Familia 12/04/2017 - 12:05 a.m. miércoles 12 de abril de 2017

‘La espiritualidad, una barrera de protección'

El aspecto espiritual está vinculado a un sistema interno de creencias, más no a una religión.

La vida espiritual fomenta valores y principios.

La vida espiritual fomenta valores y principios.

Anterior Siguiente

Keila E. Rojas L.
krojas@laestrella.com.pa

La espiritualidad no tiene rótulos, no está vinculada a una religión.

Se puede definir como ‘esa condición espiritual de todo ser humano, que lo mueve y alienta a actuar desde una perspectiva principalmente moral, psíquica o cultural', detalla la psicóloga Naidine Prince .

Explica la profesional que la espiritualidad aporta al desarrollo de la persona en las diferentes etapas de la vida.

‘Fomenta principios y valores que de una u otra forma hacen frente a influencias negativas sin importar su fuente. Esta es una de las tantas razones por lo que es importante dedicar un tiempo espiritual en familia y sobre todo incluir a los infantes de casa', afirma Prince.

DE PADRES A HIJOS

Aunque no está asociada a una religión, la espiritualidad se vincula a un sistema interno de creencias.

En base a estas creencias, transferidas de padres a hijos, se pondrá en práctica o no, valores y principios.

TIEMPO DE REFLEXIÓN

La psicóloga Naidine Prince da consejos para el día a día

Es necesario que su hijo exprese las experiencias diarias. Esto le ayudará a desahogarse.

Luego de escuchar a su hijo, sea niño, adolescente o joven, tiene la oportunidad de aportar sabiamente a la experiencia.

La plática permitirá estrechar lazos familiares y estar abiertos a un tiempo de espiritualidad.

‘Al no desarrollar ese lado espiritual, el ser humano en busca de llenar ese espacio, equivocadamente cae en actos indebidos', señala Prince.

‘Te voy a dar un ejemplo sencillo. En una familia, sus padres no dedican un tiempo a lo espiritual, no se habla del valor de la vida, no se tiene en cuenta el fortalecer la autoestima de los hijos, en fin, ¿qué crees pueda pasar cuando ese niño sea adulto? Estará carente de lo que no le dieron y lo reflejará en sus actos', dice Prince.

En otras palabras, agrega la psicóloga, un tiempo de espiritualidad no es ir a la iglesia, orar o rezar, lo cual es positivo, es compartir con tu familia, conversar de las cosas espirituales, es decir aquellas que no se ven físicamente, pero son importantes.

Según explica Prince, aparte de las correcciones del día a día, ‘se debe separar un tiempo diario o por semana, a la medida de lo posible, para platicar sobre al amor, respeto al prójimo, respeto a la vida. Es importante que los niños tenga una base espiritual para que estos no sean absorbidos por una sociedad contaminada'.

LA ESPIRITUALIDAD EN EL DÍA A DÍA

Por su parte, el sacerdote Juan Antonio Pérez, de la Parroquia Nuestra Santísima Madre, indica que ‘budista, musulmán, cristiano católico, cristiano evangélico, ateo, no importa el credo, el ser humano necesita tener principios y valores en su diario actuar'.

La espiritualidad está en las cosas más sencillas de la vida. Los padres deben ayudar a sus hijos a rezar, orar, meditar, cantar o reflexionar para escucharse a sí mismos y formar un criterio de lo positivo o negativo.

‘Generando estos tiempos de reflexión, indispensablemente de cómo lo practiques, se forjará un hábito en los hijos. En familia, en casa o al aire libre, podrán platicar por qué no se debe matar un animal, por qué se debe respetar la vida, por qué tomar lo que no es tuyo está mal. Esto es espiritualidad, no estar en un templo encerrados', apunta Pérez.

‘Me atrevería a decir', agrega el religioso, ‘que la espiritualidad es una barrera de protección ante los malos actos que cada día vemos en aumento a nivel mundial'.

JÓVENES ESPIRITUALES

‘La labor de compartir tiempos juntos en ocasiones se complica cuando los hijos son adolescentes, pero si se ha establecido una base de niños se hace menos complicado', indica la psicóloga.

Detalla que la práctica no debe ser aburrida, ‘podemos llevar a nuestros hijos más jóvenes a compartir con los que menos tienen, así será más dinámico y aprenderán que hay que compartir y ser agradecidos. Todo está en tener la disposición de enseñar valores y respetos a través de ese tiempo de espiritualidad'.

Destaca que ‘algo muy importante que no debe quedar por fuera, es que la enseñanza a través del ejemplo. Esta es la mejor forma de enseñar lo que deseemos a las siguientes generaciones'.

‘Budista, musulmán, cristiano católico, cristiano evangélico, ateo, no importa el credo, el ser humano necesita tener principios y valores en su diario actuar'

JUAN ANTONIO PÉREZ,

SACERDOTE DE LA PARROQUIA NUESTRA SANTÍSIMA MADRE

comments powered by Disqus