Ciencia 15/05/2018 - 12:01 a.m. martes 15 de mayo de 2018

El ébola regresa pero con un posible antídoto

34 casos en las últimas cinco semanas, dos confirmados sin lugar a dudas por pruebas de laboratorio, 18 personas muertas posiblemente por el virus, pero aún por confirmar

  /

Ivette Leonardi
ivette.leonardi@laestrella.com.pa

La furia del ébola se ha desatado y de nuevo ha golpeado a África. Ese gusanito aniquilador de 0.5 micrómetros de espesor (un cabello humano tiene 400 micrómetros) se empeña en sobrevivir, dejando muerte donde toca. Esta pesadilla que nadie quiere recordar ha arribado a la ciudad de Bikoro, en el noroeste de la República Democrática del Congo (RDC). Es el noveno brote en el país, desde que el virus fue descubierto, en esa población, en 1976.

Desde que comenzó esta nueva manifestación, a principios de abril, se han reportado 34 casos con síntomas de la enfermedad, dos ya confirmados por pruebas de laboratorio y 18 muertes posiblemente causadas por el virus, tres de ellos personal médico.

La Unicef, la Federación Internacional de la Cruz Roja (FICR), Médicos sin Fronteras (MSF) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) son los ojos vigilantes para evitar que se repita el horror de 2014 y 2016, cuando el virus cobró 11,000 vidas e infectó a 28 mil personas. ‘Nos preparamos para lo peor... va a ser duro y costoso', destacó, en Ginebra, Peter Salama, el director de emergencias de la OMS, según reseñó la agencia EFE .

Mucho se ha dicho de la lenta reacción de la OMS, durante ese tiempo fatídico cuando la epidemia arrasó vidas y llevó un caso a España (el ente internacional no declaró la emergencia sanitaria hasta cinco meses después de comprobado que el virus cruzara la primera frontera). También se reclamó que las campañas de prevención no fueron acertadas. Sin embargo, oficialmente, no se ha determinado cuál fue el error en aquella ocasión. Pero en este caso la OMS ha intervenido a tiempo y los representantes de las organizaciones de salubridad ya se encuentran en el área afectada.

Para los congoleses, el ébola es una enfermedad habitual. Si se pudiera llamar fortuna, esta realidad los ha capacitado para atacar el virus, contabilizar y catalogar nuevos casos. Caso contrario del último episodio, que provocó brotes duplicados en cuatro países africanos diferentes.

PANAMÁ ALERTA

‘El brote declarado la semana pasada en el Congo aún no ha sido considerado una ESPII (Emergencia de Salud Pública de Interés Internacional), lo que supone que, por ahora, el riesgo de casos fuera de RDC es muy poco probable. Sin embargo, eso no exime a las naciones de estar alertas y preparadas ante posibles casos', destacó el doctor Israel Cedeño, coordinador nacional de Vigilancia Epidemiológica Internacional del Ministerio de Salud (Minsa) del país.

Las fronteras del país están protegidas. ‘El Minsa cuenta con un sistema de vigilancia epidemiológica en los principales puntos de entrada y salida de la región (aeropuertos, puertos y pasos fronterizos), señaló Cedeño. Además, enfatizó que no sólo el ente público participa. ‘El rol de las aerolíneas es fundamental. Desde 2014, a nuestra solicitud, realizan la trazabilidad de los pasajeros con el fin de detectar dónde iniciaron su viaje antes de pisar Panamá. El país no cuenta con vuelos directos a África, por ello pedimos que nos informen los 30 días previos del turista, antes del arribo', apuntó.

CAMPAÑA DE VACUNACIÓN

El ébola vuelve. Pero a diferencia de 2014, ahora existe un antídoto. Es cierto que se trata de un medicamento en exploración y, por ahora, sin licencia de uso. Sin embargo, puede emplearse en caso de una emergencia sanitaria grave.

Según el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, la campaña de vacunación contra el brote de ébola en el Congo comenzará a finales de esta semana o a principios de la próxima. ‘Tenemos el acuerdo del Gobierno, el registro, más el permiso de importación, todo está acordado, comenzaremos en menos de una semana', advirtió.

El ébola fulmina a la mitad de sus víctimas, generalmente a través de hemorragias intensas que destruyen los órganos. Se transmite a través de sangre, heces, fluidos corporales y relaciones sexuales.

Ahora los organismos responsables para su ataque y prevención poseen más experiencia y la ciencia va de su mano, lo que puede denotar que no se repetirá la historia de hace dos años.

==320==========

‘El Minsa cuenta con un sistema de vigilancia epidemiológica en los principales puntos de entrada y salida de la región',

ISRAEL CEDEÑO

COORDINADOR DE VIGILANCIA EPIDEMIOLÓGICA DEL MINISTERIO DE SALUD DE PANAMÁ

comments powered by Disqus