Salud 16/11/2017 - 12:00 a.m. jueves 16 de noviembre de 2017

¡Cuidado! con el mal uso de los antibióticos

El mal uso de los antibióticos aumenta la cantidad de microrganismos resistentes a los medicamentos. Los especialistas recomiendan no abusar de ellos

Es primordial contar con sólidos planes de acción nacionales para el control de la resistencia a los antibióticos. / Shutterstock
Shutterstock

Es primordial contar con sólidos planes de acción nacionales para el control de la resistencia a los antibióticos.

Yelina Pérez S.
yperez@laestrella.com.pa

Desde la creación de la penicilina y más tarde otros antibióticos, éstos han desempeñado en el tratamiento de infecciones bacterianas, la prevención de la propagación de enfermedades y la minimización de complicaciones graves de las enfermedades. Sin embargo, hoy existe un problema y es que los medicamentos que solían ser tratamientos estándar para las infecciones bacterianas ahora son menos efectivos o no tienen efecto en determinada cepa de bacterias, por lo que se vuelven resistentes a los antibióticos.

‘Son las bacterias, y no los seres humanos ni los animales, las que se vuelven resistentes a los antibióticos. Estas bacterias farmacorresistentes pueden causar infecciones en el ser humano y en los animales y esas infecciones son más difíciles de tratar que las no resistentes', aclara la Organización Mundial de la Salud (OMS), quien hace un llamado a la población en general durante la Semana Mundial de Concienciación sobre el uso de los antibióticos que se celebra del 13 al 19 de noviembre y este año tiene como lema: ‘Pida asesoramiento a un profesional sanitario cualificado antes de tomar antibióticos'.

5

Planes estratégicos para frenar el avance de la resistencia antimicrobiana

Hacer llegar la información a la población y a los médicos (a través de medios o entrevistas) y a todo el que tenga que ver con el uso de antimicrobianos.

Incrementar los programas de vigilancia y los programas de desarrollo e investigación sobre la resistencia a los antimicrobianos.

Incrementar medias de saneamiento de higiene para evitar infecciones

Hacer uso óptimo de los antimicrobianos ya sea para humanos y tipo animal.

Estimular a empresas farmacéuticas para el desarrollo de nuevos medicamentos, vacunas y de nuevas tecnologías.

El doctor venezolano Salvatore Ferraro, agregó que no solo se presenta resistencia a los antibióticos sino también a los antivirales, antifúngicos y antiparasitarios, lo que representará en el mediano y largo plazo un impacto económico muy alto en la población mundial.

‘De aquí a 35 años la resistencia a los antimicrobianos estaría afectando a unas 300 millones de personas, las cuales podrían morir de manera prematura. En costos económicos estamos hablando de casi un trillón de dólares que va a suponer en gastos directos e indirectos derivados de la resistencia a los antimicrobianos', destaca Ferraro.

Agrega que los países con menos recursos o en vías de desarrollo serán los más afectados porque tendrán menor posibilidad de tener los recursos y tecnologías más avanzada. ‘Estamos hablando de un problema grave', dijo.

Ferraro a su vez señala que el objetivo de la OMS, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y la ONU, en crear la Semana de Concienciación de la Resistencia a los Antimicrbianos es porque consideran que la población mundial necesita enterarse y de alguna manera llamar la atención de instituciones gubernamentales, comunidad médica y la industria de los alimentos sobre lo que significa el mal uso de los antibióticos y la falta de vigilancia sobre cómo está desarrollándose la resistencia de los antimicrobianos a nivel local, nacional y regional.

‘Es un tema de preocupación para los gobiernos y estamentos de salud ya que, la resistencia a los antibióticos prolonga las estancias hospitalarias, incrementa los costos médicos y aumenta la mortalidad. Por esto, se ha convertido en una de las mayores amenazas para la salud mundial, la seguridad alimentaria y el desarrollo', acotó.

RECOMENDACIONES

El galeno recomienda a la personas que si presenta algún síntoma infeccioso acuda al médico y siga las recomendaciones al pie de la letra sobre el uso del antibiótico que le recetan (si el uso es por tres días debe seguir la instrucción del médico). Tener mucho cuidado con dejarse llevar por recomendaciones del vecino, sugiere Ferraro, quien agrega que en muchos de los casos hay personas que presentan síntomas parecidos y vuelven a usar el antibiótico que les recetó el médico anteriormente, sin antes consultar, y, eso es un error, porque no siempre es la misma enfermedad y es por ello que los agentes antimicrobianos se vuelven resistentes.

Por su lado la OMS recomienda no recetar ni dispensar antibióticos a menos que sean realmente necesarios, y una vez adoptadas todas las medidas posibles para averiguar y confirmar qué antibiótico debe recibir el paciente, o el animal al que se está tratando.

‘Se calcula que actualmente en la mitad de los casos los antibióticos se recetan para afecciones de origen viral, para las que carecen de eficacia. También puede usted mejorar la prevención asegurándose, antes que nada, de tener las manos limpias y de trabajar con instrumentos y en entornos higiénicos, y administrando vacunas cuando proceda', concluye la OMS.

comments powered by Disqus