Planeta 04/10/2017 - 12:00 a.m. miércoles 4 de octubre de 2017

UTP estudia niveles de contaminación por plásticos en mares panameños

La investigación sobre microplásticos se anunció luego que el presidente Varela vetó la propuesta de ley que prohibe el uso de bolsas plásticas

Las costas de la Bahía de Panamá están inundadas por desechos plásticos. / Archivo | La Estrella de Panamá
Archivo | La Estrella de Panamá

Las costas de la Bahía de Panamá están inundadas por desechos plásticos.

Mirta Rodríguez P.
mrodriguez@laestrella.com.pa

Justo cuando el presidente Juan Carlos Varela anunció su veto parcial a la propuesta de ley que prohibe el uso de bolsas plásticas en los supermercados y comercios del país, la investigadora de la Universidad Tecnológica de Panamá (UTP) Denise Delvalle de Borrero, alerta que ‘en Panamá podríamos estar comiendo nuestra propia basura, especialmente de plásticos y no lo sabemos'.

Delvalle habló sobre el tema con La Estrella de Panamá antes de participar en el I Foro ‘Multisectorial de Experiencias e Iniciativas para reducir el Impacto de los Desechos Plásticos en los Ecosistemas Marinos Costeros', una iniciativa que promueve la conservación de los ecosistemas marinos y la reducción de la contaminación con plásticos en los océanos.

Durante el encuentro, Delvalle de Borrero anunció que como parte de la campaña de sensibilización ha iniciado estudios (a dos años) , con el apoyo de Secretaría Nacional de Ciencia y Tecnología (Senacyt), para determinar la concentración de microplásticos y la clase química que existe en las aguas océanicas del Pacífico y el Atlántico panameño.

La investigadora adelantó que para este estudio se han determinado zonas específicas donde se considera se concentra gran cantidad de microplásticos, por las actividades industriales que allí se realizan.

La científica destacó que el estudio tratará de establecer una línea base sobre las concentraciones de ciertos plásticos en agua y sedimentos, monitoreando primeramente nueve puntos, cuatro en el Pacífico y cinco en el Atlántico, incluyendo la cuenca del Canal, (Panamá y Colón) porque allí se desarrollan muchas actividades que generan este tipo de microcontaminates plásticos. ‘A los lados de la cuenca del Canal hay actividades industriales con mucho plásticos. Yo no lo sabía, pero el ‘sand blasting' (proceso de limpieza industrial) no se hace con arena (sand) sino con plástico', dijo.

En cuanto al tipo de contaminantes que podrían estar en el área del Canal, dijo que son polímeros (que son plásticos) en tamaños muy pequeños que quedan disueltos en el agua, la arena o el mar, que se los vuelve a llevar arrastrados por las olas, generando contaminación y riesgos para la salud de los océanos y humana.

Las especies marinas, explicó Denise Delvalle, ‘confunden los plásticos con alimento y en entran en la cadena alimenticia en el punto primario del microplancton y nosotros somos los que estamos al final de esa cadena. Así que puede ser que muchas especies que ya estamos consumiendo, como camarón, conchuelas, cangrejos, langostas, estén ya contaminados con micoplásticos. Entonces estaríamos comiendo nuestra propia basura'.

Sobre el tema, Tania Arosemena, de la Fundación MarViva, planteó que es evidente que en nuestras costas predominan los materiales plásticos desechables, los cuales afectan la salud de las especies marinas y de las poblaciones humanas, con impactos que pueden incidir en las economías que giran en torno a nuestros océanos.

Sin embargo, ‘todavía estamos a tiempo, la solución nos atañe a todos desde el cambio de hábitos de consumo hasta el apoyo de iniciativas que promueven las autoridades, el sector privado y la sociedad civil', consideró Arosemena, durante el foro, donde se firmó la Declaración ‘Yo reduzco mi consumo de plástico desechable'.

Alida Spadafora, de la Alcandía de Panamá, dijo que para afrontar el problema generado por la forma tradicional de gestión de los residuos sólidos, la manera más efectiva de reducir la contaminación y los costos inherentes a la disposición final de los desechos, parte de reducción en el consumo, la separación en la fuente para reutilización o reciclaje y la compra de productos con mayor ciclo de vida.

Se estima que el océano recibe ocho millones de toneladas de plástico al año, lo que equivaldría a verter un camión de basura cada minuto. Si sigue esa tendencia, para el 2030 serán dos camiones y para el 2050, cuatro.

El foro, organizado por la Asamblea Nacional, la Alcaldía y Marviva, se celebró a propósito del proyecto de ley 492, que elimina el uso de bolsas plásticas (de polietileno o material plástico convencional) en los supermercados y comercios del país, vetado este lunes por el presidente Juan Carlos Varela, pues considera que el polietileno es la base de todas las bolsas plásticas.

‘Una bolsa biodegradable es confeccionada con maíz, yuca, caña, almidón otro producto que sea biodegradable que es expuesto al ambiente, sol, agua', detalló Varela en el veto remitido a la Asamblea.

‘En Panamá podríamos estar comiendo nuestra propia basura, especialmente de plásticos y no lo sabemos',

DENISE DELVALLE DE BORRERO

INVESTIGADORA DE LA UTP

comments powered by Disqus