esto, según explica Quiel, en términos generales, Panamá, si lo comparamos con otros países de la región Centroamérica y El Caribe, ‘está bastante bien en el sistema de salud en cuanto al acceso a medicamentos relativamente recientes, el problema es el abastecimiento oportuno por temas administrativos de la Caja de Seguro Social'.

Sin embargo, hay ‘fuertes deficiencias' en el apoyo emocional que se le brinda a la población adulta que padece linfomas. ‘Existen asociaciones que ayudan mucho en el cáncer pediátrico, no así asociaciones sin fines de lucro que apoyen emocionalmente a la población adulta', dice.

Este apoyo se hace necesario pues ‘el estado sociológico emocional del paciente influye tremendamente sobre el tratamiento. Un paciente deprimido es un paciente que se complica mucho más y tiene mayores probabilidades de morir del cáncer que un paciente que recibe apoyo familiar y tiene un estado emocional saludable', indica el especialista en hematología.

En cuanto a los procedimientos innovadores para el tratamiento de los linfomas Quiel detalla que las terapias dirigidas son fármacos (anticuerpos monoclonales) elaborados a partir de organismos vivos, que se dirigen a las células malignas y bloquean su crecimiento y diseminación. Además, limitan el daño de las células sanas.

La inmunoterapia, en tanto, contempla el uso de ciertas sustancias producidas por el cuerpo o fabricadas en un laboratorio especializado, para mejorar o restaurar la función del sistema inmunitario en su ataque contra las células cancerosas.

SÍNTOMAS DE UN CÁNCER POCO CONOCIDO

Los linfomas son un tipo heterogéneo, diverso y amplio de cáncer que afecta mayormente al sistema linfático, el cual se encarga de defender al organismo contra agentes externos.

El tejido linfático se ubica a lo largo de todo el cuerpo, por lo que los linfomas pueden aparecer en los ganglios del cuello, amígdalas, regiones inguinales, el bazo e hígado y la médula ósea, entre otras áreas menos frecuentes.

Sus síntomas varían según el lugar donde se ubiquen. Inicialmente, pueden confundirse con los de otras enfermedades, pero si persisten por más de dos semanas, se debe consultar al médico si se observa aumento de volumen constante e indoloro de ganglios en cuello, ingles y axilas, fatiga inexplicable, fiebre sin causa aparente, sudoraciones excesivas, principalmente de noche, pérdida de peso inexplicable y disminución del apetito.

comments powered by Disqus