Ciencia 11/07/2017 - 12:04 a.m. martes 11 de julio de 2017

La integración urbana de Panamá Viejo

Para el Proyecto Aqueológico de Panamá Viejo, las ciudades son yacimientos vivos donde cada generación sedimenta, superpone y estratifica huellas que posteriormente permiten estudiar históricamente su pasado.

Jóvenes visitantes en la torre de Panamá Viejo. / Archivo | La Estrella de Panamá
Archivo | La Estrella de Panamá

Jóvenes visitantes en la torre de Panamá Viejo.

Daniel M. Alarco
dmolina@laestrella.com.pa

A puertas de celebrarse los 500 años de la fundación de Ciudad de Panamá (1519), el hoy sitio arqueológico conocido como Panamá Viejo, sigue siendo un ejemplo vital de la pervivencia del trazado de ciudad tipo tablero de ajedrez, el cual se replicaría posteriormente en el centro de la segunda ciudad de Panamá (1673), hoy conocido como distrito histórico.

De acuerdo con la directora del Departamento de Arqueología del Patronato de Panamá Viejo (PPV), Dra. Mirta Linero, el programa permanente de investigaciones de esta institución, abarca líneas de estudio amplios y diversos, incluyendo la vertiente de los de urbanismo desde el punto de vista de la arqueología y la historia de la ciudad.

Para el Proyecto Aqueológico de Panamá Viejo ‘las ciudades son yacimientos vivos donde cada generación sedimenta, superpone y estratifica huellas que posteriormente permiten estudiar históricamente su pasado... y la arqueología urbana permite comprender múltiples hechos urbanos, sociales e históricos desde la expresión material de sus testimonios'.

Pero hubo un momento en el que la primera ciudad española del Pacífico cayó en el abandono. Durante el siglo XX, la expansión de la urbe panameña conllevó la reocupación de los alrededores del yacimiento arqueológico de Panamá Viejo, algo que impactó las edificaciones coloniales y eventualmente llevó al olvido de este emplazamiento histórico.

Fueron cuatro factores los que implicaron el deterioro del significado y su posicionamiento en la historia, de acuerdo con la Dra. Linero: 1) la desaparición de los elementos que la caracterizaron como ciudad a causa de la afectación natural y humana (posterior a 1673 y hasta entrada la segunda mitad del siglo XX); 2) la pérdida de la identidad del ajuar edificado, desconectándose entre sí y de la relación con la sociedad que lo habitó; 3) la interrupción abrupta de la relación sincrónica y diacrónica del sitio arqueológico en relación a la historia de la ciudad, dejando sin sentido un ajuar arquitectónico de herencia post medieval ibérica temprana con destacados ejemplos constructivos únicos en la región; 4) la intrusión de elementos y usos discordantes dentro de los predios del yacimiento.

Lo que la Dra. Linero propone, y es una labor que inició el PPV desde su creación en 1995, es la reintegración urbana de Panamá Viejo, desde un punto de vista más antropológico e histórico que arqueológico.

‘Es imperativo entender que existe una urbe única, cuya estructura urbana inicia desde el siglo dieciséis, la cual fundamenta la aparición y consolidación de la actual Ciudad de Panamá, y que enlaza en una misma trama a Panamá Viejo, Casco Antiguo y los núcleos subsiguientes, desarrollados a partir del siglo XX, en el marco de la expansión asociada a la modernidad republicana', expresa la directora del PPV.

Una expansión que, continúa Linero, en el afán de crecimiento e innovación, vuelve sus pasos a la ocupación del territorio, reabsorbiendo al sitio arqueológico dentro de la ciudad actual, ‘cerrando un ciclo histórico'.

La conformación final del espacio ciudadano requiere la divulgación de los valores del sitio como parte indivisible de la realidad actual, exigiendo estudios globales especializados que además formen parte de una política de estado que potencie la formación y educación del ciudadano en cuanto a su herencia cultural.

comments powered by Disqus