Planeta 03/02/2019 - 7:35 p.m. domingo 3 de febrero de 2019

Panamá mostrará recuperación de bosques gracias a estrategias verdes

Aunque datos de la entidad estatal indican que la cobertura boscosa a nivel nacional hasta 2012 estaba entre un 51 y un 52 %, en comparación al 45 % del 2000, ésta podría mostrar un gran cambio favorable cuando este año se anuncie el nuevo instrumento.

 / Archivo | La Estrella de Panamá
Archivo | La Estrella de Panamá

EFE

La renovación de datos de un avejentado mapa nacional de cobertura boscosa y uso de la tierra, que data del 2012, arrojará resultados favorables para Panamá, dado que mostrará que las acciones e incentivos para reforestación han frenado la devastación del territorio verde.

Así lo explica a Efe la directora Forestal del Ministerio de Ambiente de Panamá, Dalia Vargas, quien desde el año 2010 lidera iniciativas para facilitar el mejoramiento y manejo adecuado de diversos bosques del país.

Aunque datos de la entidad estatal indican que la cobertura boscosa a nivel nacional hasta 2012 estaba entre un 51 y un 52 %, en comparación al 45 % del 2000, ésta podría mostrar un gran cambio favorable cuando este año se anuncie el nuevo instrumento.

Sin embargo, Vargas manifiesta a Efe que hay un atraso con las cifras, y es que se debía hacer una actualización cada cinco años, pero por costos y por la lentitud del sistema burocrático se ha dejado en pausa este tema por muchos años.

"Actualmente Panamá se ubica en la lista de países con alta cobertura forestal y bajas tasas de deforestación (HFLD, por sus siglas en inglés), esto como resultado de la ejecución de los planes de manejo sostenible, programas de trazabilidad, alianzas con grupos ecologistas e indígenas", menciona la también ingeniera ambiental.

Comenta que para levantar el nuevo mapa de cobertura boscosa y el de vegetación -que data del 2010-, se lanzó una licitación en la que ya hay 10 empresas precalificadas que presentarán sus propuestas económicas y técnicas.

La inversión de estos ronda 1 millón de dólares y será financiada por el Proyecto de Sistemas de Producción Sostenible y Biodiversidad.

La encargada de Forestal sostiene que se ha realizado talleres con las estatales Universidad Nacional, Universidad Tecnológica de Panamá, el Instituto Geográfico Nacional Tommy Guardia y el Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales para saber qué términos deben tener los mapas.

Entre los parámetros que detallará serán bosques, plantaciones forestales, usos agrícolas y culturales.

Vargas también cuenta que esto influyó, porque en 2014 se hizo un análisis que proyectaba que si no se hacia nada para 2035 en materia forestal se iba a estar con "0" bosques; y de ahí surgió el programa "Alianza por el Millón de Hectáreas".

Esta iniciativa público-privada tiene como meta repoblar árboles en un millón de hectáreas hasta 2035, lo que implica acciones en materia de restauración de los bosques de galería, restauración de tierras de vocación forestal; conservación de los bosques naturales y reforestación comercial.

Según Ambiente, hasta junio de 2018 se reforestaron unas 40.000 hectáreas con especies de roble, laurel, teca, pino, curazao, cedro, espavé, aguacate, guayacán, Panamá y jacaranda. En promedio se reforesta con más de 60 especies consideradas las más adecuadas por estudios científicos para la restauración.

La directora agrega que paralelo a la Alianza se cuenta con el proyecto Procuencas, dirigido a reforestar más de 15.000 hectáreas en cinco cuencas, y la herramienta de la ley 469 que crea incentivos a la reforestación, protección y manejo sostenible para aumentar la cobertura forestal.

"Tenemos una estrategia para incentivar la industria forestal de forma eficiente, a la vez generar menos desperdicios de la madera extraída de bosques, por eso creemos que la cobertura actual incrementará en los próximos años", señala Vargas.

En cuanto a la tala ilegal indica que desde 2015 trabajan en operativos de control, pero alega que es "un proceso duro, casi parecido a la lucha contra los estupefacientes".

Según un informe publicado por la ONU en 2014, la reducción de las masas forestales entre 1992 y 2012 supuso una pérdida de 3.700 millones de dólares para la economía panameña.

En dicho informe se explica que la contribución de los bosques a la economía de un país se puede medir a través del producto interior bruto (PIB), puesto que el sector forestal forma parte de una cadena de producción que directa o indirectamente incide en el sector agropecuario, industrial, de construcción y en las manufacturas.

Ahora Panamá presentará sus avances en la Conferencia HFLD en Paramaribo, Surinam, que se realizará del 12 al 15 de febrero, en la que se expondrá la movilización del financiamiento climático de los países HFL y otras metodologías.

A esta lista pertenece naciones como Belice, Bután, Colombia, República Democrática del Congo, Gabón, Guyana, Panamá, Perú, Surinam y Zambia.