Salud 07/09/2017 - 8:11 a.m. jueves 7 de septiembre de 2017

Fondo de Franja y Ruta ayuda a niños afganos con enfermedades cardíacas 

Los niños, con edades que oscilan entre dos y 16 años son tratados por doctores chinos en Urumqui

21 niños acudieron en busca de ayuda. / SHutterstock
SHutterstock

21 niños acudieron en busca de ayuda.

Xinhua
online@laestrella.com.pa

Diecisiete niños procedentes de Afganistán con problemas cardíacos han sido tratados por doctores chinos en Urumqi, capital de la región autónoma uygur de Xinjiang, en el noroeste de China.

Un total de 21 menores, que nacieron con cardiopatías congénitas, llegaron a Urumqi el pasado 30 de agosto, acompañados por sus guardianes. Sus gastos médicos y de viaje estuvieron cubiertos por el Fondo de Fraternidad de la Cruz Roja de la Franja y la Ruta, que la Fundación de la Cruz Roja de China creó el pasado febrero.

Los niños, con edades que oscilan entre dos y 16 años, se sometieron a revisiones médicas en el Primer Hospital Afiliado de la Universidad Médica de Xinjiang. Cuatro de ellos volvieron a su país debido a que era demasiado arriesgado para ellos ser operados, indicó el director del departamento cardíaco-infantil, Ma Songfeng.

Un equipo de once expertos de dicho hospital, junto a especialistas procedentes del Hospital de Chaoyang de Beijing y el Hospital de la Amistad de Beijing, operaron a 17 niños desde el 1 de septiembre.

"Los corazones y las condiciones sanitarias generales de estos menores son muy complicados, por lo que elaboramos cautelosamente los planes para cada uno de ellos", explicó Ma, que agregó que "su estado permanece estable y se están recuperando". Los pacientes podrán abandonar el hospital una vez que se hayan recuperado completamente, apuntó el doctor.

"Teniendo en cuenta que algunos niños sufren de desnutrición y puede que no estuvieran acostumbrados a la dieta china, hablamos con sus familias para prepararles los alimentos apropiados", señaló Ma.

Ma detalló que los niños chinos suelen tomar sopa de arroz tras la operación, pero como a los afganos no les gustaría, las enfermeras les prepararon sopa de vainilla. Ayer miércoles, el ministro afgano de Finanzas, Eklil Ahmad Hakimi, visitó las salas y mostró su agradecimiento al personal médico del hospital.

Estos niños pertenecen al primer grupo que recibe tratamiento según el plan de asistencia humanitaria del Fondo de Fraternidad de la Franja y la Ruta. La sociedad de la Cruz Roja destacó que planea tratar gratuitamente a cien pacientes que padecen dolencias cardíacas, que serán tratados sin ningún tipo de coste en China. Se está seleccionado un segundo grupo de pacientes en Mongolia. 

comments powered by Disqus