Salud 27/06/2019 - 12:00 a.m. jueves 27 de junio de 2019

Literatura erótica: una experiencia de estímulo sensorial

Se trata de un género que ha resultado ser activador del deseo sexual por naturaleza. Un aliado ante la carencia de erotismo, donde inciden el poder de la imaginación, la libertad y el estímulo del órgano más importante: el cerebro

Aunque el nacimiento de la literatura erótica se remonta a siglos pasados, la censura siempre estuvo a la sombra de su auge. / Shutterstock
Shutterstock

Aunque el nacimiento de la literatura erótica se remonta a siglos pasados, la censura siempre estuvo a la sombra de su auge.

Anterior Siguiente

Yandira Núñez
yandira.nunez@laestrella.com.pa

Tal vez la escritora británica E.L. James no imaginó cuánto llegaría a visibilizar el poder y la influencia de la literatura erótica con la salida al mercado de la saga Cincuenta Sombras de Grey , en 2011, una obra que posicionó su nombre y revivió las palpitaciones de este tipo de lectura.

El empuje de esta novela supo abarcar centimetraje en medios de comunicación alrededor del mundo y logró encender a quienes la tuvieron en sus manos, además de abrirse un espacio en el cine, donde se recreó la historia pasional y romántica entre Christian Grey y Anastasia Steele.

Pero ¿realmente qué hace a este género trascendental? El órgano más importante y responsable de las fantasías y de la primera estimulación sexual es el cerebro. Así lo explica la sexóloga Alessandra Rampolla, para quien la literatura erótica es un reactivador de la libido.

La especialista puertorriqueña expone que la merma del deseo sexual es uno de los obstáculos a los que suele enfrentarse la pareja, ‘cuando éste se inhibe y va desapareciendo, el mejor antídoto tiene que ver con las fantasías. Es necesario imaginar, pensar y lograr que desde el cerebro se active todo lo demás', y una de las maneras de conectar con estas fantasías es la literatura erótica.

Además, ‘nunca existen ganas de nada si no se ha pensado antes; pienso y luego deseo'. Rampolla expone que las consultas más frecuentes de las mujeres, a lo largo de su experiencia, han sido en torno al orgasmo y la pérdida del deseo sexual.

‘Enfrentar la disminución de la libido implica permitirnos pensamientos con los que fluya el erotismo natural del ser humano, por eso recomiendo enfáticamente la incorporación de fantasías eróticas', destaca.

LOS MÁS BUSCADOS

En Panamá, este tipo de lectura no está ausente

Cincuenta sombras de grey (E. L. James)

Pídeme lo que quieras (Megan Maxwell)

After (Anna Todd)

Calendar Girl (Audrey Carlan)

Martina en Tierra Firme (Elisabet Benavent)

Adicta a ti (Laurelin Paige)

En la cadena de librerías El Hombre de la Mancha se puede encontrar estos títulos.

‘Lo que sucede al leer es que pasas el material por tu filtro, lo haces tuyo e imaginas a tu gusto y a tu manera. Si eso tiene que ver con erotismo y te está calentando, crearás un vínculo con lo que lees y se activarán el deseo y la fantasía', acota.

Según la sexóloga, ‘la literatura erótica es una experiencia personal muy potente para activar el pensamiento, la excitación y la fantasía sexual'.

Abrirse a la posibilidad de fantasear y utilizar diferentes estrategias es más sencillo en los hombres ‘porque socialmente hay permisos otorgados a ellos. De hecho, se espera que el hombre siempre esté pensando en sexo. Las mujeres flaqueamos al no permitirnos los pensamientos y fantasías que nos hacen conectar con nuestro erotismo', expone.

Lesbia González, psicóloga con experiencia en sexología y parejas, explica que en la disminución de la libido inciden aspectos como la edad, la menopausia y rasgos psicológicos.

‘Al hombre le gusta innovar por aprendizaje y a la mujer, conservar la pareja, esto los hace incompatibles muchas veces y acaban por aburrirse o conformarse', explica.

Para la especialista, ‘somos seres sexuales, hablar o leer de sexo activa lo que somos' y estos textos ‘activan centros de placer naturales, situados en el cerebro', añade.

Considera que en pleno siglo XXI ‘la mujer cree que no debe o no puede leer este tipo de novelas; es un tema que no se habla plenamente'.

Reservas

Según la psicóloga, el empleo de literatura erótica es considerable dependiendo de l contexto y de que la pareja se realice previamente un estudio psicosexual.

Sobre la edad adecuada para entrar en contacto con estas obras, cita que es una decisión multifactorial en la que inciden el tipo de sociedad, el arraigo cultural, los valores familiares, la información. ‘No es responsable decir una edad, lo mejor es que seamos adultos con criterio formado', expone.

‘El antídoto para la disminución de la libido inicia al permitirnos pensamientos para que fluya el erotismo natural del ser humano, por eso recomiendo enfáticamente la incorporación de fantasías eróticas',

ALESSANDRA RAMPOLLA

SEXÓLOGA

Luis Ramírez, psicólogo, sostiene que la literatura erótica ‘desvirtúa la realidad y las personas se crean falsas expectativas, algo que termina generando malestar'.

‘Y en particular con las ‘Cincuenta Sombras de Grey', se hace romántico un trastorno que puede causar mucho daño y es una parafilia', enfatiza, evidenciada en comportamientos sexuales angustiosos o incapacitantes que involucran el sufrimiento o la humillación de uno mismo o de la pareja.

Tal y como lo reseña una publicación del diario ABC de España, ya hacia el siglo pasado las novelas eróticas eran causal de polémica; especialmente con la iniciativa de D. H. Lawrence con El Amante de Lady Chatterley , se logró su prohibición en Inglaterra durante más de tres décadas, desde su impresión en 1928 hasta 1960. Lolita , escrita por Vladimir Nabokov y publicada en 1955, también fue adaptada al esquema cinematográfico con una trama polémica y censurada. Entre algunas de las autoras populares del género destacan:

Christina Lauren

Este nombre engloba a Christina Hobbs y Lauren Billings. Su obra más reconocida es Beautiful Bastard , una saga que desde su lanzamiento en 2013 ha debutado en el listado de best sellers del diario New York Times. El libro fue finalista en la categoría de ‘Mejor romance' en los Goodreads Choice Awards.

Sylvia Day

Escritora estadounidense de origen japonés cuya pluma destaca por plasmar romance y ficción con erotismo. La serie Crossfire es un compendio de sus obras más vendidas. Se ha posicionado como una de las autoras número uno de Estados Unidos.

Jodi Ellen Malpas

Su trilogía Mi Hombre presentó a un multimillonario londinense que atrapó a las lectoras.

E. L. James

Artífice de Cincuenta Sombras de Grey , y tras más de dos décadas dedicada a la televisión, se aventura a la historia llevada a la gran pantalla y que más tarde contaría con dos secuelas: Cincuenta Sombras más Oscuras y Cincuenta Sombras Liberadas , publicadas en 2012. Posteriormente escribió Grey y Más Oscuro , la historia de Christian y Ana desde la óptica masculina.

Samantha Young

Esta autora se da a conocer por el best seller Calle Dublín. Tras el éxito, dio continuidad con Calle Jamaica, Calle Londres y Calles de Edimburgo .

Olivia Cunning

Con la serie Pecadores , la autora presenta diversas historias que, según los críticos, muestran los límites de la sexualidad. Cunning comenzó a publicar sus obras eróticas antes de la aparición de Cincuenta Sombras de Grey .

Diana Gabaldon

Es la mente creativa de Forastera , primera parte de la saga protagonizada por Claire Randall y también recreada en el cine. Una escritora estadounidense en cuya pluma fluyen el romanticismo, la fantasía, el misterio y la aventura.

Elísabet Benavent

Una autora española y best seller , con novelas de gran carga erótica en español. La saga Alguien que no soy es una de sus publicaciones más exitosas.

La mayoría de estas apuestas de la literatura erótica pueden ser adquiridas en tiendas virtuales.

comments powered by Disqus