Salud 11/07/2019 - 12:01 a.m. jueves 11 de julio de 2019

Los ocho tipos de orgasmos femeninos, ¿cuál desconoces?

La respuesta orgásmica es una sola, que consiste en contracciones reflejas e involuntarias de los músculos pubococcígeos ubicados en el área genital

.

.

Frank Suárez
cafeestrella@laestrella.com.pa

El orgasmo es una experiencia poderosamente atractiva, una vez vivida, crea una ‘sana adicción' que se busca repetir. Alcanzar un orgasmo se ha convertido en un tema polémico para el mundo femenino, ya que cada una de las mujeres refieren sensaciones y conmociones diversas, aunque todas coinciden en el denominador común del ‘placer extremo'.

Antes de comentar sobre los distintos tipos de orgasmos femeninos, es importante puntualizar que para alcanzarlos se requiere de dos requisitos claves: el primero es ‘darnos el permiso de sentir' (sin prejuicios, sin vergüenza, sin miedo, sin culpa) y el segundo requisito es: ‘estallar sin frenar' (gritarlo, llorarlo, gemirlo, expulsarlo, sin bloquearlo). Si toda mujer cumple estrictamente con estos dos principios o requisitos, difícilmente caerá en la lista de ‘mujeres anorgásmicas' (mujeres sin orgasmos o con limitaciones para obtenerlos).

Hay quienes piensan que existen varios tipos de orgasmos, pero en realidad la respuesta orgásmica es una sola, que consiste siempre en: contracciones reflejas e involuntarias de los músculos pubococcígeos ubicados en el área genital, provocando lordosis (curvatura de la columna y cuello en forma de puente), activación hormonal y espasmos musculares. Sin embargo, para alcanzar esta apetecible experiencia o respuesta sexual existen varios canales, vías o áreas que pueden hacer de este viaje erótico una práctica innovadora, variable, creativa y personalizada, ya que cada individuo elegirá la que mejor se ajuste a ella, o también, la vía que menos le desagrade y que le conecte con el clímax.

Entre las vías o áreas para alcanzar el orgasmo femenino, se hallan:

Vía vaginal: Suele confundirse la vulva con la vagina; la vulva es lo que se observa externamente, la vagina es el conducto interno que conecta con el útero. La vagina posee, en las paredes del conducto, terminaciones nerviosas que se conectan con el clítoris, el roce o la fricción ejercida, por los movimientos del encuentro sexual estimula el área. Si la mujer ha ejercitado su plataforma pélvica, podría contribuir a un mayor placer, logrando alcanzar su orgasmo vía vaginal. Las posiciones sexuales que favorezcan la fuerza de fricción de la vagina hacia el pene, pueden resultar las preferidas para conseguir este tipo de orgasmo.

Vía senos y pezones: Estas áreas poseen mucha sensibilidad asociada al placer, los senos se conectan a través de sus terminaciones nerviosas con el cerebro por las mismas vías que producen el orgasmo. Una mujer puede alcanzar el orgasmo, simplemente con un automasaje o con un masaje delicadamente dirigido o con la caricia de los senos o pezones, mientras es penetrada. Acariciar, succionar o morder pueden ser tipos de estimulación efectivas en esta área, la intensidad o fuerza de la caricia, debe estar guiada por quien la recibe.

Vía clitorídea: El clítoris se convierte en la perla más valiosa de la respuesta sexual femenina, su tímido tamaño visible confunde con su amplia dimensión real (se le asemeja a un iceberg). El clítoris pasa a ser la vía por excelencia para alcanzar el clímax, ya que estimulado directa o indirectamente es el responsable del estallido emocional. Su extrema sensibilidad requiere de una estimulación guiada, bajo una óptima comunicación en pareja.

Vía punto G: Mejor conocido como el punto de Graffenberg, ubicado en la parte interna de la vagina, área estriada o rugosa, fácil de hallar por encontrarse detrás del clítoris. Las posiciones sexuales impactadas por el pene, estimulan eficazmente este punto, siendo muy satisfactoria y propicia para conseguir el orgasmo. Puede ser estimulado con juguetes curvos, con los dedos o también a través de la natural penetración.

Vía anal: El ano ha sido un área muy controversial y llena de tabúes; su localización lo convierte en una zona de directa conexión con los nervios responsables de la respuesta sexual, es por ello que sí califica como un área poderosamente erótica que, según las mujeres, se pueden conseguir orgasmos altamente satisfactorios. Cabe destacar que el ano se contrae durante la respuesta orgásmica y esto aumenta el placer. Por su puesto, amerita de una higiene amplia, extendida paciencia, suficiente estimulación y generosa lubricación artificial.

Vía múltiple: Hay mujeres que logran conseguir un orgasmo, hay otras que pueden alcanzar más de uno en un mismo encuentro sexual; sin embargo, tanto las primeras como las últimas pueden sentirse plenamente satisfechas. El secreto de conseguir un orgasmo múltiple radica en sostener la excitación y la estimulación posterior al clímax, de manera que, sin dejar que decaiga la activación sexual, se pueda seguir provocando otro orgasmo, tantos como la fémina los desee.

Vía uretral: a diferencia de los hombres, las chicas poseen una vía uretral exclusiva que a su vez está interconectada con una misteriosa próstata femenina y con dos poderosas glándulas parauretrales: las de Bartolino (ubicadas a ambos lados de la entrada de la vagina) y las de Skene (ubicadas a ambos lados de la uretra) la estimulación adecuada de éstas provoca que se dilaten los vasos sanguíneos y esa vasocongestión provoca la suficiente presión para expulsar por la uretra líquido parauretral, en forma de ‘chorro', por eso su nombre en inglés de ‘squirt'. ¿Has tenido alguna vez un squirt ?

Vía cognitiva: El cerebro es el principal órgano sexual en hombres y mujeres, la evocación de fantasías, atraer recuerdos cargados de sensualidad y erotismo nos activa sexualmente. Concentrarnos en fantasías sexuales vividas o simuladas puede engancharnos con el orgasmo. Por si fuera poco, en nuestros sueños, se activa este deseo y de forma inconsciente podemos llegar a alcanzar un sueño húmedo o un nivel de excitación sobrecargado que nos despierta y que puede provocar un orgasmo sin ningún tipo de maniobra mecánica de estimulación.

¿Entonces?, ¿cuántas vías o rutas te falta recorrer, para alcanzar los ocho tipos de orgasmos? Explora, sin miedo y con buena comunicación en pareja. Nos vemos el próximo jueves.

Si deseas alguna consulta relacionada con temas de salud sexual o relaciones de parejas, puedes hacerlo a través del Instagram: @sexsaludenpareja o del correo electrónico ‘sexsaludenpareja@gmail.com'.

comments powered by Disqus