Farándula 10/09/2018 - 11:37 p.m. lunes 10 de septiembre de 2018

La carrera como cantante de Lady Gaga jamás habría existido de haber sido más guapa

La cantante y ahora también actriz de cine reconoce que recurrió a la música como una vía de escape para expresar su dolor después de que el acoso que sufrió en el colegio acabara con su autoestima

La carrera como cantante de Lady Gaga jamás habría existido de haber sido más guapa

Bang Showbiz
online@laestrella.com.pa

La consagración de Lady Gaga como actriz se ha fraguado poco a poco: en un principio, la artista optó por dar rienda suelta a esa pasión por la actuación en sus elaborados videoclips hasta que se sintió preparada para aceptar pequeños papeles en películas como 'Machete' o 'Sin City 2: Una dama por la que matar', aunque sin duda su gran oportunidad se la dieron el productor Ryan Murphy y la serie 'American Horror Story', que la presentaron ante el gran público como una intérprete solvente.

El tan anhelado reconocimiento de la industria le ha llegado ahora con el remake de 'A Star Is Born' que dirige Bradley Cooper y solo después de que se erigiera como una de las cantantes más importantes de la última década. Curiosamente, esa etapa de su carrera, la consagrada a la música, podría no haber existido nunca de no haber sido porque ella no se consideraba lo bastante guapa como para triunfar en el cine, una inseguridad que comparte con su personaje en el filme, aunque en el caso de este, ella teme justo lo contrario: que su aspecto suponga una barrera para hacerse un hueco en la industria discográfica.

"Veo mucho de mí misma cuando era más joven en Ally, sobre todo de aquella época en la que no creía en mí misma y sufría acoso en el colegio. Entonces me sentía fea y mi única vía de escape era la música y ahí fue cuando empecé a cantar y a componer canciones y a actuar, porque quería escapar de todo ese dolor", ha recordado Gaga en declaraciones al portal especializado Variety. "Ahora mismo la joven Stefani se siente abrumada y muy agradecida", ha añadido haciendo referencia a su verdadero nombre: Stefani Joanne Germanotta.

Por otra parte, Gaga también ha querido remarcar que las similitudes entre ambas -actriz y personaje- acaban ahí y que en ningún momento ha tratado de crear un álter ego para su debut como protagonista en la gran pantalla.

De cara a la promoción de la cinta y a esta nueva faceta de su trayectoria en general, Gaga parece haberse desprendido de una vez por todas de su estética más provocadora o escandalosa para inspirarse en el antiguo glamour de Hollywood sobre la alfombra roja. Aunque algunos puedan considerar este cambio como una maniobra para revalidar aún más su condición de 'actriz seria', ella insiste en que jamás ha cedido a presiones externas a la hora de construir su imagen pública.

"Yo siempre he intentado ir a contracorriente. Si se esperaba de mí que fuera sexy, yo intentaba con todas mis fuerzas abrazar una estética extraña, y viceversa. Siempre he intentado proyectar cómo me sentía y he tratado de comunicar un mensaje y de asegurarme que nadie se interponía en mi camino cuando quería decir algo", ha apuntado para tranquilizar a todos los que pudieran temer que había traicionado sus antiguos ideales.

 

 

 

comments powered by Disqus