Farándula 05/08/2018 - 5:11 p.m. domingo 5 de agosto de 2018

James Blunt presume de creación en Cap Roig con su "The Afterlove"

Blunt ha seguido después con otro tema de ese trabajo, "Someone singing along", un himno anti-guerra con el que un exmilitar como él señala a Donald Trump

James Blunt. / Redes Sociales
Redes Sociales

James Blunt.

Anterior Siguiente

EFE
online@laestrella.com.pa

El británico James Blunt ha pisado esta noche el escenario de Cap Roig y, lejos de aferrarse al tema que le encumbró hace catorce años, el popular "You're beautiful", para asegurarse el éxito en un festival de prestigio, ha presumido de creación con "The Afterlove", su último trabajo.

En la noche calurosa de un domingo de agosto y sin renunciar a que el público disfrutase de sus piezas más conocidas, incluida aquella de 2004 que tocó a poco del final, Blunt ha querido demostrar que se encuentra en un momento dulce y que su disco más reciente está a la altura de sus mejores creaciones.

Cap Roig, el festival que impulsa la Fundación Bancaria "la Caixa", escoge a primeras espadas para su cartel internacional y James Blunt ha querido estar a la altura de nombres que le han precedido este año como Luis Miguel, Bryan Ferry, Texas, Sting, Damien Rice, Maná o Juanes.

Eso sí, el británico ha reivindicado el pop del que su país es abanderado, aunque sin renunciar a otros estilos y a matices folk o, incluso, electrónicos que han aparecido en cualquier momento del concierto.

James Blunt ha arrancado con "Heart to heart" y se ha adentrado de inicio en esas melodías suaves que le caracterizan con "I'll take everything", "Wisemen" o "Time of our lives", ésta última de "The Afterlove".

Blunt ha seguido después con otro tema de ese trabajo, "Someone singing along", un himno anti-guerra con el que un exmilitar como él señala a Donald Trump, aunque ha pedido al público que no le chivasen el secreto a amigos americanos.

Con "High" ha llegado el baile y los ritmos electrónicos han ido de la mano de "Lose my number" para, después de calmar momentáneamente los ánimos con piezas como "Make me better" o "Same mistake", con la que el auditorio de Cap Roig se ha convertido en un mar de luces de móvil, volver a subir a lo más alto con "OK".

La canción que produjo el alemán Robin Schulz y que se ha convertido en fenómeno viral en internet hasta el punto de que va camino de superar a "You're beautiful" en la plataforma Spotify, ha sido la que ha puesto fin al concierto, aunque ha habido aún una propina de tres temas.

A medida que James Blunt ha desgranado el espectáculo que había preparado para este regreso a Cap Roig se ha confirmado que había preparado al milímetro la puesta en escena y todos los detalles, quizá consciente de que una noche en este festival va más allá de un simple concierto.

Blunt ha acertado con su propuesta y ha concebido un encadenado de piezas en el que nada chirriaba, al contrario, en el que todo combinaba a la perfección.

Los temas de "The Afterlove" como "Time of our lives", "Someone singing along", "Lose my number", "Make me better" o "Bartender", lejos de convertirse en paréntesis entre clásicos, han tenido un protagonismo inusitado para ser los de un último trabajo.

El quinto álbum de estudio de James Blunt, que se ha soltado esta noche con el español, se ha convertido en la joya que el exmilitar quería presentar a un público al que ya conocía y al que quería sorprender y agasajar sin renunciar al tiempo a reivindicar su capacidad creadora.

En los bises, "Stay the night", "1973", que ha aprovechado para subirse al piano a hacer una foto a la grada, y "Bonfire heart", la canción con la que James Blunt se ha despedido de Cap Roig y ha dejado claro tanto que el álbum "Back to Bedlam" es un clásico de su carrera como que "The Afterlove" lo es apenas nacer.

comments powered by Disqus