Salud 11/07/2019 - 12:06 a.m. jueves 11 de julio de 2019

El clítoris, la ruta hacia el placer femenino

Profesionales del área explican el funcionamiento de este órgano y su relación con el orgasmo. También dialogan sobre la expresión del deseo sexual y aclaran los mitos más comunes

Este órgano cuenta con 8,000 terminaciones nerviosas. / Shutterstock
Shutterstock

Este órgano cuenta con 8,000 terminaciones nerviosas.

Astrid Chang
astrid.chang@laestrella.com.pa

El clítoris es un enigma de la sexualidad y el encargado de llevar a la figura femenina a experimentar el mayor placer sexual.

‘Este órgano es parte de la vulva y está ubicado en la unión de los labios menores del aparato genital femenino, su única función es proporcionar placer', explica el psicólogo y especialista en sexología Pedro Rondón Navas.

‘Tiene propiedad eréctil y el glande es muy parecido al del pene, está cubierto por un capuchón y cuenta con más de 8,000 terminaciones nerviosas' , indica.

Rondón apunta que durante la excitación, este órgano se erecta y aumenta su tamaño. El prepucio que lo recubre se retrae y queda expuesto a la estimulación sexual.

El experto detalla que el clítoris puede medir en promedio de 16 a 18 mm y, al igual que el pene, no hay ninguna relación entre el tamaño y la capacidad de disfrute en el orgasmo femenino. ‘No existen estudios científicos que certifiquen que su tamaño genere una mayor satisfacción durante las diversas fases de la respuesta sexual', afirma.

En cuanto a la forma, comenta que ‘así como existen diferentes tipos de vulvas sucede lo mismo con este órgano. Algunos tienen forma de botón pequeño, otros más grandes cubiertos por el prepucio o están retraídos ligeramente; en general son distintos y presentan variaciones en la textura y el color', expresa.

Exploración

De acuerdo con el especialista, los métodos para generar placer en esta zona dependen de cada mujer. ‘No existe una fórmula única. Cada una vive la sexualidad a su manera. Sin embargo, una de las formas más comunes de estimulación es explorando el área con el pulgar y el dedo índice, sin brusquedad, ya que es un punto sensible'.

Rondón menciona que la autoestimulación es parte del autoconocimiento y del aprendizaje focalizado sensorialmente. ‘Por lo general la mayoría de mujeres se palpan indirectamente en la parte superior o inferior. Si la persona lo desea también puede utilizar juguetes sexuales, aunque se debe tener cuidado de no lastimarse porque esto podría provocar dolor y molestia'.

Puntualiza que durante el coito este órgano es susceptible a contraer infecciones de transmisión sexual, por eso recomienda ser responsable y utilizar los métodos de cuidado correspondientes.

Un tabú

Para el especialista la sexualidad continúa siendo un tema oculto del que muy poco se habla. ‘La sociedad establece límites y rechaza la expresión de las conductas sexuales. Al clítoris le denominan el órgano silenciado porque no ha sido tomado en cuenta en el estudio de la fisiología de la respuesta sexual de la mujer', apunta.

Reconoce que en la actualidad la expresión del deseo sexual de la mujer es rechazada en algunas regiones. ‘Hay culturas donde aún existe la mutilación de este órgano para impedir que la mujer disfrute de su sexualidad', acota.

La sexóloga Ecjoyster Barradas coincide en que el tabú sigue latente y la mutilación es una práctica cultural que priva a la mujer de conocer el camino hacia el placer y el orgasmo.

Destacada que lo más crítico de esta práctica son las secuelas en la vida sexual y emocional de quien recibe el procedimiento y considera que es de suma importancia saber que ‘el orgasmo se logra a través de la estimulación de cualquier zona del cuerpo.

Mitos

Rondón menciona que una de las creencias más comunes radica en que estimular el clítoris es ‘un acto de inmadurez, egoísmo y propio de personas que tienen dificultades para conseguir pareja, algo que es falso', asegura, y sostiene que es erróneo pensar que este órgano pueda ‘atrofiarse' si se palpa demasiado.

Por su anatomía, muchos suelen denominarle ‘el pene en miniatura'. ‘Este término es erróneo. El clítoris tiene su cuerpo, raíz y glande y se diferencia del órgano masculino porque en su cavidad interna no pasa a la uretra y no ocurre la eyaculación'.

Por su parte, Barradas afirma que el clítoris no envejece con la edad ni deja de ser fuente de placer al ser estimulado.