Salud 20/03/2019 - 12:00 a.m. miércoles 20 de marzo de 2019

Reproducción asistida, el sueño de ser madre

Especialistas en reproducción asistida comentan cómo esta práctica sigue aumentando en Panamá. Actualmente, en el país la infertilidad puede estar afectando a cerca del 20% de las parejas en etapa reproductiva

Reproducción asistida, el sueño de ser madre

Anterior Siguiente Fotos Previas Fotos Próximas

Yelina Pérez Sánchez
yperez@laestrella.com.pa

La ciencia ha avanzado a pasos agigantados desde que los doctores británicos Robert Edwards y Patrick Steptoe realizaron la primera Fecundación In Vitro (FIV), en 1976. Y es que las técnicas de reproducción asistida han alcanzado una evolución exponencial, a tal punto que los científicos hoy tratan con éxito casos que antes eran imposibles.

En Panamá, por ejemplo, estos avances han logrado un impacto positivo sobre la población con problemas de fertilidad gracias a los procedimientos y tratamientos de primer nivel como la estimulación del ovario, inseminación del órgano sexual femenino, fecundación in vitro (FIV) con óvulos propios, FIV con análisis genético del embrión y FIV con óvulos propios o donados.

‘En un estudio previo antes del inicio de cualquiera de estos tratamientos, el equipo médico analizará la situación de cada pareja y su aparato reproductivo, para ajustar los detalles del tratamiento', explica el doctor Saúl Barrera Emiliani, director de IVI Panamá.

PASOS A SEGUIR

En el caso de la estimulación ovárica, se utilizan medicamentos (hormonas llamadas gonadotropinas) para que produzcan varios ovocitos maduros (célula huevo) en lugar de uno solo, situación que ocurre espontáneamente cada mes. ‘Existe un consenso en que las posibilidades de lograr el embarazo son mayores si se fertiliza y transfiere más de un ovocito por ciclo de tratamiento. Se permiten tres ovocitos como máximo', resalta Barrera Emiliani, quien asegura que de este tipo de FIV nace el programa IVI Baby, con el que se pretende eliminar la incertidumbre en los tratamientos de medicina reproductiva, y así cumplir el sueño de aquellas mujeres solteras y parejas que buscan ser padres.

‘La inversión para la realización de una FIV depende del tratamiento y el centro. Si se trata de una inseminación artificial intrauterina, oscila entre $400 a $1,000...',

CAMILO ALLEYNE

ESPECIALISTA EN INFERTILIDAD

A su vez, explica que la extracción de ovocitos se realiza en el centro de reproducción asistida con la paciente sedada y con la administración de un anestésico local, lo que permite que ella pueda participar conscientemente del procedimiento. La duración total del proceso es de alrededor de 30 minutos. ‘La paciente se coloca en posición ginecológica y se realiza una punción transvaginal bajo control ecográfico, aspirándose todos los folículos, con el fin de obtener el mayor número de ovocitos posible. Tras un periodo de reposo, la paciente está lista para volver a su casa', detalla Barrera Emiliani.

Otro proceso muy importante es la inseminación de los ovocitos. ‘Los maduros son los adecuados para fecundarse. Simultáneamente se obtiene la muestra seminal, la cual se prepara, recuperándose los espermatozoides normales y con mejor movilidad. Después de la aspiración, se realiza la inseminación de los ovocitos con los espermatozoides (como máximo se podrán fecundar tres ovocitos)', explica el médico de IVI.

‘Habitualmente, para poder llevar a cabo la FIV con esta técnica es necesario que la mujer reciba un tratamiento de estimulación ovárica con el fin de conseguir un mayor número de ovocitos maduros para aumentar la efectividad', señala el doctor Barrera Emiliani.

Comenta que los laboratorios con alta tecnología, los especialistas altamente certificados y los estrictos controles de calidad en los protocolos médicos permiten, con este plan, garantizar el nacimiento de un bebé sano.

OTRAS TÉCNICAS DE LA FIV

El doctor Camilo Alleyne, quien realizó la primera FIV en Panamá, menciona que también existen otros métodos de reproducción asistida como la inseminación artificial, que es donde el niño está genéticamente relacionado con la madre y puede estarlo con el padre.

Mientras que la inseminación artificial de cónyuge o inseminación artificial de donante se realiza a través de esperma donado, donación de óvulos, en la que el niño está relacionado genéticamente con el padre, pero no lo está con la madre.

‘Los tratamientos de reproducción in vitro muchas veces crean inseguridad e intranquilidad en la paciente porque no sabe si va a ser un embarazo garantizado. Por eso, es importante innovar con nuevas técnicas',

MAIKA MORGAN

GINECÓLOGA

Cuando ambos, el óvulo y el esperma, proceden de donante, el niño no está genéticamente relacionado con ninguno de los padres. ‘Este último grupo es parecido al de los niños adoptados, pero difiere en que los padres que han recibido la donación experimentan un embarazo y desarrollan una relación con el niño desde el mismo momento del parto', añade Alleyne.

Un estudio desarrollado en España, Inglaterra, Italia y Holanda que se realizó para investigar la calidad de las relaciones progenitores-niños entre hijos de familias creadas como resultado de las dos técnicas más comunes en reproducción asistida (FIV e inseminación artificial de donante), familias con un niño adoptado y familias con un niño concebido de forma natural, destacó que las madres de niños nacidos bajo métodos de reproducción asistida muestran mayor afecto hacia sus hijos, están más implicadas emocionalmente, interaccionan más con ellos y refieren menos estrés asociado con la maternidad que los otros grupos de familias estudiados.

Asimismo se observó también que los padres de reproducción asistida interaccionaban más con sus hijos y contribuían más en la paternidad que los otros grupos estudiados.

TÉCNICAS COSTOSAS

Cuando una pareja se plantea iniciar un tratamiento de reproducción asistida, ya sea inseminación artificial o fecundación in vitro , una de las incógnitas que surge es en torno al costo del tratamiento.

‘En un estudio previo antes del inicio de cualquiera de estos tratamientos, el equipo médico analizará la situación de cada pareja y su órgano reproductivo, para ajustar detalles del tratamiento',

SAÚL BARRERA EMILIANI

DIRECTOR DEL IVI PANAMÁ

Según Alleyne, la inversión depende del tratamiento y el centro. ‘Si se realiza una inseminación artificial intrauterina, puede oscilar entre $400 a $1,000. Pero si hablamos de FIV con transferencia de embriones, el costo varía entre los $3,500 hasta $8,000, depende del centro médico y del tipo de clínica', puntualiza el doctor Alleyne.

Aunque existen otros planes más costosos, como lo es la técnica con ovocitos propios, cuyo costo total es de $19,995 y el tratamiento por ovodonación tiene un costo de $32,995, resalta la doctora Maika Morgan, de IVI Panamá.

Todos estos precios son por los controles de calidad que deben tener los centros y también depende del médico o director del instituto, ‘pero a medida que se establece más competencia pueda que lleguen a bajar', indica Morgan.


comments powered by Disqus