Farándula 10/09/2018 - 9:33 p.m. lunes 10 de septiembre de 2018

Paul McCartney prefiere no competir con Taylor Swift o Beyoncé: 'Tienen mejores piernas que yo'

El veterano intérprete ha explicado con vehemencia por qué ha preferido hacer un álbum conceptual en lugar de lanzarse de lleno a la batalla por el dominio de la música comercial

Paul McCartney prefiere no competir con Taylor Swift o Beyoncé: 'Tienen mejores piernas que yo'

Bang Showbiz
online@laestrella.com.pa

El legendario y prolífico Paul McCartney se prepara estos días para el inminente estreno del que será nada menos que su 17 trabajo discográfico en solitario, 'Egypt Station', un disco que ya ha acaparado numerosos titulares -de forma indirecta, eso sí- por los conciertos sorpresa que el intérprete ha venido ofreciendo para promocionarlo tanto en el Reino Unido como en Estados Unidos, así como por los rumores que circulan en torno a la posibilidad de que el músico ejerza de cabeza de cartel en la próxima edición del festival de Glastonbury.

En cualquier caso, el ex Beatle parece ser plenamente consciente de que, a estas alturas de su trayectoria, ya no tiene necesidad de competir en términos de volumen de ventas -o reproducciones en 'streaming'- con los artistas más populares de la escena comercial de hoy en día, una actitud que explica su decisión de lanzar un "álbum conceptual" en lugar de fabricar una colección de canciones pegadizas con las que batirse en duelo con figuras del pop como Beyoncé o Taylor Swift.

"Enseguida nos dimos cuenta de que no podíamos hacer un álbum de pop moderno plagado de potenciales sencillos. Quiero decir, preferimos optar por algo más conceptual porque el mercado pop ya está cubierto por gente como Taylor Swift o Beyoncé", ha asegurado a su paso por el programa de televisión 'The Tonight Show' antes de bromear con las odiosas comparaciones que podrían establecerse entre sus hipotéticas rivales y él mismo.

"Tienen mejores piernas que yo, esa es la verdad", ha sentenciado entre risas.

En un tono mucho más serio, el incombustible intérprete también ha querido reflexionar, con la perspectiva que aporta el paso de las décadas, sobre la injusta creencia popular de que la artista Yoko Ono -esposa del malogrado John Lennon- fue en definitiva la principal responsable de la disolución de los Beatles y, por tanto, de la conmoción generalizada que provocó en su momento la noticia.

En su lugar, McCartney ha atribuido semejante punto de inflexión en sus respectivas carreras a la necesidad que tenía Lennon -y posteriormente el resto de la banda- de comenzar una nueva etapa tanto en el plano profesional como en el personal.

"Es verdad que su presencia en las sesiones de grabación nos parecía algo intrusiva, porque solía sentarse ahí con nosotros y jamás habíamos experimentado algo parecido. Pero hay que tener en cuenta, y ahora lo entiendo mucho mejor que antes, que John estaba perdidamente enamorado de ella. Había que respetarlo, y en su momento también lo hicimos. Y cuando John nos dijo que iba a dejar el grupo, ahora comprendo que de verdad necesitaba un cambio en su vida. Todos lo necesitábamos en realidad", ha aseverado.

 

 

comments powered by Disqus