Salud 11/05/2017 - 12:03 a.m. jueves 11 de mayo de 2017

La droga legal

El alto consumo de azúcar es el principal culpable de la mayoría de las enfermedades crónicas que azotan nuestra sociedad

  /

Víctor Raúl González

También es blanca, también hace mucho daño y también es consumida sin control, pero a diferencia de las drogas alucinógenas esta sí es legal actualmente.

Hablamos del azúcar, sí, esa sustancia blanca o marrón de sabor dulce que todos conocemos pero que detrás de su inocente aspecto y delicioso sabor esconde muchos perjuicios para el cuerpo humano. El alto consumo de azúcar es el principal culpable de la mayoría de las enfermedades crónicas que azotan nuestra sociedad: Diabetes, hipertensión, arterioesclerosis y Obesidad.

Entendamos primero que la diferencia entre el azúcar morena y el azúcar blanco es mínima, básicamente un proceso mecánico que deja a una más refinada que la otra, pero su base nutricional es prácticamente igual. También debemos estar claros que los sustitutos de azúcar no todos son 100% sustitutos sino que lo son parcialmente, por lo que debemos procurar leer el contenido de la etiqueta antes de escoger alguno.

El azúcar se esconde en los productos con diferentes nombres, como por ejemplo: sacarosa, dextrosa, jarabe de maíz alto en fructosa, entre otros. Esto lo hacen muchas empresas con el fin de omitir cierta información que podría perjudicar sus ventas; juegan al filo de las leyes de la FDA (Foods and Drugs Administration).

Entonces, habiendo invadido prácticamente el mundo entero, aun con sus efectos adictivos, ¿podemos realmente omitir totalmente su consumo? Seguramente algunos dirán que sí y que para ellos jamás ha sido un problema, pero para la mayoría no es así de fácil.

Siendo así, que podemos hacer como personas que trabajamos 7-8 horas al día, que tenemos hijos, deudas, problemas varios y el clásico ajetreo del día, y siempre a nuestro alrededor en el día tan enredado están fuentes de esta droga de la que hemos estado hablando. Pues como todo en la vida tenemos que adaptarnos pero siendo consientes de qué cantidad es saludable, que cantidad es excesiva, que opciones son las mejores y siempre tener en cuenta las consecuencias vitales y/o fatales que puede tener esto a largo plazo como cualquier otra droga.

¿Cómo saber entonces, que cantidad es adecuada? Observen la etiqueta nutricional. Si dinde dice azúcar el número paralelo es mayor a 15, este producto no es adecuado, más bien se considera alto en azúcar.

En ese mismo orden, cualquier alimento que esté entre 15 y 5 sería moderado y cualquiera con 5 o por debajo se considera bajo en azúcar.

¿Qué podemos concluir?, que estamos a diario expuestos a una sustancia, que debería ser a lo menos controlada con más rigurosidad pero que no será así por claros motivos económicos. Por ende, debemos ser conscientes y moderar su ingesta; de esa forma haremos una protesta silenciosa, debilitando ese monopolio y cuidando nuestra salud.

comments powered by Disqus