Salud 28/08/2018 - 12:00 a.m. martes 28 de agosto de 2018

Cáncer de mama: detección oportuna hace la diferencia

En Panamá cerca de 789 personas se detectan al año con esta enfermedad y cada vez son más las mujeres jóvenes que la presentan

  /

Yelina Pérez S.
yperez@laestrella.com.pa

El cáncer de mama es el más común entre las mujeres en todo el mundo, pues representa el 16% de todos los cánceres femeninos. Es una enfermedad que cada día está aumentando, especialmente en la población femenina que vive en países en desarrollo, donde la mayoría de los casos se diagnostican en fases avanzadas o tardíamente.

En Panamá, cerca de 789 personas se detectan con este tipo de cáncer al año.

Para Ariana Lyma Young de Policani (35 años), sobreviviente de cáncer de seno, esta enfermedad no repara en edad ni raza, por lo que invita a las mujeres que se hagan el autoexamen a partir de los 18 años, o un ultrasonido si notan alguna anomalía en la mama, puesto que gracias a estos dos métodos de prevención se pudo detectar la enfermedad tempranamente.

CÁNCER DE MAMA EN CIFRAS

En promedio, una de cada ocho personas desarrollará cáncer de mama en su vida.

A nivel mundial, se diagnostican cerca de 1.67 millones de casos de cáncer de mama por año.

Cada año, más de 500 mil personas mueren a causa de esta enfermedad.

En América Latina y el Caribe, el cáncer de mama es la enfermedad más diagnosticada y la principal causa de muerte entre las mujeres, lo que representa casi el 15% de las muertes por cáncer en la población femenina de la región.

Cada año, más de 152.000 mujeres son diagnosticadas con cáncer de mama y 43.000 mueren a causa de la enfermedad en la región.

‘Lastimosamente el ultrasonido de mamas no se promueve en el país. Siempre lo que se escucha en televisión es que hay que hacerse la mamografía, método que los médicos recomiendan realizar a partir de los 35 años de edad. Pero, ¿qué pasa si te da cáncer antes de esa edad? Como lo señalé anteriormente, es una enfermedad que no va a esperar a que cumplas 35 años para darte', argumenta De Policani, quien enfrentó la enfermedad a los 32 años.

Mientras que el doctor español, Javier Cotés, asegura que actualmente el ultrasonidos o ecografías de mamas no son técnicas valoradas como pruebas de despistaje. Sin embargo, coincide en que ‘cuando a una mujer se le nota un bulto en la mama, la ecografía viene a ser la primera prueba de elección, porque la mamografía es poco sensible en mujeres muy jóvenes; pero, independientemente de la edad, no se han demostrado mejores pronósticos en las mujeres', destacó el investigador clínico del programa de cáncer de mama del Instituto de Oncología Vall d'Hebron, Barcelona, España, durante una visita a Panamá.

Aunque el médico reconoce que cada vez se diagnostican más mujeres jóvenes con cáncer de mama, señala que no existe una causa como tal, ‘pero sí existe un conjunto de factores de riesgo y entre todos debemos intentar disminuirlos como lo son: obesidad, el alcohol y el tabaco, porque hemos observado que la mujer joven fuma más cada día', acotó el médico español.

Por su parte, De Policani, quien actualmente se realiza evaluaciones cada seis meses, sigue enfocada en que el ultrasonido es el método que toda mujer menor de 35 años debería realizarse para prevenir la enfermedad. ‘Para el mes de octubre estoy trabajando en una campaña junto a otras sobrevivientes de cáncer menores de 35 años, para que hablen de su experiencia e inviten a las mujeres para que de los 18 hasta los 35 años se hagan el ultrasonido de mama, ‘que es el examen que realmente las mujeres nos tenemos que hacer antes de los 35, pero que no existe una campaña de esto como método de prevención', detalla.

INNOVACIÓN EN TRATAMIENTOS

‘El diagnóstico del cáncer en una fase tardía y la imposibilidad de recibir tratamiento condenan a muchas personas a sufrimientos innecesarios y a una muerte precoz', afirmó el doctor Etienne Krug, director del Departamento de Enfermedades No Transmisibles, Discapacidad, Violencia y Prevención de Lesiones de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

De modo que el doctor Cotés, enfatizó que varios estudios realizados por el Instituto de Oncología Vall d'Hebron, demostraron que la combinación del medicamento Pertuzumab con el anticuerpo monoclonal trastuzumab es lo más innovador en tratamiento contra el cáncer de mama con mutación Her2 (receptor 2 de factor de crecimiento epidérmico humano). ‘Este tratamiento, junto a la quimioterapia, reducen en un 23% a 24% el riesgo de recaída o fallecimiento. Sin embargo, falta camino por recorrer, pero se sigue trabajando sobre todo para conseguir que las respuestas sean más duraderas', acotó el médico.

comments powered by Disqus