Salud 14/08/2019 - 12:01 a.m. miércoles 14 de agosto de 2019

Hígado graso, obesidad y alcohol producen carcinoma hepatocelular

Este tipo de cáncer afecta a los hombres mayores de 50 años. En Panamá es la sexta causa de muerte con una incidencia de 250 nuevos casos al año. Médicos recomiendan la prevención a través de chequeos médicos, al menos una vez al año

  /

Anterior Siguiente

Yelina Pérez Sánchez
yperez@laestrella.com.pa

En los últimos años la incidencia del carcinoma hepatocelular (HCC) ha crecido en todo el mundo. Esto ocurre debido al aumento de los casos de cirrosis por hepatitis B y C y por la enfermedad de hígado graso no alcohólico asociado a las epidemias de obesidad y diabetes. En este sentido, ‘desde el punto de vista de la salud pública el hepatocarcinoma representa un problema acuciante al tiempo que plantea un gran desafío terapéutico', explicó el doctor Andrés Ruf, en una entrevista con La Estrella de Panamá .

El director médico de la Unidad de Hígado del Hospital Privado de El Rosario, Argentina, asegura que el cáncer de hígado es la segunda causa de muerte por cánceres en el mundo. Sin embargo, ‘en los últimos años el tratamiento de la enfermedad ha evolucionado de forma considerable', detalló el médico, quien estuvo en el simposio de oncología Believe de Bayer .

Ruf aseguró que la edad es un factor importante, ya que esta enfermedad aparece entre los 55 y 70 años de edad, es decir, es más frecuente en el adulto mayor que en una persona joven. ‘Se trata de una enfermedad que afecta mayormente a los hombres que a las mujeres, dijo el investigador clínico.

‘La idea es que la persona cuente con un control médico y pueda detectar a tiempo la condición. Actualmente, con los nuevos tratamientos se habla de 26 meses de supervivencia en casos avanzados',

YADIRA CAMACHO

MÉDICO GENERAL

‘El exceso de cicatrices (hígado graso, fibrosis) en el hígado ocasiona la cirrosis, la cual avanza, causa falla crónica del órgano, y finalmente desemboca en un cáncer. Cuando aparecen los síntomas (fatiga, debilidad, pérdida de peso y apetito, náuseas, dolor abdominal, ictericia (color amarillo) de la piel y los ojos, picazón, edema en las piernas y el abdomen, y confusión mental) es demasiado tarde puesto que la dolencia se encontraría en un estado muy avanzado', comentó el también cirujano hepático.

Un estudio del Karolinska Institutet, en Suecia, encontró que el sobrepeso y la obesidad en la adolescencia están relacionados a la cirrosis del hígado y al cáncer en la edad adulta.

La investigación monitoreó durante décadas a más de 1.2 millones de hombres inscritos en el servicio militar sueco, entre 1969 y 1996. El estudio tuvo como objetivo averiguar si existía alguna relación entre el sobrepeso u obesidad durante la juventud y el riesgo de desarrollar alguna enfermedad grave del hígado en el futuro. Los resultados fueron claros y contundentes: aquellos jóvenes que tuvieron sobrepeso en su juventud, presentaron 50% más riesgo de tener una enfermedad severa en el hígado en el futuro. Si fueron obesos, ese riesgo aumentó a un 217%. La cosa empeoró si en el transcurso de la vida los hombres desarrollaron diabetes tipo 2, en este caso el riesgo alcanzó un 328%.

‘Lamentablemente, cuando aparecen los síntomas (fatiga, debilidad, pérdida de peso y apetito, náuseas, dolor abdominal, ictericia (color amarillo) de la piel y los ojos, picazón, y abdomen abultado) es demasiado tarde',

ANDRÉS RUF

CIRUJANO HEPÁTICO

La doctora Yadira Camacho Martín argumentó que en estos casos la prevención es vital, principalmente en aquellas personas con factores de riesgo como los antes mencionados, así como también el alto consumo de alcohol o virus de hepatitis C o B.

‘La idea es que la persona cuente con un control médico y pueda detectar a tiempo la condición. Actualmente con los nuevos tratamientos se habla de 26 meses de supervivencia en casos avanzados. Sin embargo, no aplica para todos los pacientes, sino aquellas personas que aún cuenten con un hígado bastante conservado', aclaró la médico panameña.

Según cifras de Globocan 2018, esta enfermedad representa la sexta causa de muerte en Panamá con una incidencia de 250 nuevos casos al año.

¿Qué hacer?

En primer lugar, ‘es necesario prestarle atención a la salud del hígado, especialmente si existe sobrepeso u obesidad. Sabiendo que el hígado sufre infiltración de grasa con el exceso de peso, hay que hacer todo lo posible para lograr y mantener un peso saludable, incluso comenzando en la juventud', resaltó Camacho.

‘Es necesario prestarle atención a la salud del hígado, cuando existe sobrepeso'.
 

‘Para lograrlo, es necesario mantener un programa de alimentación saludable y actividad física diaria. En ese sentido, recuerda que una alimentación saludable es aquella en la que se ingieren pequeñas porciones de todo tipo de alimentos y se consume una mayor cantidad de frutas y vegetales. Con respecto a la actividad física, es importante recalcar que no es necesario convertirse en un atleta para obtener los beneficios del ejercicio, reconoció la galena, y recomendó caminar diariamente por 30 minutos.

Ruf explicó que actualmente hay muchas empresas que incentivan a sus colaboradores y promueven la práctica de ejercicios y la alimentación saludable.

‘Se recomienda ingerir pocas carnes rojas, ahumadas o procesadas. Añadir a la dieta saludable vitaminas y minerales, además de frutas, vegetales y hortalizas', apuntó Ruf. Igualmente recomendó a las personas hacerse mensualmente los controles médicos, ya que ante un diagnóstico ésta pueda ser referida para su tratamiento.

Para los especialistas el manejo multidisciplinario e integral del paciente con HCC es un nuevo paradigma en la atención de esta población. ‘Usualmente las especialidades involucradas incluyen al oncólogo, hepatólogo, gastroenterólogo, radiólogo, patólogo. Independientemente de la etapa en que se encuentre el paciente, cada caso debería ser analizado por el equipo multidisciplinario para tomar la mejor decisión', agregó Ruf.

comments powered by Disqus