Farándula 03/10/2018 - 5:13 p.m. miércoles 3 de octubre de 2018

Pabllo Vittar, la drag queen brasileña que quiere conquistar el mundo

Desde pequeña quiso llamar la atención y por su actitud es imposible que pase desapercibida

. / Instagram
Instagram

.

Anterior Siguiente Fotos Previas Fotos Próximas

EFE
online@laestrella.com.pa

Alta, esbelta, exótica y moderna, así es Pabllo Vittar, la primera drag queen nominada a los Grammy latinos que arrasa en Brasil, su país natal, y que quiere comerse al mundo con su nuevo disco "Nao para Nao".


La nueva producción es el segundo disco de la artista y el primer trabajo de la diva brasileña que será promocionado en Latinoamérica y que traspasará fronteras de una manera distinta a la conquista alcanzada a través de internet.

A partir de este 4 de octubre a las 21.00 hora local (00.00 GMT) las diez canciones que conforman el nuevo álbum de la famosa Drag queen y que mezclan el sonido pop y el tecno con lo más variados géneros musicales de Brasil, estarán disponibles en la plataforma musical Spotify.

El nuevo trabajo de Vittar tiene canciones para bailar, también baladas pop, y refleja cada una de las etapas que ha tenido en su vida, desde cuando vivía en un pequeño municipio al interior de Belén, en el estado de Pará (norte), hasta el éxito que cosecha hoy en día.

La diva empezó a sonar en Brasil hace tres años con la canción "Open bar", que fue difundida por internet y que es una relectura en portugués de "Lean On", del grupo Major Lazer.

Su amor por el canto y por el espectáculo es algo que lleva en la sangre. Desde pequeña quiso llamar la atención y por su actitud es imposible que pase desapercibida, no solo por su atuendo y su físico -mide 1,87 metros-, sino también por la energía que emana de cada uno de sus gestos.

Alta, esbelta, perfectamente maquillada y vestida de manera sugestiva, Pabllo Vittar arrasa sin necesidad de mover un dedo y su mirada fija y constante transmite la euforia que la hace vibrar.

"Siempre quise ser artista". "Desde que era niño le pedía a mi madre que me llevara a la iglesia para poder cantar. Siempre quise mostrarme para las personas y que ellas me notaran de alguna forma", asegura Vittar a Efe con algo de asombro por "todo lo que está conquistando" en tan poco tiempo.

En tres años Vittar ha sacado dos discos y se convirtió en la primera Drag queen nominada al Grammy Latino por "Sua Cara" trabajo realizado el año pasado junto con la cantante brasileña Anitta y el grupo jamaiquino Major Lazer, que disputa el premio a mejor fusión/interpretación urbana.

No obstante, sabe que sus logros son el resultado de una voluntad constante, de las ganas que desde siempre ha tenido de cantar y del apoyo incondicional de su madre que siempre la aceptó como es y le dio la fuerza para salir adelante.

Víctima de acoso escolar verbal, psicológico y físico, Vittar nunca se rindió y se aferró a Dios, a su madre, a su familia y a sus seres queridos para vencer los obstáculos.

Aunque siempre supo que quería ser cantante, se descubrió cuando cumplió 18 años, edad en la que por primera vez se produjo como drag queen y pudo cantar con todas las ganas en Uberlandia, la ciudad de Minas Gerais donde vive actualmente.

"Ese día fue muy estupendo porque aunque yo ya cantaba algo estaba faltando y ese día, cuando conocí a Pabllo Vitar, cuando me vi por primera vez a través del espejo, me dije: eso es lo que yo quería para mí", explica con la emoción a flor de piel.

Vittar es consciente de que su recorrido profesional ha sido vertiginoso, pero no tiene miedo y por el contrario se aferra al éxito y a la fe que tiene en sí misma para reinventarse cada día y descubrir nuevas facetas de su vida como artista, como compositora y como cantante.

El positivismo es su mejor arma y en ella se escuda hasta para ignorar el liderazgo que tiene Jair Bolsonaro, un nostálgico de la dictadura militar, candidato por la ultraderecha a las elecciones presidenciales del domingo, líder de todos los sondeos y quien se caracteriza por sus manifestaciones homofóbicas, racistas y misóginas.

"Yo soy muy positiva y ni pienso en la hipótesis de que una persona como esa llegue a la Presidencia de mi país. Ni lo imagino, ni lo pienso. Eso no puede suceder de ninguna forma", sentenció.

Desparpajada, alegre, de carácter seguro y profundamente humana, esta artista se inspira en la gente que hace el bien y sufre con el dolor de los que quiere.

Vittar sabe que para él no existen fronteras y aunque siempre quiera volver a su patria, quiere conquistar el mundo, lanzarse a sus brazos y dejarse llevar

comments powered by Disqus