Tecnología 16/06/2019 - 3:16 p.m. domingo 16 de junio de 2019

Autobuses eléctricos suman más de 6,5 millones de viajes en Santiago de Chile

La electromovilidad, una apuesta ambiental del Gobierno chileno, comenzó con 100 autobuses, que el pasado marzo aumentaron a 203, que circulan por algunos sectores de la capital chilena.

Imagen ilustrativa. / Redes
Redes

Imagen ilustrativa.

EFE

Más de 6,5 millones de viajes suman en Santiago de Chile los autobuses eléctricos que desde el pasado diciembre han sido incorporados al sistema de transporte urbano, informaron este domingo las autoridades del sector.

La electromovilidad, una apuesta ambiental del Gobierno chileno, comenzó con 100 autobuses, que el pasado marzo aumentaron a 203, que circulan por algunos sectores de la capital chilena.

En estos seis meses, esta flota ha recorrido más de 2,7 millones de kilómetros y ha transportado a 1,2 millones de personas, en más de 6,5 millones de viajes, destacó este domingo la ministra de Transportes, Gloria Hutt. 

La ministra anunció además la próxima incorporación de otros 183 de estos vehículos, que a fin de año equivaldrán al 6 % del total de vehículos destinados al transporte público en Santiago.

"El avance que estamos impulsando dará un nuevo paso en septiembre, cuando ingresen al sistema 183 autobuses eléctricos más, que se destinarán al corredor de avenida Grecia", precisó.

Dicha avenida, que cruza de oriente a poniente varias comunas de la capital chilena, y acoge lugares de alta afluencia de gente como el Estadio Nacional y diversos campus universitarios, será "el primer corredor (de locomoción colectiva) 100 % eléctrico a nivel latinoamericano" destacó Hutt.

Agregó que Chile está liderando en la región la incorporación de la electromovilidad en el transporte público, con la meta de llegar al 30 % de la flota total en 2022

Ello, remarcó, "permitirá reducir en un 35 % la emisión de gases contaminantes como el anhídrido carbónico (CO2) y óxidos de nitrógeno (NOX)".

Esta tecnología permite la reducción de esos gases, que son los principales responsables de las enfermedades respiratorias en Chile. "Cada autobús eléctrico reduce la emisión de 60 toneladas de dióxido de carbono al año", acotó.

Hutt enfatizó que la apuesta del Gobierno por la electromovilidad se debe a que esta tecnología tiene una alta tasa de disponibilidad de la operación, de un 99,6 % y costos de operación que son un 76 % más bajos que los de un vehículo diésel.

Destacó asimismo la ministra que los autobuses eléctricos, dotados de aire acondicionado y cargadores de teléfonos celulares, han tenido una buena acogida entre los usuarios, que los han calificado con nota una 6,3 en una escala de uno a siete.

La electromovilidad, además, ha sido considerada por expertos consultados por Efe como un paliativo a la crisis de precios que afecta al cobre a causa de la guerra comercial entre Estados Unidos y China, pues supone un aumento de la demanda de este metal, principal producto chileno de exportación.

Ello pues un vehículo eléctrico utiliza cuatro veces más cobre que uno convencional, a lo que hay que agregar que utilizan baterías de litio, un mineral del que Chile es uno de los principales productores mundiales, con algo más de 96.000 toneladas en 2018, que espera aumentar a 230.000 hacia el año 2023.

comments powered by Disqus