Planeta 08/06/2016 - 12:00 a.m. miércoles 8 de junio de 2016

El plástico, la gran amenaza de los mares

En el Día Internacional de los Océanos, la ONU hace un llamado a detener la contaminación de los mares, seriamente afectados

  /

Mirta Rodríguez P.
mrodriguez@laestrella.com.pa

Actividades humanas como la pesca ilegal, las prácticas de acuicultura insostenibles, la contaminación marina y la destrucción del hábitat tienen un impacto negativo sobre la salud de los océanos y los mares del planeta, señala un comunicado de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) emitido en ocasión del Día Mundial de los Océanos, que se celebra hoy, 8 de junio.

La fecha es una ocasión de rendir homenaje a ese monumental recurso natural que comparten todos los países del mundo y crear conciencia sobre el papel crucial que desempeñan el medio ambiente y la vida marina en la subsistencia de los seres humanos.

Este año, con el lema ‘Unos océanos sanos, un planeta sano', la ONU pide detener el deterioro y la contaminación de los mares, especialmente por productos de plástico.

‘Es preciso adoptar medidas urgentes a escala mundial para aliviar a los océanos de las presiones a las que se ven sometidos, y protegerlos de peligros futuros que puedan sobrepasar los límites de su capacidad', señala el Secretario General de la ONU Ban Ki-moon, en su mensaje alusivo a la fecha. Panamá, al igual que muchos otros países, celebrará hoy el Día de los Océanos con un conversatorio sobre la basura marina y su impacto en la sostenibilidad de los mares.

El conversatorio servirá para analizar la problemática de la basura marina, toda vez que las cifras indican que en este país la contaminación por basura va en aumento, aunque no hay estudios recientes que así lo confirmen.

DÍA MUNDIAL DE LOS OCÉANOS
  • Cada 8 de junio, la ONU llama a reflexionar sobre la salud de los Océanos
  • Como en todo el mundo, los mares que rodean a Panamá están contaminados con objetos de plástico.
  • En 2014, durante un día de limpieza playera, voluntarios recogieron 36 toneladas de basura en las costas panameñas. Al año siguiente, se recogieron 65 toneladas.

Los últimos estudios de impacto de la basura marina en los océanos panameños datan de hace más de 13 años, cuando una investigación de la Agencia de Cooperación Internacional la de Japón (JICA) de 2003 reveló que 8 millones de toneladas de plástico eran depositadas en los mares que rodean el istmo panameño, cada año.

No obstante, datos más recientes recogidos durante la limpieza de playas anual en el mes de los océanos indican que para el 2014 se recogieron 36 toneladas de basura de toda clase en las costas panameñas.

Un año después, en 2015, se recolectaron 65 toneladas, en especial plásticos, señaló Tania Arosemena, de la Fundación MarViva, y participante del conversatorio. La ministra de Ambiente Mirei Endara y Zuleika Pinzón, administradora de la Autoridad de los Recursos Acuáticos de Panamá (ARAP), también están entre los participantes.

Arosemena explicó que el plástico representa una amenaza grave para las pesquerías y los ecosistemas marinos porque éste se degrada muy lentamente y contamina las vías fluviales durante mucho tiempo.

Agregó, además, que la polución de los plásticos perjudica la salud de los animales marinos, incluido el zooplancton, pues confunden las micro partículas con alimento. Incluso, advirtió, que los científicos temen que tenga efectos dañinos sobre la salud humana.

‘Datos internacionales indican que unas 170 especies marinas son afectadas anualmente por el consumo de plástico, que deteriora su calidad de vida y los lleva hasta la muerte; y en la cadena alimentaria a impactar a otras especies e incluso a los humanos que los incluyen en su dieta alimentaria', afirmó Arosemena.

Arosemena recordó que ‘la basura marina es un problema de todas las personas, autoridades, organismos, sociedad civil, etc., que para lograr soluciones a largo plazo, debemos enfocarnos en lograr cambios en nuestros patrones de consumo y producción'.

En el caso de la sobrepesca, Pinzón ha dicho en reiteradas ocasiones que la acción también deteriora los océanos y que la adopción de medidas como la aplicación de los registros del Convenio CITES para la exportación contribuye a crear mecanismos legales y sostenibles para el comercio de las pesquerías al por menor.

 

comments powered by Disqus