Ciencia 06/02/2018 - 3:00 p.m. martes 6 de febrero de 2018

SpaceX lanza con éxito el Falcon Heavy al espacio llevando un Tesla Roadster rojo

SpaceX con un cohete con el que confían realizar misiones a Marte en un futuro

 / EFE
EFE

Anterior Siguiente Fotos Previas Fotos Próximas

EFE
online@laestrella.com.pa

Miles de personas se congregaron hoy en los alrededores del Centro Espacial Kennedy de la NASA, en Cabo Cañaveral, para asistir al "histórico" despegue del Falcon Heavy, que se retrasó al menos hora y media debido a condiciones meteorológicas adversas.

Para ello debieron madrugar y poder encontrar un lugar con buena visibilidad para no perder detalle del nuevo lanzamiento de la empresa estadounidense SpaceX con un cohete con el que confían realizar misiones a Marte en un futuro, aunque el despegue de hoy sólo se trata de una prueba.

Mientras que gran parte del público se congregó en playas como Cocoa Beach, donde el acceso era gratuito, algunos aficionados prefirieron asegurar, previo pago, una posición privilegiada desde el centro de visitantes del centro espacial de la NASA en Florida para ver lo más cerca posible al cohete operativo más potente del mundo. "El Falcon Heavy es un lanzamiento histórico.

No me lo podía perder. Como ser humano presenciar algo así, con estas vistas y oír el ruido, es muy emocionante. Espero que el despegue vaya bien", dice a Efe Michael Tapes, una de las 2.000 personas que compraron el paquete más exclusivo para ver el lanzamiento, que tiene un tiempo disponible para despegar de hasta las 16.00 hora local (21.00 GMT).

Y la espera de Tapes se prolongó más de lo que él hubiera querido, después de que el presidente de SpaceX, Elon Musk, propietario de la compañía Tesla, especializada en automóviles eléctricos, anunciara por Twitter que el Falcon Heavy se retraso por vientos un 20 % mayores a los permitidos.

Cargado con un equipo fotográfico de primer nivel, aunque asegura que es solo un "hobby", Tapes ha seguido los programas espaciales de EE.UU. desde que era niño, y por ello no dudó en comprar el paquete de entradas "Feel the Heat" ("Siente el calor") que le permite estar a seis kilómetros de la plataforma de despegue, la misma que utilizaron las misiones Apolo que llevaron al hombre a la Luna.

"A veces veo los lanzamientos desde mi casa, pero desde aquí la vista obviamente es mucho mejor. Si no logra despegar me decepcionaré, pero si despega y algo trágico pasa después eso significaría ir para atrás en el programa.

Espero que sea un éxito. Pero en verdad puede pasar cualquier cosa", asegura Tapes mientras se cubre del intenso sol que luce hoy en Cabo Cañaveral. Mary McKui también pagó 195 dólares para tener las mejores vistas del cohete, y con un grupo de amigos lograron una posición en la primera fila.

"Estaba aquí cuando enviaron los primeros hombres a la Luna. No nos lo queríamos perder, especialmente porque el cohete vuelve a tierra. He visto muchos que han despegado, incluso de noche, pero nunca uno que haya vuelto a la plataforma", explicó a Efe la veterana aficionada.

Musk reconoció en una conferencia de prensa telefónica previa al lanzamiento que las probabilidades de éxito de la misión "no eran muy altas", y las dejó en un 50 %. A pesar de ello, se mostró "súper optimista" y dijo haber hecho todo lo posible para maximizar las expectativas de éxito de la misión.

"Si todo va bien, habremos demostrado la capacidad para llevar cargas pesadas a órbitas altas de la Tierra, y potencialmente ir más allá de estas órbitas", indicó. De este modo, consideró que sería un logro si el gigantesco cohete consigue dejar atrás la plataforma "y no hacerla añicos", algo que miles de espectadores esperan presenciar con asombro.

comments powered by Disqus