Farándula 04/09/2018 - 9:25 a.m. martes 4 de septiembre de 2018

Nicki Minaj quería propinarle un 'puñetazo' a Travis Scott por arrebatarle el número uno

La artista ha vuelto a desahogarse públicamente sobre la injusticia que, a su juicio, supuso que su tercer álbum discográfico, 'Queen', se quedara a las puertas del número uno en la lista de éxitos de Billboard

Nicki Minaj quería propinarle un 'puñetazo' a Travis Scott por arrebatarle el número uno

Bang Showbiz
online@laestrella.com.pa

La rapera Nicki Minaj ha vuelto a desenterrar el hacha de guerra para seguir lanzando reproches y demás acusaciones al hombre que se encargó de arrebatarle el primer puesto de la lista de éxitos de Billboard cuando su esperado tercer trabajo discográfico, 'Queen', salió a la venta a finales del pasado mes de junio. 

En efecto, la intérprete ha vuelto a atacar a su compañero de profesión Travis Scott, padre de la hija de Kylie Jenner y el encargado de liderar esa semana el listado de los álbumes más vendidos con su disco 'Astroworld', y literalmente ha expresado su deseo de haberle propinado un puñetazo en la cara en su momento para dirimir rápidamente la disputa.

"¿Por qué la gente dice que estaba irritada o enfadada? Cuando alguien te dice de forma vehemente cómo se siente, eso no quiere decir que esa persona esté siempre enojada o de mal humor... A ver, me dieron muchas ganas de darle un puñetazo en su pu** cara, pero eso no significa que estuviera enfadada como tal. Simplemente me parecía injusto que mi disco quedara en segundo lugar por esas razones. Me ha pasado antes y no me había importado", ha explicado la estrella del hip hop en conversación con Ellen DeGeneres.

Como era de esperar, la controvertida artista ha vuelto a alegar que la victoria de Travis Scott en su batalla personal por la corona del rap -al menos en lo que al rendimiento comercial de sus discos se refiere- se vio marcada por una serie de artimañas y técnicas de mercadotecnia que nada tenían que ver con la calidad musical y que, en su opinión, no deberían ser aceptables a día de hoy por su falta de ética.

"Es que parece que estuvieran jugando contigo, me sentí engañada. El problema aquí es que tu disco se quede en el segundo puesto y que pierdas ante un tipo que solo se ha dedicado a vender camisetas, merchandise y pases para una gira de la que ni siquiera había anunciado las fechas. Mi sensación es la de que estaba siendo estafada", ha asegurado con rotundidad en la misma entrevista.

"Imagínate que estamos jugando a un juego concreto y que me ganas con estrategias o trucos de otro juego que no tiene relación alguna con el nuestro. Yo quiero vender música, mientras que él está vendiendo camisetas, sudaderas y otras cosas. Simplemente me niego a hacer algo así", ha sentenciado.
comments powered by Disqus