Planeta 30/08/2014 - 12:00 a.m. sábado 30 de agosto de 2014

Extraña alga y lesiones causan daño a los corales de Panamá

Según expertos internacionales, la situación se está dando en los arrecifes coralinos de las Islas de Las Perlas y en Coiba

 / Archivo | La Estrella de Panamá
Archivo | La Estrella de Panamá

Mirta Rodríguez P.
mrodriguez@laestrella.com.pa

Los arrecifes coralinos conforman uno de los ecosistemas más variados y valiosos de la Tierra. Estos mundos submarinos son tan exuberantes que se los conoce como los bosques tropicales de los océanos. Son el hogar de millones de seres vivos acuáticos. Además, su ecosistema proporciona servicios al turismo, la pesca y la protección del litoral.

Sin embargo, al igual que ocurre con los bosques en tierra, en los últimos años se han visto amenazados. Estudios indican que ya ha desaparecido la mitad de los arrecifes del planeta, y el resto podría extinguirse a mediados de este siglo por el calentamiento global, citaron expertos internacionales durante la conferencia ‘Los Arrecifes de Panamá, su monitoreo y evaluación’, en la Universidad Marítima Internacional de Panamá.

El mexicano Arturo Ayala Bocos y la colombiana Jenny Rodríguez Villalobos, presentaron los resultados de una investigación de monitorio de los corales del Pacífico panameño, con el aporte de la Universidad de Baja California y de Conservación Internacional. Para este estudio analizaron 16 sitios del Archipiélago de las Perlas y 15 de isla Coiba. Lo que hace un total de 31 lugares monitoreados.

De acuerdo con Ayala Bocos, a diferencia de países como México y Estados Unidos, por mencionar algunos, la situación de los corales de Panamá no es tan alarmante, puesto que no se observó blanqueamiento en los corales como se ha detectado en los países antes mencionados. Sin embargo, lo que sí se descubrió fue la presencia de una alga extraña letal para los corales. ‘Nosotros descubrimos la presencia de la alga durante un monitoreo y solo vimos pequeñas partículas de ellas bastante dispersas, pero tres meses después, cuando regresamos al sitio vimos que esta alga se había extendido y muchos corales debajo de ella habían muerto’.

Según Ayala Bocos, se trata de una especie totalmente desconocida, por lo que enviaron muestras a los laboratorios de Costa Rica para someterlas a investigación, puesto que se conoció se está esparciendo por los arrecifes mexicanos y costarricenses.

‘El sobrecrecimiento de algas es muy rápido y está ahogando al coral. Crece de abajo hacia arriba y cuando se levanta la gruesa colcha de algas se pueden ver los corales muertos. Es una alga letal, no le da opción al coral de sobrevivir’, agrega Rodríguez.

En este sentido, Ayala Bocos hizo énfasis en la necesidad que existe para continuar haciendo estos monitorios de manera más continua, puesto que existe una escasez de censos e investigaciones al respecto y los que se hacen son a largo plazo y son muy costosos.

Ayala Bocos aseguró que la zona que encontraron más afectada por la presencia del alga fue el Archipiélago de Las Perlas, en Coiba había pocas cantidades.

Al igual que Ayala Bocas, Rodríguez aseguró que los corales de las costas del Pacífico panameño, todavía no están siendo afectados por el blanqueamiento, sin embargo lo que sí está presentando en un ‘empalidecimiento’ y lesiones (pérdida de tejidos), anomalías de crecimiento y reacciones de pigmentación, en ambas regiones estudiadas.

Por otro lado, también monitorearon la presencia de peces entre los años 2011 a marzo de 2014, y descubrieron que dicha población no ha disminuido, se sigue manteniendo igual que hace tres años. Sin embargo lo que sí encontraron fue el aumento de esponjas cubriendo el coral, lo cual para los investigadores no es bueno para supervivencia de los corales.

comments powered by Disqus