Gastronomía 09/07/2017 - 12:03 a.m. domingo 9 de julio de 2017

Homenaje a los productores

La cuarta edición de los premios gastronómicos ‘El Buen Tenedor' fue dedicada a la labor de los productores locales

Cuquita Arias de Calvo, Dioselina de Bell y Charlie Collins / Jaime Lucar | La Estrella de Panamá
Jaime Lucar | La Estrella de Panamá

Cuquita Arias de Calvo, Dioselina de Bell y Charlie Collins

Anterior Siguiente

Redacción La Estrella de Panamá
periodistas@laestrella.com.pa

Sin productores no hay gastronomía. Ese es el lema que ha caracterizado la premiación El Buen Tenedor 2017, un certamen que reconoce lo mejor de la gastronomía panameña y que celebró su cuarta gala la noche del pasado jueves.

‘Sentirnos orgullosos de nuestros productos es muy importante, pero para que eso suceda tiene que pasar algo...'

MITSUHARU TSUMURA

La velada especial, en la que no se premiaron ni cocineros ni restaurantes, abrió con las palabras del gastrónomo panameño Jorge Chanis, autor del blog El Buen Diente e impulsor de esta premiación, quien recordó la estrecha relación que existe entre un chef y la persona que le suple los insumos naturales necesarios para cada platillo.

Chanis presentó con esto un corto documental que refleja los 1,394 kilómetros que recorrió a lo largo del interior del país para encontrarse con las historias detrás de los productores que serían homenajeados esa noche.

El encargado de anunciar el ganador de la primera estatuilla fue el chef del restaurante Maito, Mario Castrellón, quien le entregó la distinción a la familia Lamastus, cuya finca Elida State Coffee, en Boquete, logró vender el año pasado una libra de café en $275.50 en la subasta The Best of Panama.

El segundo reconocimiento, presentado por Benito Bermúdez de Café Unido, fue para José Manuel Gallardo, de la finca cafetera Nuguo, a casi 2 mil metros de altura al borde del Parque Nacional La Amistad.

El tercer premio fue otorgado de manos de Domingo De Obaldía, del restaurante El Trapiche, a Saturnino Campos, quien posee una finca familiar en Ocú de 22 hectáreas del que se desprenden múltiples productos, entre estos, maíz, yuca y ñame, para un centenar de restaurantes en todo el país.

Patricia Miranda Allen, del restaurante Cerro Brujo Gourmet, le adjudicó otra estatuilla al Grupo Orgánico de Agricultores Cerropunteños (Gorace), una sociedad de campesinos, liderado por Lourdes Gaitán.

Finalmente, el quinto galardón, otorgdo por los chefs Charlie Collins y Cuquita Arias, fue para Dioselina de Bell, conocida en el ámbito gastronómico local como la reina de las hierbas y las flores gourmet, gracias a su jardín de 10 hectáreas, ubicado en Boquete.

‘Yo siempre digo que no se puede querer algo que tú no conoces', pronunció el renombrado chef peruano Mitsuharu Tsumura, dueño del restaurante de comida nikkei Maido, número 8 del mundo según la revista Restaurant.

‘Sentirnos orgullosos de nuestros productos es muy importante, pero para que eso suceda tiene que pasar algo (...) y ahí viene el trabajo y es lo que sucede hoy en esta sala, el hecho de tener no solo cocineros sino personajes de todo rubro, es la única manera en la que podemos articular una manera de trabajo que nos lleve al éxito', añadió Tsumura, felicitando el realce que se le dio al mal llamado último eslabón de la cadena alimenticia, los productores.

comments powered by Disqus