Ciencia 02/03/2017 - 12:05 a.m. jueves 2 de marzo de 2017

Reproducción humana hoy

Investigaciones y tecnología ofrecen nuevas alternativas a los problemas de infertilidad.

Espematozoide fertilizando / Shutterstock
Shutterstock

Espematozoide fertilizando

Anterior Siguiente

Camilo Alleyne
periodistas@laestrella.com.pa

En Panamá la reproducción ha avanzado importantemente en los últimos años, trayendo consigo avances que tienen un impacto positivo sobre la población que tiene este riego de infertilidad, mejorando las posibilidades de embarazo con tratamientos de primer nivel, ofreciendo muchas más posibilidades a aquellas parejas con factores de riesgo y o problemas de fertilidad y brindando nuevas oportunidades dentro de lo razonable y humano.

En caso de cumplir con algún factor de riesgo, se debe buscar profesionales capacitados en el área, que brinden asesoría y tratamiento oportuno, para así aumentar las posibilidades de embarazo y un bebé sano en casa.

LA REPRODUCCIÓN

Existen varios factores a tomar en cuenta al momento de la evaluación de la pareja.

1. Se evalúa si hay relaciones sexuales adecuadas y frecuentes.

2. Se evalúa el factor masculino, a través de un estudio llamado espermograma o seminograma, para determinar la cantidad y calidad de semen

3. Se examina el factor vaginal y cervical para evaluar si hay infecciones en la vagina y/o cómo está el moco cervical.

4. Se investiga el factor uterino tubárico a través de un procedimiento que se llama histerosalpingografía y más profundamente a través de una histeroscopía laparoscopía

5. Estudios especiales como la capacitación espermática, anticuerpos anti espermáticos, integridad acrosomal del espermatozoide.

6. Estudios genéticos de los espermatozoides a través de un estudio OAT (oligoastenoteratozoospermia). Estudio genético a las parejas y otros factores como el estado psicológico emocional.

Una vez se concluyen los estudios de fertilidad, se evalúa el tratamiento oportuno al menor costo posible desde el punto de vista emocional, psicológico y económico para lograr el objetivo de un embarazo y un nacimiento de un niño o niña sanos.

Hoy día, con los avances en tecnología, los tratamientos pueden dividirse en dos tipos de tratamiento. El tratamiento ortodoxo y la reproducción asistida.

TRATAMIENTO ORTODOXO

El Tratamiento Ortodoxo se fundamenta en un tratamiento médico-quirúrgico.

En el hombre, medicamentos para mejorar la calidad y cantidad de espermatozoides, cirugías vinculadas a varicocele o cualquier defecto que tenga su órgano reproductivo.

En la mujer, estimulación de ovulación, tratamientos de antibióticoterapia por infecciones, ciclajes de su ovulación para tener relaciones dirigidas, tratamiento por problemas hormonales vinculantes a la reproducción, hiperprolactinemia, diabetes y otros factores endocrinos. Quirúrgicos; laparoscopia, reparación de trompas, eliminación de endometriosis y adherencias o cirugía abierta.

REPRODUCCIÓN ASISTIDA

El tratamiento de reproducción asistida se fundamenta en la intervención del especialista donde hay manipulación de los gametos (espermatozoides y óvulos). Puede ser inseminación artificial intrauterina homóloga (con semen del esposo), fertilización in vitro con transferencia de embriones, o inyección intracitoplasmática de espermatozoides con transferencia de embriones.

En los programas de donante existe la donación de semen de donante y donación de óvulos y embriones. En todos estos programas hay que mantener un alto respeto a la ética, el humanismo y la dignidad.

Por encima de todos los tratamientos debe privar fundamentalmente la prevención.

Hoy en día es fundamental para lograr los embarazos en los laboratorios de alta biotecnología, la calidad de controles para eficientizar el aire ultra puro libre de contaminantes y la buena manipulación por parte de técnicos experimentados y altamente especializados de los gametos y embriones.

Finalmente existen múltiples técnicas revolucionarias que estamos implementando para maximizar nuestros resultados y optimizar un futuro seguro para las pacientes y lograr el deseo que tienen que es el embarazo y finalmente un bebe feliz.

El autor es ginecólogo obstetra, especialista en infertilidad.

FACTORES DE RIESGO

La primera recomendación es la prevención. Disminuir los factores de riesgo que pueden afectar la fertilidad.

-Es un hecho que la edad tiene un impacto negativo sobre la fertilidad, por eso se debe procurar lograr el embarazo entre los 22 a 26 años de edad preferiblemente antes de los 33 años, ya que al aumentar la edad disminuye la fertilidad.

-Es recomendable mantener una buena calidad de vida en salud, hacer ejercicio regularmente, mantener una buena alimentación y costumbres sanas.

-Se debe procurar el uso de preservativo en relaciones sexuales de riesgo para evitar enfermedades de transmisión sexual, las cuales afectan el sistema reproductivo disminuyendo.

-Es importante la prevención. Los trabajadores que manipulan sustancias químicas deben ser informados de cómo estas sustancias pueden afectar la fertilidad.

-Finalmente, si no se ha logado un embarazo manteniendo relaciones sexuales con su pareja estable por más de un año, en el caso de las pacientes menores de 35 años, y más de 6 meses en pacientes de 35 años o más

 

comments powered by Disqus