Salud 24/07/2018 - 12:01 a.m. martes 24 de julio de 2018

Dieta cetogénica, contra crisis de epilepsia en bebés

Más de la mitad de los niños con epilepsia en el mundo utilizan esta nueva alternativa como tratamiento, puesto que reduce alrededor del 50% de las convulsiones

Una de cada 10 personas en el mundo tendrá una convulsión epiléptica.

Una de cada 10 personas en el mundo tendrá una convulsión epiléptica.

Anterior Siguiente

Yelina Pérez S.
yperez@laestrella.com.pa

La dieta cetogénica, alta en grasas, moderada en proteínas y baja en carbohidratos, actualmente es utilizada por los médicos como tratamiento para controlar las crisis o convulsiones epilépticas (que son resultado de una descarga eléctrica anormal que tiene su origen en las neuronas) cuando los medicamentos no funcionan.

El neurólogo pediátrico de Johns Hopkins Medicine Eric Heath Kossoff afirma que se trata de una dieta que se puede implementar ahora en bebés (antes era solo en adultos y niños de cinco en adelante en ‘estatus' epiléptico) ya que corta y elimina con éxito las convulsiones en muchos de estos pacientes. ‘Con una gran cantidad de nuevas fórmulas de prescripción cetogénica ahora disponibles, los padres pueden administrar la dieta incluso a los bebés muy pequeños mucho antes de que coman alimentos sólidos. Un número creciente de centros especializados diseminados en Estados Unidos utiliza esta dieta como una de las primeras líneas de tratamiento para la epilepsia pediátrica en lugar de un tratamiento de último recurso', detalló el médico durante una charla en Panamá sobre el tema.

RESULTADOS DE INVESTIGACIONES

Durante su intervención, el doctor Kossoff presentó los resultados de una investigación que realizó en 2015 en 30 niños con epilepsia, resistentes a los medicamentos, en los que se obtuvo un elevado nivel de respuesta a la Dieta Atkins Modificada, complementada durante el primer mes con un suplemento cetogénico. Como resultado del tratamiento, tras un mes de seguimiento, el 80% de los niños evidenció una reducción en la cantidad de convulsiones mayor al 50%, mientras que dentro de ese grupo, casi 4 de cada 10 (37%) logró una disminución superior al 90%.

SE CONOCE LA EPILEPSIA

A finales del siglo XIX inicia la era moderna de la epilepsia.

El neurólogo inglés John Hungling Jackson estableció en 1873 la primera definición de la enfermedad que todavía hoy es vigente: ‘Una descarga súbita, rápida y excesiva de las células cerebrales'.

Fue en 1912 que empezaron a comercializar los primeros fármacos antiepilépticos y unos años más tarde, en 1929, Hans Berger registra en papel el primer encefalograma.

Según Kossoff, este estudio demostró que si esta fórmula se emplea durante el primer mes de tratamiento, la dieta es más efectiva. Además, el suplemento aporta una buena fuente de grasas y contribuye a la adherencia al tratamiento.

Las dietas cetogénicas son la alternativa terapéutica para el tratamiento de las epilepsias refractarias —aquellas en que las crisis epilépticas son tan frecuentes que limitan la habilidad del paciente para vivir plenamente acorde con sus deseos —.

La Dieta de Atkins Modificada es una variante menos restrictiva que la dieta cetogénica clásica. Ambas se caracterizan por incluir lácteos, aceite, carnes de todo tipo, pescado de mar, frutas rojas y verduras y por restringir la ingesta de hidratos de carbono.

Por su parte, la neurorradióloga intervencionista venezolana Jackeline Peñuela explica que al someter al paciente a una dieta rica en grasas y proteínas se modifica su metabolismo. ‘Al no haber carbohidratos que se descomponen en el organismo en glucosa (en azúcar), el cuerpo metaboliza el azúcar necesario a través de un mecanismo alterno a las lipasas (enzima que se usa en el organismo para disgregar las grasas de los alimentos de manera que se puedan absorber) y esto a nivel cerebral disminuye las convulsiones.

Personas con otras condiciones de salud, incluyendo diabetes, obesidad, cáncer, autismo, migraña y alzheimer, también pueden beneficiarse de la dieta cetogénica.

SIRVE PARA ADELGAZAR

Peñuela añade que esta dieta, que también sirve para adelgazar, solo debe hacerse por 20 días porque puede producir daño renal. ‘Se calcula que el paciente baja de peso de cinco a seis kilos en 20 días', apuntó.

‘Se debe comer pequeñas porciones cada tres horas para agilizar el metabolismo. Una dieta sana influye en el sistema inmunológico del paciente especialmente en el linfocito T4, que son los guardianes del organismo y neuroprotectores', puntualizó Peñuela.

Kossoff afirma que las posibles causas de la epilepsia son: de tipo estructural o metabólica, que se originan por lesiones cerebrales hereditarias causadas por trastornos del metabolismo y las de causa desconocida.

Añadió que actualmente mantienen un contacto con los padres de los pacientes para darles seguimiento al tratamiento. Aunque los bebés y niños pequeños con epilepsia pueden ser pacientes desafiantes, dice Kossoff, tratarlos eficazmente es extremadamente gratificante: ‘Estamos muy entusiasmado con el éxito que estamos viendo con la dieta'.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) afirma que este trastorno neurológico crónico afecta al 1% de la población mundial, es decir, aproximadamente a 50 millones de personas en el mundo, siendo uno de los trastornos neurológicos más comunes con nuevas alternativas terapéuticas.

comments powered by Disqus