Planeta 13/07/2017 - 12:05 a.m. jueves 13 de julio de 2017

ONU REDD requiere más financiamiento privado y público

El organismo considera que es necesario destinar más recursos a la lucha contra la deforestación e invertir en una gestión forestal sostenible

El Gobierno panameño se ha propuesto reforestar un millón de hectáreas en el país y todos los años realiza el Día Nacional de la Reforestación. / Archivo | La Estrella de Panamá
Archivo | La Estrella de Panamá

El Gobierno panameño se ha propuesto reforestar un millón de hectáreas en el país y todos los años realiza el Día Nacional de la Reforestación.

Mirta Rodríguez P.
mrodriguez@laestrella.com.pa

El programa de colaboración de las Naciones Unidas para la reducción de emisiones provenientes de la deforestación y degradación de bosques (ONU REDD) urgió, este miércoles, en la ciudad de Panamá, a incrementar los recursos económicos para gestionar los bosques de forma sostenible y de esta manera hacerle frente a los efectos del cambio climático.

‘Es necesario destinar más recursos a la lucha contra la deforestación. Invertir en una gestión forestal sostenible permite que los ecosistemas se mantengan sanos y proporcionen bienes y servicios esenciales. Además contribuye a la reducción de las emisiones de carbono y, por lo tanto, a la lucha contra el cambio climático', destacó Gabriel Labbate, oficial de ONU REDD.

DEGRADACIÓN E INVERSIÓN

La ONU realizó en Panamá el taller ‘Estrategias de financiamiento para manejo forestal sostenible y REDD+

El organismo ha calculado que se necesitan entre $70,000 millones y $160,000 millones anuales para gestionar los bosques de forma sostenible.

Labbate habló sobre el tema durante la apertura del taller ‘Estrategias de financiamiento para manejo forestal sostenible y REDD+', que reunió a expertos y representantes de gobiernos de doce países de América Latina para debatir cómo aumentar el financiamiento para una gestión forestal sostenible que permita aprovechar los bosques sin deforestarlos o degradarlos.

Uno de los temas en los que se centra el taller es en movilizar más recursos procedentes del sector privado y conseguir que las inversiones en gestión sostenible de bosques sean más atractivas.

‘Este taller responde a una problemática global: los bosques se encuentran hoy como nunca antes en el radar político, hay niveles de financiamiento sin precedentes. Sin embargo, muchos países en desarrollo todavía esperan más financiamiento, mientras que los países donantes, las iniciativas multilaterales y el sector privado esperan el establecimiento de condiciones estables y atractivas para invertir', dijo Keith Anderson, asesor de Políticas Forestales y Climáticas de la Oficina Federal de Medio Ambiente de Suiza.

Según una investigación del Foro de Naciones Unidas sobre los Bosques y la Asociación de colaboración en materia de bosques, se calcula que, en todo el mundo, se necesitan entre $70,000 millones y $160,000 millones anuales para gestionar los bosques de forma sostenible. Sólo para reducir a la mitad la deforestación a nivel mundial en 2020, se requieren entre 20 y 40 mil millones de dólares cada año.

‘Muchos países, incluyendo en América Latina, no cuentan con los medios financieros para implementar una gestión forestal sostenible y REDD+, ya que pueden ser costosos en un principio. Pero los recursos están ahí, solo necesitamos saber dónde están y cómo acceder a ellos', señaló Ben Singer, oficial de Desarrollo Sostenible del Foro de las Naciones Unidas sobre los Bosques, durante la inauguración.

Justamente, agregó Singer, ‘este taller pretende tender puentes entre las fuentes de financiamiento y los países mediante el intercambio de información y experiencias'.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico estima que la ayuda oficial al desarrollo para el sector forestal mundial entre 2006 y 2015 fue de $600 millones anuales.

No obstante, añadió, los desembolsos de este tipo de ayuda se han incrementado en los últimos años, sobre todo para financiar REDD+, el mecanismo desarrollado por las Partes en la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático para reducir las emisiones de carbono que producen la deforestación y degradación de los bosques. Entre el período de 2002 a 2004 y el período 2008 a 2010, la financiación multilateral y bilateral para bosques aumentó alrededor de 125%.

La mayoría del financiamiento para REDD+ procede del sector público, principalmente de gobiernos donantes e instituciones multilaterales. Entre 2009 y 2014, el sector privado contribuyó sólo con 10% del financiamiento para REDD+ en los 13 países de todo el mundo que monitoriza la plataforma REDDX, que se encarga de rastrear los recursos que se comprometen para este programa de la ONU en todo el mundo.

Según datos del organismo, la región pierde cada año 2.18 millones de hectáreas de bosques. A nivel mundial, desde 1990 han desaparecido 129 millones de hectáreas.

Advierte, a su vez, que la deforestación y degradación forestal aumentan la concentración de gases de efecto invernadero en la atmósfera y contribuyen al cambio climático. Ambas actividades suponen aproximadamente 17% de todas las emisiones de carbono, más que todo el sector del transporte y sólo por detrás del energético.

La pérdida de zonas boscosas, añadió, tiene además importantes consecuencias ambientales y sociales. Se estima que 1,600 millones de personas en todo el mundo dependen de los bosques para su subsistencia así como para la generación de empleo e ingresos. Durante el taller, que se realizó este martes y miércoles, los países de la región expusieron sus experiencias y casos de éxito en estrategias de financiamiento para el manejo sostenible de bosques y REDD+.

comments powered by Disqus