Planeta 04/02/2018 - 12:03 a.m. domingo 4 de febrero de 2018

La mosca de los estigmas, la nueva plaga de la mazorca

Una investigación de la Facultad de Ciencias Agropecuarias de la Universidad de Panamá detectó la presencia de una nueva plaga potencialmente daniña para la mazorca del maíz. Es el primer reporte oficial


Anterior Siguiente

Marlene Testa
mtesta@laestrella.com.pa

La presencia de por lo menos doce diminutas larvas en un solo grano de maíz nuevo arrojó las primeras pistas para identificar a una nueva plaga que puede ocasionar daños muy graves a los cultivos. Se trata de la mosca de los estigmas.

La presencia de la plaga fue reportada por primera vez, hace una década, en México, Estados Unidos (Florida) y Argentina, donde es considerada una plaga primaria, explicó Eddy E. Barraza, ingeniero agrónomo con maestría en fitosanidad y doctorado en fitopatología. En los países sudamericanos, la mosca también es conocida como gusano de la mazorca, gusano del venticilio del maíz y mosca pinta.

‘Este hallazgo y trabajo de investigación representa el primer reporte oficial y científico de la plaga en nuestro país'.

EDDY BARRAZA,

INGENIERO AGRÓNOMO

Aquí - en Panamá - la presencia de las larvas de la mosca de los estigmas fue reportada hace siete meses, en El Roble, Aguadulce. Posteriormente, se halló en Bugaba, Chiriquí, añade Barraza, quien realizó los primeros estudios del insecto en el Laboratorio de la Facultad de Ciencias Agropecuarias de la Universidad de Panamá.

La ciencia ha reportado seis géneros distintos de este insecto: Chaetopsis massyla (Walfer), Eumecosomyia nubila (Wiedemann), Euxesta stigmatias (Loew), Euxesta Mazorca (Steykal), Euxesta Eluta (Loew) y Euxesta Annonae (Fabricius).

LA INVESTIGACIÓN

Los primeros análisis de las características morfológicas del insecto en sus fases de larva, pupa y adulto indican que la que está dañando las mazorcas en El Roble y Chiriquí corresponde al género Euxesta sp, con mucha similitud a Euxesta stigmatias y pertenece a la familia Ulidiidae=Otitidae.

La información, sin embargo, debe ser confirmada por pruebas de ADN molecular este año, detalló el investigador de la Facultad de Ciencias Agropecuarias.

Para calcular la consistencia de la plaga en los granos de maíz nuevo se tomaron muestras durante meses en la misma región del país donde había sido reportada por primera vez. Se extrajeron larvas y se criaron en condiciones de laboratorio hasta completar su desarrollo.

Las larvas fueron incubadas con ayuda de equipo especializado, a una temperatura de 24°C, en completa oscuridad, hasta alcanzar la fase de pupa que se completó en un periodo de cinco días.

Luego de 10 días se inició la fase del insecto adulto. En esta etapa, entre las características de la mosca destacan cuatro bandas oscuras en sus alas, que permitieron identificar el género al que pertenece.

‘Este hallazgo y trabajo de investigación representa el primer reporte oficial y científico de la plaga en nuestro país, alertando a las autoridades fitosanitarias y productores a nivel nacional, para el establecimiento de medidas adecuadas para su manejo y control', dice Barraza.

‘Las características morfológicas en sus fases de larva, pupa y adulto de la mosca encontrada corresponden a ejemplares del género Euxesta sp, con mucha similitud a Euxesta stigmatias'

EDDY BARRAZA,

INVESTIGADOR

En una segunda etapa, el investigador busca determinar la incidencia de la plaga en diferentes zonas productoras del país (Herrera, Los Santos, Darién y Chiriquí) para saber si existen más de un género del insecto o más de una especie asociada a los daños de la mazorca del maíz. En América Latina existen más de 69 especies de Euxesta, de la cual, la stigmatias es la más dañina para el maíz.

Una vez que se conozca la incidencia de la plaga en las zonas productoras del país corresponde establecer estrategias, que pueden replicar los productores, para su manejo y control.

Entre las alternativas estaría uso de variedades de maíz resistente a la plaga, control biológico y mecánico, con trampas de colores y como última instancia la aplicación de insecticidas sintéticos, explicó el investigador.

Estos trabajos se iniciarán a partir del inicio del año académico 2018, con la participación de estudiantes graduandos interesados en elaborar trabajos de grado sobre este tema. El fin ‘es que puedan contribuir con aportes importantes al desarrollo del sector agrícola de nuestro país', concluyó el investigador.

Las moscas adultas colocan sus huevos de tal manera que las larvas puedan alimentarse de los estigmas y de los granos de maíz. Cada una puede poner entre cinco y treinta huevos, según la literatura de referencia.

Las larvas pudren la mazorca y reducen su calidad y valor comercial. En Ecuador, los daños causados por la plaga han alcanzado hasta un 90% de los cultivos de maíz. En Perú, el alcance fue de hasta un 75%. Hasta el momento no existen reportes de grandes daños en las producciones de maíz como consecuencia de la mosca de los estigmas.

Antes de reportarse oficialmente la presencia de la mosca de los estigmas, el gusano de la mazorca (Helicoverpa zea) era la única plaga reportada en el país que causaba daños a la mazorca.

OTRA PLAGA DEL MAÍZ

Existen, sin embargo, otras plagas secundarias que pueden afectar los cultivos de maíz, entre ellas, el gusano cogollero, gusano barrenador del tallo y chinches.

En Panamá se consumen alrededor de 9 millones de quintales de maíz al año, de los cuales 8 millones se importan para abastecer el mercado de consumo avícola y porcino. La región pionera en la siembra de este cereal es Los Santos, donde se ha llegado a cultivar hasta el 80% de la producción nacional. Otras regiones productoras son Chiriquí y Darién.

En diciembre de 2011, el Instituto de investigación agropecuaria de Panamá (IDIAP) reportó daños causados por larvas del gusano cogollero a los cultivos de maíz de la provincia de Los Santos. La causa del inusual ataque de esta plaga estaba relacionada con los periodos de sequía presentados en la región.


comments powered by Disqus