Salud 13/03/2018 - 12:00 a.m. martes 13 de marzo de 2018

La batalla contra las bacterias resistentes

El abuso de los antimicrobianos han producido una expansión de los microorganismos resistentes. Autoridades panameñas buscan educar a la población y a profesionales

Silvio Vega, médico especialista en Microbiología Clínica. / Albin García | La Estrella de Panamá
Albin García | La Estrella de Panamá

Silvio Vega, médico especialista en Microbiología Clínica.

Keila E. Rojas L.
krojas@laestrella.com.pa

Utilizados por primera vez en la década de 1940, los antibióticos son uno de los grandes avances de la medicina.

Sin embargo, en los últimos años su uso desmedido por parte de profesionales de la salud y población en general ha propiciado el auge de la resistencia bacteriana. Las autoridades sanitarias nacionales e internacionales toman acciones contra el mal uso de los antimicrobianos.

‘La resistencia bacteriana es una condición que adquieren las bacterias cuando los antibióticos o antimicrobianos no son bien administrados', indica Silvio Vega, médico especialista en Microbiología Clínica y presidente de la Asociación Panamericana de Infectología (API) en Panamá.

‘La preocupación es mundial pues hemos llegado al punto de que todos los días aparecen bacterias resistentes, infecciones más difíciles de tratar'

SILVIO VEGA,

MÉDICO

Para mayor comprensión y desde un punto de vista global, el especialista explica que ‘los antimicrobianos son los agentes genéricos que uno usa para matar bacterias, virus, hongos y parásitos, en el caso específico de las bacterias se llaman antibióticos. Por esta razón, se conoce más la frase ‘resistencia a los antibióticos'.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) señala que el tratamiento rápido con antimicrobianos puede suponer para el paciente infectado la diferencia entre la curación y la muerte o la discapacidad crónica. No obstante, el uso y el abuso de los antimicrobianos ha producido una expansión incesante de los microorganismos resistentes, con la consiguiente pérdida de eficacia de estos fármacos.

En este orden, el médico especialista en Microbiología Clínica explica los dos panoramas que se podrían presentar cuando una persona enferma acude a un profesional de la salud.

‘Cuando el fenómeno (enfermedad) se da, usted (profesional de la salud) puede tener un paciente con una infección que es producida por una bacteria sensible. Escoge el antibiótico ideal y el paciente sale bien, se resuelve la situación', dice.

Agrega que ‘cuando se produce la condición de resistencia, usted tiene ese paciente, con esa misma infección, pero el germen es insensible al antimicrobiano que se usó. En consecuencia, la enfermedad puede progresar demasiado, resolverse en términos tardíos o el paciente muere'.

En 2016, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) alertó que de no tomar medidas ‘en el 2050, a nivel mundial, diez millones de personas fallecerán cada año, por infecciones causadas por bacterias multirresistentes'.

Es decir, que ‘tenemos que hacer algo para que ese fenómeno no continúe', indica Vega, a la vez que señala que ‘la preocupación es mundial, pues hemos llegado al punto de que todos los días aparecen bacterias resistentes, infecciones más difíciles de tratar'. A pesar de esto, dice ‘en los últimos 20 años no han aparecido antibióticos nuevos para controlarlas'.

El panorama es similar, según explica el presidente de la API en Panamá, al que se vivió a inicios del siglo pasado. ‘Un paciente llegaba con una infección al hospital y moría porque no se tenía lo necesario para tratarlo, vamos hacia atrás'.

USO DESMEDIDO

Los antibióticos son sustancias que han sido sobreutilizadas por la población en general y por los médicos.

El especialista explica que la población panameña no está educada en este tema y al ingresar a un consultorio ‘no importa qué tipo de infección tenga, pide que se le recete un antibiótico'.

Cita como ejemplo las infecciones respiratorias. Según el especialista, la mayoría de estas son causas por virus. ‘La gente quiere y pide antibiótico por este mal. Cuando uno hace eso (tomar antibióticos) al virus no le pasa nada, la gripe sigue su evolución normal de siete a diez días', y en lugar de obtener un bien, se afecta la salud de la persona, pues según explica Vega ‘se matan tus bacterias'.

‘El hombre tiene una población bacteriana propia que se llama flora normal con la cual tú tienes que vivir, esta flora bacteriana ayuda al organismo a combatir enfermedades, al matarlas con antimicrobianos, acabas con parte de tu protección natural', detalla.

Además de la población, también ‘los médicos, sobre todo los especialistas en infección tendemos a sobre utilizar los antibióticos de amplio espectro (antibióticos que actúan contra una amplia gama de bacterias patógenas)', dice Vega.

‘Yo puedo utilizar un dardo para matar una bacteria, pero como especialista me da miedo que esta sea resistente y no muera; entonces, en lugar de usar el dardo que mataría solo la bacteria, opto por una escopeta que la mata y también acaba con todo lo que está a su alrededor', así, el doctor explica el efecto negativo del mal uso de los antibióticos de amplio espectro.

En otras palabras, al utilizar un antibiótico de amplio espectro en lugar de un antibiótico de espectro reducido ‘no solo estoy matando la bacteria mala, estoy matando muchas bacterias de la flora normal', dice.

ACCIONES MUNDIALES

En septiembre de 2016, los 193 Estados miembros de Naciones Unidas, en el seno de la 71ª sesión de la Asamblea General firmaron un plan de acción para luchar contra la amenaza de las resistencias bacterianas.

En el acuerdo se insta a los países al cumplimiento, con un plazo de dos años, de tres compromisos fundamentales: desarrollar sistemas regulatorios y de vigilancia para el uso y venta de antimicrobianos para seres humanos y animales; promover la innovación en el desarrollo de nuevos antibióticos y mejorar el diagnóstico rápido; así como educar a los profesionales sanitarios y a la población sobre cómo prevenir las resistencias bacterianas.

Para cumplir con el acuerdo, ‘en Panamá, el Gobierno ha creado una comisión nacional que está gestionando una serie de actividades que comienzan el próximo mes', indica el médico especialista en Microbiología Clínica.

Las medidas están enfocadas en educar a la población y a los profesionales en cuanto al uso adecuado de los antibióticos. ‘Vamos a decirle a la gente por diferentes medios, no pidas antibióticos, y a los médicos, no recetes antibióticos', dice Vega a la vez que señala que ‘en los últimos años muchas infecciones son controladas por vacunas', en este sentido ‘vamos a alertar a la población sobre cuáles son estas vacunas'.

Agrega que ‘debemos estar claros y comunicarle a la población que los antibióticos solo sirven en presencia de infecciones producidas por bacterias y no así por virus, hongos y parásitos'.

Frente a un profesional de la salud, la población también puede tomar acciones para que este se conciencie a la hora de recetar.

El profesional sugiere que haya una retroalimentación en el consultorio. ‘El paciente debe escuchar con claridad el diagnóstico, preguntar si la infección es causada por una bacteria o virus. Recomiendo que cuando el médico le ordena el antibiótico, le pregunte qué bacteria tiene para retroalimentar y estar seguro de que el médico está claro en lo que receta'.

Otras medidas que el especialista recomienda es terminar la medicación y no almacenar el resto del medicamento en el botiquín.

comments powered by Disqus