Salud 21/05/2018 - 7:49 a.m. lunes 21 de mayo de 2018

La labor y el valor del médico de cabecera

Hoy se conmemora el Día del Médico en Panamá. Especialista detalla la función del médico general

El médico general asume el rol de conocer a fondo al paciente. / Cedida
Cedida

El médico general asume el rol de conocer a fondo al paciente.

Keila E. Rojas L.
krojas@laestrella.com.pa

Es el intermediario entre los pacientes y los demás profesionales vinculados al campo de la salud.

El médico de cabecera, según explica Ángela Gutiérrez, médico general del Centro Médico Paitilla, "es el profesional que asume el rol de conocer a fondo al paciente, sus circunstancias y su entorno, para poder orientarle sobre sus problemas de salud y poder decidir, junto al propio paciente, un tratamiento a seguir y los objetivos a lograr".

A pesar de su importancia, en la actualidad "las personas no cuentan con uno (médico de cabecera) que los atienda", indica Gutiérrez.

Hoy, por motivo del Día del Médico en Panamá, se busca resaltar esta práctica que en el pasado era común.

"No se trata solo de atender las consultas de los pacientes, sino también de ejercer como intermediario ante sus dolencias o en el caso de requerir la opinión de otro especialista, y ejecutar de forma inmediata la referencia", señala Gutiérrez  sobre la importancia de la labor de un médico de cabecera o general.

Agrega que "Su labor se basa en establecer diagnósticos, efectuar curaciones, prescribir recetas, ofrecer consejos y orientación y controlar los gastos sanitarios; además de intervenir en el ámbito de la prevención".

Beneficios económicos de tener un médico de cabecera

La práctica de tener un médico de cabecera también ofrece beneficios económico, pues "al recurrir a distintos especialistas cada vez que se presente una enfermedad o molestia física, es retroceder en el tratamiento de recuperación, ya que el médico tendría que realizarle una serie de exámenes para conocer cómo se encuentra el paciente y crearle un historial médico que le permita evaluar los tratamientos adecuados para su padecimiento", dice Gutiérrez.

Añade que "al tener un médico de cabecera, se minimizan los exámenes o cuestionarios, ya que el médico posee un expediente y conoce el nivel de salud de su paciente por la confianza que crea en cada visita al consultorio".