Gastronomía 14/02/2017 - 12:00 a.m. martes 14 de febrero de 2017

Deje que el amor entre, con una buena comida

El restaurante Chin Chin ofrece hoy una propuesta original, fresca, interesante y sobre todo, sexy, para celebrar

Chin Chin está abierto al público de lunes a sábado de 12 mediodía a 11 de la noche. / Jaime Lucar | La Estrella de Panamá
Jaime Lucar | La Estrella de Panamá

Chin Chin está abierto al público de lunes a sábado de 12 mediodía a 11 de la noche.

Anterior Siguiente Fotos Previas Fotos Próximas

Esther M. Arjona
earjona@laestrella.com.pa

Solo bajarse del auto y ya se siente un cambio. Los árboles jóvenes que preceden al edificio Yoo en la Avenida Balboa llenan de frescor el vestíbulo. Justo en la planta baja se ubica el restaurante Chin Chin, basado en sabores de Asia, pero con ambiente cosmopolita. Una terraza cerrada con vidrios aislantes de ruido nos permiten seguir disfrutando del verdor de los árboles, de la luz natural. Adentro, en el salón principal destacan los rosas y grises con una decoración muy contemporánea, pero con detalles tradicionales.

Su chef, Néstor Chacín, creó en conjunto con los socios del grupo Cabana, al cual pertenece, el concepto que le da su identidad.

‘Pensamos un poco en la cocina asiática, pero no en la tradicional. La cocina de Asia es muy amplia. Es complicado para el occidental tanto comerla como hacerla', asegura.

De acuerdo con el chef, en Chin Chin el comensal encontrará algo diferente. ‘Yo no he inventado nada, para esto me he documentado mucho porque no me gusta la fusión como tal. Traté de hacer algo verdadero pero con un ‘twist'.

De esta manera, Chacín mantiene la esencia de Asia que logra acercar a los occidentales con ingredientes locales y con gran ingenio. ‘Lo que comes acá no lo vas a encontrar hay en otro lugar porque son platos creados por nosotros mismos.

La carta, basada en las cocinas del sureste de Asia cuenta con platos conocidos como el pato a la Pekin, el pollo kung pao o el pollo al curry, pero también cuenta con propuestas únicas, muy interesantes y que prometen al comensal un delicioso viaje de sabores, aromas y texturas.

Como en la mayoría de los restaurantes orientales, se ordena una variedad de platos y se comparten entre los asistentes. Así se puede degustar con variedad.

El menú se segmenta en Crudo bar, con todas las opciones que no requieren del paso por un fogón, entre ellas un tartar de atún estilo kabuki, el salmón togarashi, la langosta red dragon y el beef prime ftruffle.

Continua con las entradas ya sean frías o calientes, entre las que destacan los spring rolls, los quinoa rolls, la sopa tom kha gai y la ramen k-chi chen, además de una variedad de ensaladas.

Están los arroces y noodles (fideos) como el arroz Chin Chin, con pato, camarones, espárragos y piña, uno de los más populares y el nasi goreng, arroz salteado de Malasia con huevo frito de codorniz, pollo y vegetales.

En cuanto a los fideos, los encontrará al estilo de Singapur, Bangkok, mandarín y un pad thai vegano.

Hay toda una sección de platos Robata (pinchos al carbón en órdenes de tres) en la que se podrá escoger entre espárragos, maíz, portobelos, camote, cobia, salmón, atún, pulpo, langostinos, entraña y pollo.

Entre los principales están el apto Pekin laqueado, un róbalo ginger soy, una cobia rostizada con miel y sake, un stir fry de langosta y la entaña crispy a la naranja.

También hay opción de dim sum con versiones estilizadas de los ya conocidos shu mai, ha kao, dumplings variados, bao buns y wantones fritos. Próximamente se ofrecerán en horario de desayuno.

Y en almuerzos está también la opción del Bento box con cuatro medias raciones en versión carne, pollo, pescado (y mariscos) y vegana.

A esto hay que sumar los postres,

UN MENÚ PARA SAN VALENTÍN

‘Quisimos hacer algo distinto, pero manteniendo la línea de lo asiático, usando el ingrediente local la langosta la piña la cobia, que son los mejores', destaca Chacín.

El menú para la cena de hoy 14 de febrero consta de una opción de entrada, entre una ensalada de langosta, con sandía, palmito, gelee de maracuyá, verdes asiáticos y vinagreta de champagne; mejillones al wok, curry rojo con leche de coco y albahaca thai y unos espárragos, holandesa de mandarina, togarashi y caviar.

Luego, un intermedio ‘para seducir y compartir con tu pareja', que consta de un dim sum platter y una opción de plato principal a elegir entre el salmón laqueado con miel, trufa y champagne; el cordero tikka al tandoori con arroz basmati 7 joyas y un stir fry de hongos, castañas de agua y pstachos, para los veganos.

Para finalizar como postre, un macarron de té de jazmín rellen de ganache de chocolate blanco y té de jazmín acompañado de un sorbete de melocotón.

‘El día de los enamorados no puede ser soso, tiene que haber sabores intensos, dulces, además tienes una rpesentación muy bonita', dice el chef.

Además, ‘este día es para eso, para recuperar lo perdido, para ganar lo que no se ha hecho y para compartir ese momento con la pareja, hay que ser ostentoso‘, concluye.

CHEFS

Tras los fogones de Chin Chin

- Néstor Chacín, chef ejecutivo de Chin Chin nació en el Perú, estudió en el Instituto Cordon Bleu de París en 1992, ha trabajado en Perú, pero ha desarrollado su carrera en Venezuela. Aunque ha trabajado en una diversidad de estilos y gastronomías de diversas nacionalidades consdera que su especialidad es el pescado.

- El sous chef de la casa es el panameño Iván Ibérico, ‘un cocinero muy bueno, muy talentoso', de acuerdo con su jefe. ‘Un no hace nada solo en esta profesión, hay que tener un buen equipo', asegura.

- La pastelería está a cargo de Patricia Mejías, venezolana graduada en París. Desarrolló su carrera en París hasta que le propusieron encargarse de la pastelería del grupo Cabana en Panamá. Mejías se inspira ‘en lo que me provoca comer en el momento'. Le agrada jugar con sabores que no son tan recurrentes y mezclarlos con los clásicos de siempre. Busca que sus creaciones sean ligeras, que ayuden a la digestión en lugar de ser pesadas.

- Le agrada Panamá porque tiene sus similitudes con Venezuela en términos gastronómicos y se le hace muy interesante la movida gastronómica que desarrollan chefs como Mario Castrellón. ‘Me parece importantísimo porque se trata de afianzar la identidad de Panamá', concluye.

comments powered by Disqus