Salud 07/05/2018 - 12:02 a.m. lunes 7 de mayo de 2018

La enfermería y el cuidado del paciente con ECV

EL rol de los profesionales de enfermería es interesarse por el servicio y cuidado del individuo enfermo. Este 12 de mayo se celebra el Día Internacional de la Enfermería

Siempre es necesario conocer qué es lo mejor para el paciente y así poder responder a sus necesidades. / Shutterstock
Shutterstock

Siempre es necesario conocer qué es lo mejor para el paciente y así poder responder a sus necesidades.

Anterior Siguiente

Yelina Pérez S.
yperez@laestrella.com.pa

La obra Nursing in Today's World señala que la enfermería se ocupa de atender a la persona en diversas situaciones relativas a su salud. Dada su función de cuidadores, es obvio que el rol de los profesionales de enfermería es interesarse por el servicio y cuidado del individuo enfermo.

La doctora y profesora adjunta de prevención de Enfermedades Cardiovasculares (ECV) en el hospital Johns Hopkins Medicine, Diana Baptiste, dijo que ‘se trata de una labor que promueve la salud en materia de prevención de enfermedades, ayuda a prolongar la vida y brinda apoyo emocional al familiar en los momentos difíciles de la vida intrahospitalaria con el fin de lograr el bienestar integral del individuo enfermo'. A la vez, señaló que ‘las enfermeras o personal de enfermería en Estados Unidos están preparados y calificados para proveer información educativa al paciente y a su familia sobe la enfermedad'.

La galena agregó que el profesional de enfermería debe organizar, supervisar, evaluar y promover la calidad de cuidados de enfermería, con la finalidad de brindar atención segura, oportuna, continua e intercultural de acuerdo a las políticas y normas del hospital donde se encuentre.

‘‘Hacemos monitoreo al paciente para proveer tratamientos y medicamentos que puedan salvar su vida',

DIANA BAPTISTE

DOCTORA Y PROFESORA

‘Es necesario conocer qué es lo mejor para el paciente, responder a las necesidades de este ser competente en la técnica, conocer los fundamentos científicos, ser responsable, capaz de afrontar las situaciones de crisis en el cuidado de la salud, ser competente en habilidades de comunicación para explicar la fundamentación empírica y filosófica de sus acciones en relación con el cuidado del paciente, ser capaz de controlar las situaciones del paciente, con actividades y con el manejo de sus propias emociones; además, reconocer que en cualquier momento una persona puede necesitar ayuda de otra', expresó Baptiste, durante la segunda Jornada de Actualización Clínica que realizó el hospital Pacífica Salud de Panamá en alianza con el hospital estadounidense The Johns Hopkins Medicine.

Baptiste, quien tocó el tema: ‘‘Mejorando la calidad de atención al paciente a través de la investigación en enfermería y la práctica basada en la evidencia”, detalló que las enfermeras en Estados Unidos tienen un rol muy importante en la prevención y el manejo de las ECV, puesto que es su responsabilidad y deber, educar y prevenir a los pacientes sobre estas dolencias que, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), es la principal causa de muerte en todo el mundo, ya que cada año mueren más personas por ECV que por cualquier otra causa.

Se calcula que en 2012 murieron por esta causa 17.5 millones de personas, lo cual representa un 31% de todas las muertes registradas en el mundo.

De estas muertes, 7.4 millones se debieron a la cardiopatía coronaria, y 6.7 millones, a los AVC. Más de tres cuartas partes de las defunciones por ECV se producen en los países de ingresos bajos y medios, según estadísticas de la OMS.

Sin duda alguna la falla cardíaca se constituye en una patología de gran impacto, que hoy enfrenta el profesional de enfermería. Dentro de la relación enfermera-paciente la comunicación es uno de los factores clave a la hora de prestar los cuidados integrales y de calidad.

‘La falla cardíaca es una enfermedad de abordaje complejo y con una población en crecimiento, por lo cual se vislumbra como un desafío para el profesional de enfermería, que busca armonizar el cuidado favoreciendo la recuperación y la mejora en la calidad de vida', afirmó Baptiste.

CUIDADO Y ENFERMERÍA BASADA EN LA EVIDENCIA

Para poder vencer las normales resistencias al cambio y llegar a la consolidación de la nueva práctica enfermera, es preciso implementar la evidencia en la ejecución de las actividades diarias de la enfermería, con garantías de estar realizando una mejora en los cuidados.

‘De ahí que cuando el paciente se presenta con una ECV, las enfermeras pueden indicarle los cambios de estilo de vida que debe llevar para mejorar su enfermedad o para que se sienta mejor y no empeore', reconoce la doctora del Hopkins.

Añade que algo muy significativo es que ‘las enfermeras que se especializan en las unidades cardiovasculares hacen educación continuada anualmente pero también asisten a conferencias que reciben a través del hospital. A la vez, hacen educación continuada en línea para poder atender a los pacientes con las nuevas innovaciones en cuidados cardiovasculares'.

En pleno siglo XXI lo que se quiere es que se fomente el papel la de enfermería en los centros e instituciones de cuidado de la salud. Desde el enfoque investigativo en el cuidado del paciente con falla cardíaca, la enfermería ha logrado grandes avances en materia de fomento de autocuidado, adherencia a tratamientos farmacológicos y no farmacológicos, así como en implementación de estrategias educativas basadas en visitas domiciliarias, llamadas telefónicas como mecanismos eficaces en la reducción de complicaciones y compresión de la enfermedad', acotó Baptiste.

comments powered by Disqus