Familia 07/09/2017 - 10:28 a.m. jueves 7 de septiembre de 2017

Niñas con niños, el drama de maternidad que alarma en Bolivia 

Un estudio del Servicio Nacional de Información en Salud  reveló la existencia de al menos 2 mil 027 casos de madres menores de 15 años

Las autoridades implementarán una campaña para prevenir el embarazo adolescente. / Shutterstock
Shutterstock

Las autoridades implementarán una campaña para prevenir el embarazo adolescente.

EFE
online@laestrella.com.pa

Los embarazos adolescentes originados en la violencia sexual o en la unión de menores con adultos practicada por razones sociales en Bolivia han causado alarma al revelarse la existencia de al menos 2.027 casos de madres menores de 15 años.

Las cifras corresponden a un estudio del Servicio Nacional de Información en Salud (SNIS) que registró por primera vez información de ese grupo etario de enero a julio de este año y son difundidas a propósito de una campaña para prevenir el embarazo adolescente.

Los embarazos de menores de 15 años reportados a las autoridades, y que son elevados al SNIS, han tenido como principal causa la violencia sexual y, como segunda, las prácticas culturales. Todo indica que los 2.027 registrados en los centros de salud durante los controles prenatales concluyeron con nacimientos.

Las cifras de ese estudio, que fueron proporcionadas a Efe, no contemplan los casos de probable interrupción del embarazo, ni los alumbramientos que se producen fuera del sistema nacional de salud, que de ser incorporados aumentarían la cuantificación.

Además, las adolescentes y jóvenes embarazadas de 15 a 19 años atendidas en los centros de salud suman 34.958 casos, también en el período comprendido hasta julio, según la investigación.

Uno de los temas sobre el que las autoridades bolivianas han llamado la atención es el de la práctica social que permite la unión en pareja de menores, incluso prácticamente niñas, y adultos.

En mayo del año pasado una niña gestante de 12 años murió en la región de Pando (norte) a causa de una preeclampsia, un problema de presión en la sangre que complica los embarazos. Lo particular de este hecho fue que la menor "tenía una pareja mayor", según contó a Efe la directora del Servicio Continuo de Atención dependiente del Ministerio de Salud, Mariana Ramírez.

"Hay grupos sociales en los que todavía nuestras niñas son entregadas a sus esposos a muy temprana edad", dijo Ramírez y precisó que en la situación de la niña pandina fallecida el hombre que era su pareja tenía una edad mucho mayor. Agregó que hay casos "culturales" que implican relaciones de pareja entre niñas y un hombre mayor en poblaciones en las que no se considera algo negativo y "es una realidad que se vive" en Bolivia.

De forma global, según Ramírez, la tasa de natalidad adolescente es de 71 por cada 100.000 nacidos vivos, que en Latinoamérica es superada únicamente por países como Haití y República Dominicana. La ministra de Salud, Ariana Campero, ha expresado esta semana que se trata de cifras que preocupan y que lo fundamental es trabajar en reforzar las tareas de prevención.

Al mismo tiempo, la ministra ha denunciado la existencia de una decena de casos correspondientes a agosto de menores de edad que se sometieron a abortos y que terminaron presas al ser denunciadas por el propio personal del sistema nacional de salud.

Las normas bolivianas vigentes permiten a las mujeres abortar solamente en casos de violación o riesgo para la vida o salud de la madre o el feto, pero hay una resistencia del personal de sanidad a aplicar la legislación alegando razones de conciencia.

La campaña busca reducir la tasa de la natalidad y tiene como uno de sus puntos fundamentales la prevención en 3.000 instituciones educativas, que deben asumir esa tarea y reportar los casos.

Según las estadísticas históricas, en 2016 se reportaron 68.916 caso de embarazos en el rango de 15 a 19 años, una cifra menor respecto a los 82.416 casos de 2015 y los 85.500 de 2014. La proyección lineal de las autoridades considera que para fines de este año el dato podría ser de 59.900 embarazos, es decir 9.000 menos que en 2016.

comments powered by Disqus