Salud 09/03/2017 - 12:04 a.m. jueves 9 de marzo de 2017

Cómo manejar el estrés laboral

Esta patología es muy recurrente en la población activa

  /

Anterior Siguiente

Yelina Pérez S.
yperez@laestrella.com.pa

Agotamiento mental, dolor de cabeza, dolor de espalda, dolor de hombros, rigidez de nuca, fatiga, malhumor, falta de energía, insomnio, son algunos de los síntomas que puede provocar el estrés laboral, afectando negativamente la salud de la persona.

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) señalan que el exceso o escasez de trabajo, horarios estrictos o inflexibles, inseguridad laboral, malas relaciones con los compañeros y la falta de apoyo por parte de la familia, son las principales causas de estrés. Se estima que actualmente hay unas 56 millones de personas en todo el mundo que padecen estrés laboral.

En este caso, la doctora Ángela Gutiérrez, del Centro Médico Paitilla, coincide en que el estrés laboral se produce cuando las exigencias del entorno superan la capacidad del individuo para resolver las tareas asignadas. Igualmente asegura que el estrés laboral también se presenta cuando hay un desajuste entre la persona, el puesto de trabajo y la empresa. ‘Otras consecuencias que conlleva al estrés laboral son los problemas de salud física y mental, absentismo, desinterés por laborar, reducción de productividad, y baja autoestima', asegura Gutiérrez.

Por su parte, la Asociación Americana de Psicología, señala en su portal web que las fuentes más comunes de estrés laboral son los sueldos bajos, la sobrecarga laboral, la poca oportunidad de promoción, la carencia de apoyo social y los trabajos que no implican o suponen un reto.

‘‘El estrés laboral induce a las personas llevar una alimentación poco saludable'

ÁNGELA GUTIÉRREZ

DOCTORA

¿HASTA DÓNDE AFECTA EL ESTRÉS LABORAL?

Entre las enfermedades que puede producir el estrés laboral están: la ansiedad, la depresión, enfermedades cardíacas, gastrointestinales y músculo esqueléticas, afirma Gutiérrez, quien, además alerta a la población de que existe otro tipo de estrés laboral conocido como Síndrome Burnout (Desgaste profesional) que se manifiesta en profesionales sometidos a un estrés emocional crónico, cuyos síntomas son: agotamiento físico, psíquico, actitud fría y despersonalizada en la relación hacia los demás, sentimiento de insatisfacción personal con las tareas que realizan y suele pasar fundamentalmente en personal sanitario y en profesionales dedicados a la enseñanza.

POSIBLES SOLUCIONES

Pero, ¿cómo hacer para no sentir las consecuencias y a la vez no dejar de cumplir con las obligaciones propias de un empleo? A continuación, la galena aporta varias soluciones para combatir este trastorno.

*Asegurarse de que las tareas sean compatibles con las capacidades y los recursos del individuo.

*Controlar la carga de trabajo. Establecer rotación de tareas y funciones en actividades monótonas y también en las de producción muy elevada.

*Aceptar iniciativas de los individuos en cuanto al control y el modo de ejercer su actividad.

*Diseñar horarios laborales que no entren en conflicto con las responsabilidades de la vida social.

*Potenciar el aprendizaje permanente y la estabilidad de empleo.

*Fomentar la participación y la comunicación del individuo con la empresa.

*Tomar un descanso de 15 minutos por cada hora de trabajo.

*Hacer todo tipo de deporte. El más recomendados es la natación, ya que ayudar al cuerpo a liberar tensiones y contracturas a través de la relajación.

comments powered by Disqus