Salud 13/03/2019 - 12:01 a.m. miércoles 13 de marzo de 2019

Madre después de los 30: riesgos y ventajas

Cada vez es más frecuente que las mujeres posterguen el momento de tener su primer hijo. Consolidar su carrera profesional, independencia económica y una relación de pareja seria, algunos de las razones

  /

Anterior Siguiente

Yelina Pérez S.
yperez@laestrella.com.pa

‘¡Te estás poniendo vieja!' y ‘Tu tiempo de ser mamá se está agotando!' son algunas de las tantas frases que oyen las mujeres que pasan de los 30 años de edad y no han quedado encinta.

‘Las mujeres modernas de hoy buscan consolidar su carrera profesional, independencia económica, una relación de pareja seria, viajar y disfrutar de su vida social, de modo que decidir acerca de la maternidad comenzó a ser una elección personal para las mujeres de este siglo', asegura la doctora Ana Palma Govea, de IVI Panamá.

De hecho, el psicólogo Eliecer P. Rivera coincide en que la maternidad es una decisión personal y no algo que la define como mujer, ni como persona, ni tampoco es una obligación.

Rivera apunta que no hay apuro de embarazarse antes de los 30 años, ya que ‘la fertilidad de la mujer empieza a disminuir a partir de los 35 años de edad, por lo que los riesgos de un embarazo se inician después de los 35 y no antes'.

Pero, ¿son infelices aquellas que no son madres antes de los 30 años? ‘¡Claro que no! La felicidad se cultiva cuando sientes que sabes cómo llenar tu vida y tienes un camino a seguir. La vida está llena de muchísimos proyectos, y ser madre puede ser tan solo uno de ellos', aclara Rivera.

VENTAJAS Y DESVENTAJAS DEL EMBARAZO DESPUÉS DE LOS 30

El embarazo en las distintas edades presenta ventajas y desventajas diferentes. ‘Tener hijos entre los 30 y los 40 años puede ser una ventaja desde el punto de vista económico y práctico. Es posible que el ingreso económico sea más alto; por ende, hay más ahorros que cuando la persona tenía 20 años, ya que hubo más tiempo para establecerse en el mundo laboral', manifiesta Palma, aunque lamenta que esto no coincide con la edad reproductiva de la mujer.

‘Aún no existen ejercicios ni retoques estéticos que se puedan realizar las mujeres para detener el envejecimiento de los óvulos en su cuerpo', argumenta Palma Govea, especialista en embriología clínica.

La ginecóloga y obstetra del Centro Médico Paitilla Kerima de La Ossa sostiene que a partir de los 35 años comienza a aparecer otras anomalías congénitas, por eso los especialistas recomiendan a las mujeres de más de 35 años hacerse, durante el embarazo, estudios de rutina como la amniocentesis, el análisis de vellosidades coriónicas u otras pruebas fetales detalladas.

‘Los índices de cesáreas son también más altos para las mujeres de más de 35: las mamás de esta edad tienen una probabilidad del 43% de dar a luz por cesárea, mientras que las mamás de entre 20 y 30 años tienen una probabilidad del 30%', detalla De La Ossa.

ESPERANZA DE VIDA

Sin embargo, aunque es cierto que a medida que la edad avanza los riesgos aumentan, estudios recientes han encontrado que tener el primer hijo después de los 30 años también puede reportar numerosos beneficios, tanto para el bebé como para la madre. De acuerdo con un estudio de la Universidad de Medicina de Boston, las mujeres que se convierten en mamás a los 30 años viven más. Los resultados de esta investigación indican que se debe a las variaciones genéticas que permite a las mujeres tener hijos.

La explicación que ofrece el médico Thomas Perls es que ‘si la mujer tiene esas variantes, es capaz de reproducirse y tener niños por un periodo más largo. Esto aumenta las posibilidades de pasar esos genes a la siguiente generación'. También afirma que esta es una pista sobre por qué el 85% de las personas que viven cien años o más son mujeres.

Sin embargo, este no es el único estudio al respecto. Una investigación realizada por expertos de la Universidad de Coímbra, en Portugal, evaluó la esperanza de vida de las mujeres a los 65 años basándose en la edad media de estas al tener su primer hijo.

Los científicos encontraron que cuanto más tarde tenían las mujeres su primer hijo, más tiempo vivían, lo que significa que las mujeres que tienen su primer hijo después de los 30 años tienen una esperanza de vida mayor que las que lo tienen a los 20 años.

Otra investigación, esta vez realizada por especialistas de la Universidad de California, en San Diego, Estados Unidos, corrobora la estrecha relación entre la edad en que las mujeres tienen su primer hijo y su esperanza de vida.

En esta ocasión, los investigadores hallaron que las mujeres que tenían su primer hijo después de los 30 años tenían un 11% más probabilidades de llegar a los 90 años, en comparación con las madres adolescentes o veinteañeras.

¿QUÉ DEBE COMER UNA EMBARAZADA DE 30 AÑOS?

ALIMENTACIÓN. Toda futura mamá ha escuchado la frase: ‘Ahora tienes que comer por dos'. Lo que sí es cierto es que la alimentación durante el embarazo es muy importante, pero no sugiere un exceso alimenticio para garantizar la salud del feto y de la madre durante los nueve meses de gestación. Por el contrario, comer en exceso puede ser un peligro para la salud de ambos, comenta la ginecóloga y obstetra De La Ossa.

De hecho, recomienda ingerir mariscos, ya que contienen una importante fuente de omega 3 y ácidos grasos, que sirven para el desarrollo del sistema neurológico del bebé y se debe comer entre ocho a doce onzas que en porciones son de dos a tres veces por semana.

LA EDAD DE LA MADRE Y EL RIESGO DE ABORTO ESPONTÁNEO

ESTUDIOS LO DEMUESTRAN. Algunos estudios han demostrado una mayor probabilidad de sufrir un aborto espontáneo (pérdida precoz del embarazo) en madres de más edad. Si se tiene en cuenta a todas las mujeres, cerca de la mitad de los abortos espontáneos durante el primer trimestre se deben a una anormalidad cromosómica del feto. Debido a que estas anormalidades aumentan con la edad materna, el aborto espontáneo también es más probable. Existe un nuevo examen que analiza el ADN fetal libre en la circulación de la madre para detectar anormalidades en los cromosomas.

La edad de 35 es considerada una edad avanzada para concebir, pero los riesgos aumentan junto con la edad de la mujer. Si está embarazada y es mayor de 30, consulte a su médico sobre su salud individual y evalúe los planes que puedan ayudarle tanto a usted como al bebé en desarrollo a mantener un embarazo saludable, destaca el sitio web del hospital Stanford Children's Health, única red médica en Bahía California, dedicada a niños y madres embarazadas.

Una mujer de más de 35 años tiene mayores probabilidades de tener un embarazo ectópico que una mujer de menor edad.

Cuando recién entras a los 30 años, las probabilidades de quedar embarazada son apenas un poco más bajas que hacia finales de la década de los 20.

 

 

comments powered by Disqus