Gastronomía 12/03/2017 - 12:00 a.m. domingo 12 de marzo de 2017

Donde Japón y el Perú se encontraron

El restaurante Soy ofrece a sus comensales platos de la cocina Nikkei, una deliciosa fusión nacida de una interesante mezcla cultural

  /

Anterior Siguiente Fotos Previas Fotos Próximas

Esther M. Arjona
earjona@laestrella.com.pa

La migración japonesa en Perú hizo importantes aportes a su culinaria. De la mezcla de estas dos importantes gastronomías nace la cocina Nikkei, que mezcla técnicas, ingredientes y cultura de ambos países y que se ha hecho muy conocida en todo el mundo.

Si a esta cocina le sumamos un ambiente relajado y moderno, con música lounge, proyecciones de imágenes de paisajes japoneses y peruanos y más de 10 distintas salas con una decoración distintiva, tenemos como resultado el restaurante Soy del Hard Rock Hotel Panamá

‘Ya no solo se busca un restaurante porque su comida sea sabrosa, no sales solo a comer. Vas en busca de una experiencia, en las comidas se viven eventos especiales; cierras negocios, celebras, te reúnes con la gente que quieres', dice Aiezer Mela, capitán del restaurante. ‘Y eso es lo que queremos ofrecer a los clientes de Soy', agrega.

Luces bajas aportan informalidad y modernismo. Se puede escoger para la comida, una sala con mesas al estilo japonés, muy cercana al piso, pero con una cavidad inferior que permite acomodar las piernas; mesas convencionales de cuarto puestos, extensos sofás y pequeñas barras. El espacio es muy extenso, suficiente para que 172 comensales estén cómodos y no se sientan apretados, de ninguna manera. ‘Quieres sentir compañía, pero también libertad', detalla Mela.

Paul Carrillo, chef ejecutivo del hotel y peruano, aportó la esencia y conocimiento de la cocina Nikkei al restaurante, así como novedosas recetas que se encuentran en los diversos apartados de su carta.

‘No se trata de un menú extenso. Es muy sencillo y manejable. Entre las entradas está una tempura de langosta con mayo de ají y coco, crotones de papa y cebollina. También están los panecillos con pato y langostino, con miel de abeja, hoisin, canela, pepino, chicharrón, pato Pekin y langostinos tempura. Otras opciones son los tacos Soy, el infaltable edamame, tartar de atún, pulpo al olivo y una causa de ebi y cangrejo.

Para compartir, están disponibles un tasting de ceviche y uno de tiraditos, de las opciones presentes en la barra de ceviches y tiraditos que incluye el ceviche perfecto, el ceviche con Twist Nikkei y el itamae, así como el tiradito cremoso y el crunchy.

En el apartado de ensaladas y sopas encontrará la sopa de algas, de pollo y coco, y la miso. A las dos últimas se les puede adicionar langostinos y frutos del mar.

Si gusta una ensalada, le ofrecen la especial Soy, con lechugas verdes, ensalada de palmito, calabaza, wakame, echalotes y tomate.

Entre los platos principales de fusión están los mariscos Tobanyaki, con mero, calamares, camarones, conchuelas, pulpo, miso y ají amarillo, la pasta sakiyaki, con hongos, otras, hoja de mostaza, tamago, filete de res y mantequilla de maní; las costillas a la barbacoa estilo japonés y el chupe peruano y japonés, con langostinos, mero, ají amarillo tofu, edamame y huevo de codorniz.

Si prefiere los clásicos, entonces podrá escoger entre los vegetales cocn coco, el arroz frito verde, con chorizo, maní, conchuelas, camarón, huevo, zanahoria, cebollín y cilantro, el pollo teriyaki, un tacu tacu de mariscos, y el lomo saltado.

Lo moderno lo degustará en una entraña sellada, las costillas Nikkei y el salmón grillado.

La oferta se completa con la barra de sushi que incluye los makis y temakis en 10 variedades; los rollos especiales en los que se despliega la creatividad de los ‘susheros', con once posibilidades más; los nigiri y el sashimi.

Para acompañar, una completa barra de licores que ofrece cocteles Con ingredientes frescos. Su especialidad: el pisco, con el cual preparan el clásico pisco sour y otros cocteles peruanos como el capitán y el chilcano, además de una versión de maracuyá del sour. También ofrecen diversos sakes y cocteles como el caipiroska de piña o el mojito de sandía, muy refrescantes.

‘Ya no solo se busca un restaurante porque su comida sea sabrosa. Vas en busca de una experiencia',

AIEZER MELA

comments powered by Disqus