Gastronomía 29/07/2018 - 12:05 a.m. domingo 29 de julio de 2018

La cerveza del barrio

San Felipe es una cerveza premium elaborada en Estados Unidos, pero con una fórmula que apela al consumidor panameño

  /

Anterior Siguiente

Esther M. Arjona
earjona@laestrella.com.pa

Gabriel Jiménez conoce la industria cervecera. Ha trabajado en ella por más de veinte años. A Panamá llegó hace unos 12 años y desde entonces le rondó una idea en la cabeza: producir una cerveza con identidad panameña. Esta idea se materializó hace poco más de medio año en San Felipe, cerveza premium lager que está disponible en bares hoteles y restaurantes de la ciudad.

‘San Felipe nace de la idea de desarrollar una marca que tuviese una conexión muy fuerte con el consumidor panameño', explica Jiménez en entrevista a La Estrella de Panamá. Y qué mejor conexión que la que ofrece un barrio tan tradicional como San Felipe, en el Casco Antiguo de la ciudad.

‘Cuando llegué aquí hace doce años, me enamoré del Caco Viejo y había algo mucho más importante que su ubicación y es San Felipe', asegura. ‘Esa es nuestra inspiración, estamos inspirados en San Felipe, en el Casco Antiguo y estamos haciendo un tributo a este lugar tan lindo que es un legado que nos han dejado los antecesores', agrega.

Pero San Felipe, a diferencia de otras cervezas inspiradas en Panamá, es elaborada en el extranjero.

‘Es una cuestión estratégica. Queríamos hacer un tributo con un muy buen producto y no era viable una gran inversión en una microcervecería, entonces vimos la oportunidad de hacerlo fuera, pero sí nos tomamos el tiempo de escoger una empresa en concordancia con el tiempo y con la calidad del productor respondiera a ese tributo', cuenta.

De acuerdo con Jiménez, hizo algunas gestiones con productores locales pero a ninguno le entusiasmó el proyecto por lo que concretó su producción en Estados Unidos.

San Felipe es producida en la segunda cervecería más antigua de Estados Unidos, una cervecería con 170 años de existencia y que cumplía con las expectativas de tener un muy buen producto para rendir ese tributo. Pero si bien esta cerveza es producida en Estados Unidos, su receta es propia y elaborada especialmente para Panamá y es vendida solamente en Panamá, al menos por el momento.

‘Está dirigida al panameño, a lo que le gusta. Necesitábamos una cerveza refrescante, pero que tuviera cuerpo, que tuviera más personalidad, y con esas premisas el consumidor nos ha recibido muy bien', afirma Jiménez.

Lo importante para el empresario es que el producto cumpla con las expectativas de un consumidor que está ávido de buenos productos. ‘El consumidor panameño es exigente y él distingue quién es bueno y quién no. Teníamos un reto bien grande de desarrollar un producto que llenara las expectativas y las está cumpliendo', dice.

Como base de operaciones, San Felipe cuenta con un showroom que hace las veces de centro de operaciones.

‘Queríamos tener un sitio donde la gente nos identifique y de hecho a esta área vienen muchos extranjeros, también panameños. Aquí ellos tienen experiencia con la marca y además mantenemos un inventario para repartir a los locales que inicialmente fueron los lugares del Casco.

En un barrio con calles muy estrechas y congestionadas, nada más conveniente que una carretilla que permite en pocos minutos llevar a ese restaurante o bar, el pedido que requiere, incluso refrigerado. Los visitantes pueden tener la experiencia de una San Felipe en el showroom, pero el mínimo para la venta de ls cervezas embotelladas es de un six pack. En el local también se venden artículos promocionales como copas, coasters y camisetas que apoyan la identidad de marca.

Claro está, lo que se busca es ampliar el mercado, meta que se ha logrado sin problemas. San Felipe llega a más de 130 negocios atendidos sin intermediarios. ‘Hacemos toda la gestión de distribución, de venta, de comercialización del producto', explica.

La distribución aun no alcanza los supermercados, espacios que buscan lograr de aquí a fin de año, sin embargo está ubicada en locales especializados el bebidas como Beermarket y Pre Party y también en Deli Gourmet donde puede encontrar las cervezas al mismo precio que en el showroom.

San Felipe es una cerveza premium, no tiene las características de una cerveza artesanal. ‘Quisimos entrar en un segmento en el que creemos que hay un espacio, para presentar un producto diferente para que realmente haya una sostenibilidad', detalla Jiménez. Ese segmento se ubica entre las cervezas importadas que traen a grandes empresas, y las artesanales.

LA FÓRMULA

Con su experiencia en el mercado de las cervezas, Jiménez tenía ya idea clara de lo que una cerveza premium debería ser. ‘Una cerveza muy balanceada en todas sus características: en su amargo, en su cuerpo medio, que fuese muy diferente a las cervezas locales', especificó.

Y es que en la industria cervecera, la tendencia es el consumo de cervezas ligeras, con bajo contenido alcohólico. Para San Felipe se buscó un sabor balanceado, con cierto amargor, pero que no fuese lo determinante. Su sabor es más bien refrescante, pero tiene mayor cuerpo que cualquiera de las fórmulas locales.

‘Queríamos una cerveza que también se pudiese disfrutar con las comidas y que apelara también al mercado femenino que tiene muchos adeptos, buscamos llegar a algunos consumidores que normalmente no piensan en cerveza. había una expectativa de sabor muy clara', detalla.

Jiménez aclara que se elaboró una receta que genere fidelidad en un momento en que se presentan una infinidad de sabores de temporada. ‘Hay gente que prefieren una cerveza o dos para diferentes ocasiones, prefiere eso que estar buscando otras opciones que no le satisfacen', declara.

Por ello, aunque ya tiene algunas ideas sobre fórmulas diferentes, no está pensando en otros lanzamientos a corto plazo. ‘Queremos hacerlo poco a poco. Darle un espacio a cada una de las cervezas para sumar consumidores y no confundirlos.

Para Jiménez, hay que pensar en San Felipe como ‘un emprendimiento de gente que se arriesga a tener algo nuevo en un mercado maduro pero donde siempre hay espacio'. El empresario está convencido de que el mercado de la cerveza es muy agradecido y al consumidor le gustan las cosas nuevas' y espera el día de mañana tener un producto fortalecido que sea parte de nuestra marca país.

comments powered by Disqus