Salud 03/09/2015 - 12:01 a.m. jueves 3 de septiembre de 2015

La lectura, una adicción necesaria

Estimula la mente, desarrolla el vocabulario, mejora la redacción y es fuente de sabiduría. Pero, ¿leer es bueno para la salud?

  /

Anterior Siguiente

Leila Nilipour
lnilipour@laestrella.com.pa

A pesar de que hace más de una semana finalizó la Feria Internacional del Libro en Panamá, la moda de llevar un libro en la mano y, a la mínima oportunidad, explorarlo, no debe pasar.

Así lo asegurarían muchos escritores y lectores de la vieja escuela, que recuerdan los años setenta con melancolía. Era la época dorada de las librerías. La entretención por excelencia,sumergirse en una historia, un ensayo, un poemario. La existencia diaria era sosegada, no se respiraba esa caprichosa agresividad callejera.

Cabe preguntarse si la disminución del hábito de la lectura (fuera de otros factores que han ido en aumento como el tráfico, las tecnologías y el ritmo de vida), podría haber tenido un impacto negativo en nuestro bienestar emocional y psicosocial.

¿QUÉ DICE LA CIENCIA?

Según investigadores de la Universidad de Sussex (Inglaterra), leer es la mejor manera de relajarse. Los resultados de su estudio, que fueron reportados en el diario The Telegraph en 2009, señalaron que la lectura había disminuido los niveles de estrés hasta en un 68% en los participantes.

Esto con solo leer por seis minutos, según el Dr. David Lewis, neuropsicólogo cognitivo que formó parte de la investigación. Los psicólogos involucrados explicaron que el nivel de concentración requerido para introducirse en el mundo de la literatura permite que se relajen los músculos y disminuya el ritmo cardíaco.

El Dr. Paul Anderer, psicólogo clínico, confirma este punto de vista. ‘Si lees algo de tu interés, eso te absorbe', señala. ‘Al estar sumamente enfocado en la lectura, cambia el ritmo respiratorio y cardíaco'.

Por una línea similar, se realizó un estudio entre lectores de ficción. Los resultados, publicados en la revista Plos One en 2013, revelaron que mientras más se transportaban emocionalmente dentro de la historia, más empatía demostraban los participantes.

A UN LADO LAS PANTALLAS

Otros estudios sugieren que estar expuestos a una pantalla de TV u otros medios electrónicos antes de dormir podría interferir con la calidad de sueño.

Uno de ellos, publicado en 2014 en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences of the United States of America (PNAS) , destacó que esta reducida calidad del sueño puede tener efectos negativos en la salud y el desempeño de la persona.

Por su parte, actividades relajantes, como tomar un libro y husmear entre sus páginas, facilitan la somnolencia. Con base en esto, la lectura nocturna sería más provechosa con un libro en lugar de un dispositivo de lectura.

POR EL BIEN DE LA MENTE

En cuanto a la salud mental, en noviembre de 2010, investigadores de los departamentos de inglés, ciencias de la salud y medicina de la Universidad de Liverpool se unieron para explorar los efectos de un programa de lectura en pacientes con depresión.

A partir del estudio, encontraron que la lectura mejoraba el bienestar mental, emocional y psicosocial de los pacientes.

El hábito de la lectura y otras actividades mentalmente estimulantes también podrían prevenir o disminuir la degeneración cognitiva en la vejez. Esta fue la conclusión a la que llegó una investigación publicada en la revista Neurology en 2013.

De manera similar, la estimulación intelectual a lo largo de la vida podría reducir el riesgo de desarrollar Alzheimer. Así lo proponen los resultados de un estudio publicado en 2001 en el PNAS.

Se puede concluir, entonces, que leer no es solo un umbral hacia el crecimiento intelectual, sino una actividad que podría contribuir a la creación de una sociedad más apacible, empática, alegre y perspicaz.

Entonces, apaguen la televisión, busquen ese libro que compraron la otra vez, pásenle el plumero por encima, y sumérjanse en él. Solo aventuras positivas podrían resultar de allí.

==========

‘Al estar sumamente enfocado en la lectura, cambia el ritmo respiratorio y cardíaco'

DR. PAUL ANDERER

PSICÓLOGO CLÍNICO

comments powered by Disqus