Salud 11/01/2018 - 12:00 a.m. jueves 11 de enero de 2018

El té caliente reduce riesgo de glaucoma

Según un estudio estadounidense, una taza de té diario reduce el 75% de padecer glaucoma, la principal causante de ceguera en el mundo

Los té negro también ayudan a estimular el metabolismo. / Pixabay
Pixabay

Los té negro también ayudan a estimular el metabolismo.

Anterior Siguiente

Yelina Pérez S.
yperez@laestrella.com.pa

La ciencia reconoce a la Camellia Sinensis como la planta original de donde proviene el té y los derivados de sus hojas. Se trata de una tradición milenaria que proviene de China, Japón y Taiwán —aunque prácticamente se ha propagado por toda Asia—, y que hoy los asiáticos la utilizan para combatir enfermedades vinculadas a estilos de vida y contrarrestar la edad por ser generador de antioxidantes, los cuales ayudan a proteger el sistema inmunológico de enfermedades como el cáncer.

TIPOS DE GLAUCOMA

Existen dos tipos (según el origen y la evolución).

De ángulo abierto: El líquido que fluye por la pupila hacia la cámara anterior tiene obstaculizado el paso, lo que genera un aumento en la tensión intraocular y la posible lesión del nervio óptico.

De ángulo cerrado: El paso que se cierra es el ubicado entre la córnea y el iris. Esto causa un aumento brusco de la tensión y es preciso atenderlo de manera urgente para evitar una lesión más grave del nervio óptico.

Sin embargo, recientemente un equipo de investigadores estadounidenses determinó que la planta del té, aparte de poseer propiedades antiinflamatorias, productos químicos neuroprotectores y antioxidantes que reducen el riesgo de cáncer y diabetes, también podría reducir el riesgo de padecer glaucoma, una enfermedad del ojo provocada por la acumulación de presión dentro del ojo (presión intraocular) que daña el nervio óptico. Esta dolencia es una de las principales causas de ceguera en todo el mundo y actualmente afecta a 57,5 millones de personas, aunque se espera que aumente a 65,5 millones para 2020, según cifras de la Organización Mundial de la Salud.

En el estudio publicado por el British Journal of Ophthalmology , la doctora Anne Coleman, de la University of California, Los Angeles, señaló que la mejor manera de prevenir el glaucoma es con el control oftalmológico. ‘Pero también nos interesa el estilo de vida y cómo podemos cambiarlo', acotó.

Durante el estudio el equipo de Coleman analizó los datos de más de 10 mil estadounidenses, una muestra representativa de la población del país. En la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (NHANES, por sus siglas en inglés) 2005-2006, los participantes respondieron sobre la alimentación y el estilo de vida, además de que les hicieron análisis de laboratorio y controles oftalmológicos.

Por lo que llegaron a la conclusión de que a diferencia del café, las gaseosas y el té frío, el consumo de una taza o más de té con cafeína por día disminuyó un 74% el riesgo de desarrollar glaucoma.

LOS TÉ IDEALES

Aunque el estudio no señaló el tipo de té que se debería tomar para prevenir el glaucoma, el especialista en té, David De Candia, afirma que la variedad de té es amplia y se categorizan en verdes, negros, oolong, infusiones herbales y frutales. ‘En el caso del té oolong y los tés negros éstos también ayudan a estimular el metabolismo, son antiinflamatorios y neuroprotectores'.

Lo que hay que tener en cuenta es que el estudio estadounidense es observacional y por lo tanto, no se pueden extraer conclusiones firmes sobre causa-efecto. Sin embargo, los amantes del té caliente pueden seguir disfrutándolo como hasta ahora lo han hecho.

comments powered by Disqus