Planeta 01/11/2017 - 4:47 p.m. miércoles 1 de noviembre de 2017

Los huracanes pueden dañar los Ecosistemas marinos

Un equipo de científicos del Smithsonian descubrió que una actividad específica, la sobrepesca, es especialmente crítica

Los huracanes pueden dañar los Ecosistemas marinos

Redacción Digital La Estrella
online@laestrella.com.pa

Un huracán puede causar un daño sustancial a los ecosistemas marinos tropicales, especialmente si esos ecosistemas ya han sido degradados por la actividad humana.

Un equipo de científicos del Smithsonian descubrió que una actividad específica, la sobrepesca, es especialmente crítica. En experimentos realizados en el Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales en Panamá, el equipo descubrió que la remoción de grandes peces de arrecife podría cambiar los tipos de especies marinas que colonizan los ecosistemas costeros, haciéndolos más vulnerables a las tormentas.

"Las tormentas extremas tienen un impacto devastador en las personas, como lamentablemente hemos visto recientemente", comentó Laura Jurgens, investigadora de post doctorado en el Smithsonian y en Temple University. "Más de tres mil millones de personas dependen de los ecosistemas marinos costeros para su alimentación y sus medios de subsistencia. A largo plazo, la resistencia humana a eventos extremos como los huracanes está estrechamente relacionada con la resiliencia ecológica, especialmente después de que hayan pasado las preocupaciones inmediatas de seguridad y de recuperación".

En hábitats submarinos, Jurgens y sus colegas cultivaron comunidades de invertebrados marinos costeros, con algunas jaulas en el interior para excluir a los peces globo y a otros peces de arrecife. En el laboratorio simularon la afluencia masiva de agua dulce asociada a la lluvia, producto de huracanes en hábitats costeros. Esto causó un shock en el sistema a las ostras, percebes, tunicados y otros organismos acostumbrados al agua salada, que forman una base de la red trófica para peces y otros animales marinos más grandes.

Pero los grupos que estaban protegidos de los peces cuando se establecieron, sufrieron más del 50 por ciento de pérdida de biomasa. En comparación, las comunidades que estuvieron expuestas a los peces durante el desarrollo mostraron poco efecto luego de la descarga de agua dulce. Los investigadores comentaron que esto se debió a que un competidor dominante en estas comunidades, un tunicado invasivo, fue capaz de expandir en gran medida su presencia cuando no había depredadores, y esas especies hicieron que las comunidades fueran más vulnerables a la tormenta experimental. El estudio fue publicado el 31 de octubre en Ecosphere.

comments powered by Disqus