Salud 04/12/2018 - 12:00 a.m. martes 4 de diciembre de 2018

‘Es hora de poner fin al cáncer cervicouterino'

La causa principal es el virus del papiloma humano (VPH). En Panamá, la enfermedad representa el 16.4% de todos los casos de cáncer. La vacuna contra el VPH y el tamizaje previenen la afección

El mayor factor de riesgo es la infección por el virus del papiloma humano. / Shutterstock
Shutterstock

El mayor factor de riesgo es la infección por el virus del papiloma humano.

Anterior Siguiente

Yelina Pérez S.
yperez@laestrella.com.pa

El cáncer de cuello uterino o cervicouterino es una enfermedad causada por el virus del papiloma humano (VPH). Las mujeres con mayor riesgo son las que fuman, las que han tenido muchos hijos, las que han utilizado pastillas anticonceptivas por mucho tiempo o las que tienen una infección por el virus de inmunodeficiencia humana (VIH), aunque suele tomar varios años para que las células normales del cuello uterino se conviertan en cáncer.

Este año, con el objetivo de poner fin a esta enfermedad, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) lanzó la campaña ‘Es hora de poner fin al cáncer cervicouterino'. Es una enfermedad que mata a más de 34,000 mujeres por año y que está entre las principales causas de muerte por cáncer femenino en 23 países de la región.

TIPOS DE VPH

Hay más de 100 tipos de virus del papiloma humano.

De esos, unos 30 tipos pueden infectar el cuello uterino.

Los tipos 16 y 18 de VPH son los que se relacionan con mayor frecuencia con este tipo de cáncer.

Para lograr que el programa de prevención tenga impacto, la cobertura del tamizaje debe llegar al menos a 70% de la población destinataria.

Este objetivo está en consonancia con la meta 3.4 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Se trata de una campaña diseñada para informar a los proveedores de salud y empoderar a las mujeres y a las niñas sobre cómo prevenir esta enfermedad, con la que cada año se diagnostica a más de 72,000 mujeres en la región.

‘Estar informado sobre el cáncer cervical y cómo prevenirlo puede ayudar a asegurar que las mujeres lleven adelante vidas productivas y saludables', afirmó el director del Departamento de Enfermedades No Transmisibles y Salud Mental de la OPS, Anselm Hennis. ‘Tenemos las herramientas necesarias para que el cáncer cervicouterino sea una amenaza menos para la salud y el bienestar de las mujeres, sus familias y comunidades', apuntó.

El cáncer cervicouterino se puede prevenir a través de la vacunación. Se recomienda aplicar la vacuna VPH en las niñas de 9 a 14 años. La vacuna está disponible en 35 países y territorios de la región, entre ellos Panamá. Sin embargo, en la mayoría de los países, la tasa de cobertura con las dos dosis aún no alcanza el 80% de la población a la que va dirigida, detalla la OPS.

Bajo el lema ‘Que nada te detenga', la campaña brinda materiales, información e historias sobre la vacuna contra el VPH y los métodos de tamizaje y tratamiento para el cáncer cervicouterino. ‘Además de dar información sobre la vacunación contra el VPH, la campaña también busca generar conciencia en las mujeres de 30 a 49 años sobre la importancia de realizarse exámenes periódicos para poder detectar a tiempo si hay lesiones precancerosas. Se estima que 32 millones de mujeres en la región necesitan realizarse un examen que, hecho a tiempo, puede salvarles la vida', detalla Hennis.

CASOS EN PANAMÁ

El ministro de Salud de Panamá, Miguel Mayo, reseña en el portal del Ministerio de Salud (Minsa), que en Panamá el cáncer de cuello uterino es la segunda neoplasia maligna más común en las mujeres, lo que representa el 16.4% de todos los nuevos casos de cáncer en el país. ‘La tasa de incidencia estandarizada por edad fue de 22 por cada 100,000 mujeres', precisa el ministro.

Agrega que esta enfermedad prevalece más en las provincias de Panamá, Chiriquí, Veraguas y Los Santos, mientras que en Bocas del Toro y en las comarcas Ngäbe-Buglé, Guna Yala se reportan incidencias menores.

‘Cabe destacar que la mayoría de los casos de este tipo de cáncer ocurre en mujeres que no estaban en el programa de prevención ginecológico periódico (9 de cada 10 casos se producen en mujeres sin controles de papanicolaou en Panamá)', destaca Mayo.

Cifras del Minsa reportan que la cobertura de tamizaje (prevención) para el cáncer cervicouterino en la población femenina es muy baja, alrededor del 20% (mientras que países desarrollados reportan cifras de cobertura mayor al 60%).

MÉTODOS DE PREVENCIÓN

Hoy, esta patología puede prevenirse gracias al mantenimiento del programa de prevención precoz, que consiste en dos tipos: prevención primaria, que contempla la erradicación de hábitos de riesgo —tabaquismo, inicio precoz de las relaciones sexuales, promiscuidad, falta de protección adecuada en las relaciones sexuales— y la administración de la vacuna contra el VPH. ‘En nuestro país, el Programa Ampliado de Inmunización (PAI) ha logrado obtener una cobertura de vacunación de 83% en la población escolar de 10 años', acota Mayo.

Mientras que la prevención secundaria consiste en la realización de un correcto control ginecológico con citología o papanicolaou periódico o anual.

Se estima que, cada año, unas 83,200 mujeres son diagnosticadas y 35,680 mueren por esta enfermedad en la región, el 52% de ellas antes de los 60 años.

comments powered by Disqus