Gastronomía 18/03/2018 - 12:00 a.m. domingo 18 de marzo de 2018

Sabores diferentes, vinos innovadores

El público conocedor del vino busca nuevos sabores y a eso apuestas las viñas boutique como Klammer en el Valle de Cachapoal en Chile

Fueron degustados tres vinos del portafolio de Viña Klammer.

Fueron degustados tres vinos del portafolio de Viña Klammer.

Anterior Siguiente

Esther M. Arjona
earjona@laestrella.com.pa

Para Carlos Klammer, Panamá no es desconocida. Hace pocos años, antes de retirarse del servicio diplomático, fue embajador de Chile en Panamá. Hoy, maneja junto con sus hijos la viña Klammer, una viña familiar orientada a producir vinos finos destinados a la exportación que adquirió en los años ochenta, pero que ahora disfruta, como embajador del vino cargo en el que gana menos dinero pero con el que es siempre muy bien recibido.

Klammer visitó recientemente nuestro país y compartió una velada con invitados especiales en la que conversó sobre su tema preferido, el vino.

VARIETAL PLUS

En el caso de Viña Klammer, sus varietales fueron catalogados como ‘Varietal Plus', es decir, un peldaño más arriba que el Varietal normal, pero es una denominación que no existe oficialmente. Se maceran 180 días en vasijas de roble americano o lingue chileno.

‘Por sus características geográficas, Chile es el lugar más privilegiado del mundo para producir vinos', asegura Klammer. Pocos lugares cuentan con tan generosa amplitud térmica que permite una mejor maduración delas vides. Por otra parte, sus cordilleras se convierten en una barrera sanitaria que no ha permitido al entrada de plagas. ‘Casi todos los vinos son orgánicos', comenta.

Fenómenos como la ‘camanchaca' o la vaguada costera, formación de nubes en un nivel bajo que mantienen el cielo cubierto en las mañanas son una bendición para un país productor de vinos', asegura.

Viña Klammer es una viña boutique, tema en el que confiesa, ‘los argentinos nos llevan la delantera',

Y es que en un mercado que cada día se vuelve más conocedor, hay que sorprender con productos diferentes, con productos innovadores y esto es difícil de lograr en una viña de gran tamaño pues ‘la burocracia no lo permite'.

Un gran ejemplo, un rosé, el primero de la degustación de la noche. No tiene etiqueta, porque todavía no está en el mecado. Se trata de ‘un buen experimento'

‘Es un rosé hecho con carmenere, por eso, su color brillante y un sabor fresco, frutal que tendría muy buena salida en Panamá', afirma.

‘Es un vino que muy bien puede funcionar como aperitivo, pero si las uvas se cosechan un poco más tarde, puede ser un vino capaz de acompañar un postre. Compite mucho con los espumantes', detalla Klammer.

La uva carmenere, redescubierta en Chile en los años noventa, ha tenido mucho éxito ‘es dulce, tiene mucho color, tiene un gusto distinto', sostiene Klammer.

Pasamos al segundo vino de la noche, un carmenere con permanencia en vasijas de roble francés de al menos 12 meses, con un color intenso a berries, aromas a especias de hiho y tabaco. En el paladar es redondo con taninos suaves y fin persistente.

Klammer asegura que la zona de su viña, ubicada en el valle de Cachapoal, en la VI región, ‘es un lugar privilegiado para el carmenere', sin embargo, no es la única cepa que Klammer beneficia. Viña Klammer produce cabernet sauvignon, merlot, carmenere, syrah, sauvignon blanc y chardonnay, en versiones varietales (vin du table) y reserva de familia (private reserve) con al menos 12 meses de añejamiento en roble francés, Gran Reserva ( Ambassador Reserve) en cabernet sauvignon y sauvignon blanc dos años en roble francés y el Premium (Grand Croix), un ensamblaje de syrah, cabernet sauvignon y carmenére, guardado al menos 36 meses en vasija de roble francés, en tercer y último vino de la noche.

Sobre los ensamblajes, Klammer explica que ‘se ha vuelto popular nuevamente. Antes tomábamos vino de la garrafa y no sabíamos qué cepa era... después, pro exigencias de los mercados sobre todo, americano, nos volcamos al concepto de varietal'.

El ensamblaje es bastante parejo, 33% syrah, 34% carmenere y 33% cabernet sauvignon. El vino fue decantado en su momento y servido a los invitados. Un vino con cuerpo, muy sedoso.

Sobre Panamá, Klammer ha notado el cambio con respecto al consumo del vino. ‘Cuando fui embajador aquí, no se consumía tanto vino. Ahora que he vuelto noto que se consume mucho más, se sirve vino y la gente conoce más. Hay buenos vinos, de so te das cuenta en las vinotecas y supermercados allí te enteras te enteras de cuánto sabe la gente de vinos', comenta.

‘Cuando las galerías están desordenadas, la gente no sabe lo que está buscando, pero si ves que están ordenadas, es porque sí saben, y eso lo ves aquí', agrega.

Klammer quiere reintroducir en el mercado panameño sus vinos, le parece que es un buen momento.

VILA KLAMMER

Una viña familiar orientada a producir vinos finos destinados a la exportación. Ubicada en la VI Región de Chile, 105 km. al Sur de Santiago, en el Valle de Cachapoal. Con 22 has. de viñedos plantadas los años 2000 y 2001, a razón de 4.500 plantas por has. aprox. y 11 has. plantadas en alta densidad, 8.200 plantas por has., en 2011 y 2012. Ambas plantaciones con las variedades Cabernet Sauvignon, Syrah, Merlot, Carmenere, Sauvignon Blanc y Chardonnay. Su producción anual es de 150 mil botellas la que aumentará en 100 mil botellas más , cuando las 11 has. en alta densidad esten en plena producción. Debido al reducido mercado local, copado por las 5 o 6 grandes bodegas, son pocas las viñas de estas características en Chile, conocidas como "Vino Garage' , "Viñas Boutique', ‘Bodega Virtual' o ' Vinos de Autor'.

comments powered by Disqus