Familia 15/03/2017 - 12:05 a.m. miércoles 15 de marzo de 2017

Parientes aliados en la inclusión

Cuatro historias de mujeres vinculadas a la discapacidad reconocen que el apoyo familiar es una pieza fundamenta

‘Las mujeres con discapacidad se están visibilizando', Marissa Martínez.

‘Las mujeres con discapacidad se están visibilizando', Marissa Martínez.

Anterior Siguiente

Keila E. Rojas L.
krojas@laestrella.com.pa

‘La familia es una pieza fundamental en el proceso de inclusión', reconoce Marissa Martínez Samudio. ‘Fue un desafío y algo inesperado para mis padres, dos personas humildes, recibir en su seno a una persona con discapacidad visual', afirma.

Martínez, con discapacidad visual desde su nacimiento, indica que ‘a pesar de su estado económico y de desconocer la situación'; su padre oriundo de Guna Yala y su madre coclesana ‘entendieron que mi discapacidad no debía ser una barrera para mi superación y gracias a la orientación de algunos vecinos me escribieron en la escuela y pude llegar hasta la Universidad'.

Martínez, miembro del panel en la jornada: Mujer, Discapacidad e Inclusión Social, avances y desafíos, organizada por la Secretaría Nacional de Discapacidad (Senadis), indica que el apoyo de sus padres ‘fue fundamental en los primeros años de vida. Ellos decidieron no excluirme de la sociedad y me incluyeron en diversas actividades'.

A pesar de esto, señala Martínez, educadora, miembro de la Unión Nacional de Ciegos de Panamá y facilitadora del Patronato Luz del Ciego, en el camino ‘encontré dificultades y a los 12 años mi autoestima estaba muy afectada'.

‘Llega ese momento en que solo ponemos por delante la discapacidad y vamos viendo que somos diferentes a las demás chicas y eso hace que nuestra autoestima baje y nos sentimos disminuidas', dice la educadora y delegada por Panamá ante la Asamblea de la Unión Mundial de Ciegos en Tailandia.

Agrega que ‘gracias a Dios y a la inclusión que me dieron mis padres logré seguir ese camino e interactuar con mujeres en condición similar a la mía y ver cómo ellas se esforzaban'.

Frente a las diversas situaciones que enfrentó Martínez, asegura que ‘el mayor desafío de una mujer con discapacidad es saber que tenemos igual derecho a las demás'.

Apunta que el logro más relevante en su vida ‘es haberme descubierto y entender que tengo una condición de discapacidad y que no debe avergonzarme. La mayor discapacidad de una persona es el miedo'.

‘Hoy soy madre de dos hijos, decido dónde quiero estar, con quién quiero estar y qué deseo hacer. Ahora quiero trabajar y enseñarle a las demás mujeres con discapacidad que se puede, siempre y cuando nosotras decidamos conocernos primero, amarnos y sobre todo aceptarnos no como víctimas' afirma Martínez.

SU MADRE, EL MOTOR DE SU VIDA

Su familia nunca vio sus circunstancias como un obstáculo. Yorleni Roca Domínguez, abogada, activista y Subdirectora del Programa Ángel Guardián del Ministerio de Desarrollo Social, afirma que su madre ‘es el motor de su vida'.

Roca fue diagnosticada con parálisis cerebral infantil ‘por negligencia al momento de la atención del parto' de su madre. ‘Cuando tuve un año y medio de edad fue que mi madre lo supo, y desde entonces empezó con mi terapia de rehabilitación y la lucha por la inclusión', dice Roca.

Recuerda que desde pequeña y frente al desenvolvimiento regular de los demás niños, ‘mi madre nunca me dijo no puedes hacer esto, más bien se enfocaba en lo que sí podía hacer'.

Indica que desde pequeña en su hogar se le enseñó que ‘la discapacidad no debe ser el límite que nos impida a seguir adelante. Es el ejemplo que he seguido en mi vida y es lo que me ha permitido llegar al día de hoy, donde estoy'.

La joven abogada de 29 años, señala que ‘en este caminar he tenido muchos obstáculos, pero uno siempre debe aprovechar y ver las oportunidades que se les presentan, más que las limitaciones'.

‘Llega ese momento en que solo ponemos por delante la discapacidad'

MARISSA MARTÍNEZ

PROFESORA

Al igual que Roca y Marissa Martínez, Fermina Gough Wilson, líder natural del movimiento asociativo de las personas con discapacidad auditiva, y también miembro del panel en la jornada antes descrita, reconoce que los obstáculos para una mujer con discapacidad son muchos, sin embargo, agrega que ‘tenemos que aceptarnos, amarnos, avanzar y superar nuestros miedos'.

Gough, sufrió de meningitis, ‘y a partir de allí comenzó el desafío, mis familiares y amigos no permitieron que me separara y aislara', dice.

Agrega que ‘en el día a día surgen barreras pero con la ayuda de las personas más cercanas, las mujeres con discapacidad podemos escalar cualquier muro que se nos levante'.

Gough, el año pasado da un paso más en la vida al iniciar sus estudios universitarios en Derecho y Ciencias Políticas en la Universidad el Istmo.

Cuando una persona con discapacidad llega a la familia el desafío también es para los padres o quien tenga la custodia.

Puesto que, según explica Natasha Velotti Torres, abogada y docente universitaria también participante del evento organizado por Senadis, ‘nadie está preparado para recibir a una persona con discapacidad'.

Detalle que, ‘a pesar de toda las herramientas y libros que puedas leer para prepararte cuando serás madre de una persona sin discapacidad, la familia no sabe cómo actuar frente a determinada situación cuando llega el bebé a casa. Ahora, cómo será el impacto de recibir a un niño con discapacidad?'.

Velotti, miembro del movimiento asociativo de padres de personas con discapacidad y madre de un joven con sordera profunda asegura que frente a la situación ‘existen dos alternativas. O te sientas a llorar y a quejarte durante toda tu vida o sencillamente lo aceptas, agarras la batuta y comienzas el desfile de la vida'.

‘En mi caso particular tuve el privilegio de tener una familia nuclear donde el problema de uno era de todos. Y eso me ayudó a salir adelante con mi hijo', puntualiza la abogada.

La jornada: Mujer, Discapacidad e Inclusión Social, avances y desafíos se realizó con el propósito de poner en contexto la importancia de contar con espacios de reflexión que visibilicen los avances y desafíos que tienen las mujeres con discapacidad y dar a conocer experiencias exitosas que nos insten a ir de las palabras a la acción.

DISCAPACIDAD EN PANAMÁ

Datos según el censo realiadoen 2010

Las personas con discapacidad representan el 2.9% de la población total, 1.1 puntos porcentuales más que hace diez años, cuando fue 1.8%.

Para la Organización Mundial de la Salud ‘no toda limitación puede ser caracterizada como discapacidad'.

‘Todas las personas tienen limitaciones, pero no todas son personas con discapacidad'.

La discapacidad es una limitación en la acción, que se deriva de una deficiencia de salud.

comments powered by Disqus