Planeta 14/06/2018 - 4:55 p.m. jueves 14 de junio de 2018

Smithsonian inspeccionará impacto del buceo deportivo en el Parque Nacional Coiba

Este programa también contempla mejorar la comunicación con los operadores turísticos para el manejo responsable de cada sitio.

En el ámbito marino del Parque Nacional Coiba, sobresalen cerca 1,700 hectáreas de arrecifes y comunidades coralinas, en las que pueden observarse gran variedad de peces, crustáceos, moluscos, entre otras especies de la fauna marina. / Cortesía
Cortesía

En el ámbito marino del Parque Nacional Coiba, sobresalen cerca 1,700 hectáreas de arrecifes y comunidades coralinas, en las que pueden observarse gran variedad de peces, crustáceos, moluscos, entre otras especies de la fauna marina.

Anterior Siguiente

Guadalupe León Barría
gleon@laestrella.com.pa

El Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales (STRI) financiará con fondos propios el levantamiento de la línea base de información sobre los sitios de buceo deportivo identificados en el plan de manejo del área protegida del Parque Nacional Coiba y la reglamentación para la zona especial de protección marina.

La información, que será recopilada por los investigadores del Smithsonian permitirá establecer las capacidades de carga y los límites de cambios aceptables para un adecuado manejo de los ambientes marinos del Parque Nacional sujetos a visitación.

Se tratan de 1,700 hectáreas de arrecifes y comunidades coralinas del Parque Nacional Coiba, que están consideradas entre las más extensas del Pacífico oriental.

El plan de manejo identificó que la visitación hacia el parque está basada en atractivos que ofrecen los recursos costero marinos, particularmente las zonas de arrecifes y comunidades coralinas, las playas, y las zonas de pesca deportiva.

En enero, el Consejo Directivo del Parque Nacional Coiba aprobó el plan de uso público y posteriormente la reglamentación de las actividades productivas que se desarrollan en la zona especial de protección marina del Parque Nacional Coiba.

Ambos documentos fueron remitidos a la UNESCO, quien manifestó cierta preocupación recomendando su revisión y adecuación con información científica.

La información científica que el Smithsonian contribuirá a subsanar las deficiencias del plan de uso público identificadas por UNESCO. Este programa también contempla mejorar la comunicación con los operadores turísticos para el manejo responsable de cada sitio y de los turistas que los visitan.