Salud 13/09/2018 - 12:00 a.m. jueves 13 de septiembre de 2018

Cuando la memoria falla

El temor a presentar este tipo de enfermedades se debe principalmente a que no sólo afectan la memoria

No se recomienda en ningún caso la automedicación / Shutterstock
Shutterstock

No se recomienda en ningún caso la automedicación

Karina Ramos

Las alteraciones de memoria son muy comunes en el día a día de los seres humanos. Cuando, de alguna manera, la presencia de estos olvidos es advertida por las personas, algunas se preocupan porque las asocian con síntomas tempranos de enfermedades cerebrales como la demencia y sobre todo, la enfermedad de Alzheimer, su forma más común. Igualmente, algunos se angustian cuando estas molestias ocurren en personas cercanas o queridas.

El temor a presentar este tipo de enfermedades se debe principalmente a que no sólo afectan la memoria, sino también la conducta; y sobre todo porque tienen un gran impacto en la calidad de vida del individuo, y de su familia.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), en el mundo entero hay unos 50 millones de personas que padecen demencia, y cada año se registran cerca de 10 millones de casos nuevos, representando una de las principales causas de discapacidad y dependencia.

Es importante tomar en cuenta que no todos los problemas de memoria son iguales. Algunos problemas son transitorios o temporales, mientras que otros son permanentes; asimismo, algunos son leves, y otros son moderados o severos.

Las causas de alteraciones de memoria varían de persona a persona, y hay varias razones asociadas a olvidos, que no son demencias. Entre ellas: la falta de sueño adecuado, el estrés excesivo, la ansiedad, la depresión y los problemas de atención, entre otros.

Existen diferencias considerables según el tipo de olvidos, la forma y el tiempo de evolución, la frecuencia con que se presentan, si se acompañan de otros síntomas, y las circunstancias propias de cada persona (sus antecedentes médicos, su condición actual de salud, los medicamentos que utiliza, si abusa de sustancias tóxicas, etc).

Uno de los factores que más es tomado en cuenta al momento de evaluar médicamente a una persona que presenta olvidos es si esta condición ha llegado a afectar negativamente el desempeño laboral o social en la vida diaria del individuo.

En cualquier caso, es mandatorio recomendar que, ante la sospecha de síntomas o signos de alteraciones de memoria, la persona acuda o sea llevada a evaluación médica por un profesional idóneo que realice una evaluación seria y personalizada, determine si estamos ante una condición de olvidos patológicos, y establezca posibles causas. para ello, probablemente se apoyará en laboratorios y estudios especializados, según cada caso.

Entre los síntomas que deben alertar a los familiares de los pacientes están: dificultad para llevar a cabo tareas cotidianas, confusión o desorientación en entornos o con personas familiares, dificultades con las palabras y los números, y cambios de humor y comportamiento.

Si se tratase de una demencia, ésta es una enfermedad crónica, discapacitante, que suele presentarse por etapas y de manera progresiva. Su prevalencia se incrementa con el aumento en la edad de la población, ya que suele aparecer con mayor frecuencia en las personas mayores. Los costos por atención y tratamiento son muy elevados. Se recomienda en general, tener previa y simultáneamente un control adecuado de otras enfermedades crónicas como la hipertensión arterial, la diabetes, la obesidad y los problemas por elevación de colesterol en sangre.

Igualmente, se recomienda mantener y respetar las necesidades de sueño adecuado, por lo que dormir bien es imprescindible.

La autora es médico.

comments powered by Disqus